Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Magisterio de los obispos
En momentos de agitación, lo mejor es pedir ayuda al Espíritu de Dios
Viernes 6 Jun 2014 | 11:04 am
« Volver
Formosa (AICA): “En medio de esta vida ajetreada que llevamos, con tantas solicitaciones y agitaciones en nuestro interior y a nuestro alrededor, necesitamos hacer silencio profundo, vaciarnos de nosotros mismos y de nuestros propios proyectos, tan frecuentemente cargados de subjetivismo y de autorreferencialidad como le gusta decir al papa Francisco, e invocar al Espíritu de Dios, pedir su ayuda y suplicarle que venga a nosotros, que permanezca siempre a nuestro lado, para que purifique y fortalezca nuestra connatural fragilidad y debilidad”, sugirió el obispo de Formosa, monseñor Vicente Conejero Gallego, en su editorial en el periódico diocesano Peregrinamos.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El obispo de Formosa, monseñor Vicente Conejero Gallego, recordó que “si queremos vivir para Dios en unión con Cristo Jesús, tal como nos exhorta san Pablo, debemos vivir del Espíritu. Para eso nos fue prometido y enviado el Espíritu Santo por el Padre y Jesucristo, para que, llenos de Él, nos dejemos guiar y conducir por sus inspiraciones”.

“La vida nueva según el Espíritu es, sobre todo, un don sobrenatural, una gracia divina que nace con el bautismo y que requiere también ser cultivada por uno mismo durante toda su existencia. Aquí, como en tantas otras realidades humanas, nos conviene entender aquello de: ‘don y tarea’. Don, porque es gracia y amor de Dios que nos precede y acompaña siempre; pero que, a la vez, necesita, si queremos que alcance su plenitud, de nuestro “sí” libre, y de nuestra continua correspondencia”, subrayó en su editorial en el periódico diocesano Peregrinamos.

“Así lo podemos observar en la vida de Jesús y de María, modelos de santidad y de docilidad permanente al Espíritu de Dios. No viven, como podemos apreciarlo en la Sagrada Escritura, sino para que se haga y cumpla en ellos siempre la voluntad de Dios”, agregó.

El prelado sostuvo que “en medio de esta vida ajetreada que llevamos, con tantas solicitaciones y agitaciones en nuestro interior y a nuestro alrededor, necesitamos hacer silencio profundo, vaciarnos de nosotros mismos y de nuestros propios proyectos, tan frecuentemente cargados de subjetivismo y de autorreferencialidad como le gusta decir al Papa Francisco, e invocar al Espíritu de Dios, pedir su ayuda y suplicarle que venga a nosotros, que permanezca siempre a nuestro lado, para que purifique y fortalezca nuestra connatural fragilidad y debilidad”.

“Afirma San Basilio, en un texto recogido en el Catecismo de la Iglesia Católica: ‘por la comunión con él, el Espíritu Santo nos hace espirituales, nos restablece en el Paraíso, nos lleva al Reino de los cielos y a la adopción filial, nos da la confianza de llamar a Dios Padre y de participar en la gracia de Cristo, de ser llamado hijo de la luz y de tener parte en la gloria eterna’. ¡Qué misión y acción hermosas realiza el Espíritu Santo en nuestra vida! Construye, anima y santifica a la Iglesia”, destacó.

Por último, monseñor Conejero Gallego señaló que “la celebración de Pentecostés nos renueve, fortalezca y nos haga valientes y audaces, personal y comunitariamente, en el anuncio del Evangelio de Jesús, para que llenos del Espíritu Santo y viviendo de Él, y, como los Apóstoles, proclamemos con alegría las maravillas de Dios”.+

Texto completo de la editorial
« Volver
Noticias relacionadas:
Museo Histórico de la catedral formoseña  16.08.2019
Encuentro Diocesano de Catequesis  14.08.2019
Consudec: “Deberíamos llenar nuestros colegios de encuentros personales”  12.08.2019
Mons. Conejero Gallego: “La libertad exige necesariamente la verdad”  09.08.2019
Mons. Conejero Gallego: “No votar a los que proponen la ideología de género”  17.07.2019
Santidad y misión, el centro de las fiestas patronales de la Virgen del Carmen  12.07.2019
Consudec: Buscar que los jóvenes comprendan la vida como vocación  12.07.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton