Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Francisco
El Papa a La Croix: El Estado laico pero respetando la libertad de religión y de conciencia
Miercoles 18 May 2016 | 11:59 am
« Volver
Entrevista de La Croix al Papa ver más
Ciudad del Vaticano (AICA): “Un Estado debe ser laico. Los Estados confesionales terminan mal. Esto va contra la Historia. Creo que una laicidad acompañada de una sólida ley que garantice la libertad religiosa ofrece un marco para avanzar”, precisó el papa Francisco en la entrevista concedida al periodista Sébastien Maillard, del periódico católico francés La Croix, publicada este lunes 17 de mayo, en la que el pontífice respondió a diversas cuestiones, desde el terrorismo islamista, los migrantes, el laicismo, la crisis de las vocaciones, los escándalos de pedofilia, el caso del cardenal Barbarin y la relación con los lefebvristas.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El papa Francisco concedió una entrevista al periodista Sébastien Maillard, del periódico católico francés La Croix, publicada este lunes 16 de mayo, en la que el pontífice respondió a diversas cuestiones, desde el terrorismo islamista, los migrantes, el laicismo, la crisis de las vocaciones, los escándalos de pedofilia, el caso del cardenal Barbarin y la relación con los lefebvristas.

"Un Estado debe ser laico. Los Estados confesionales terminan mal. Esto va contra la Historia. Creo que una laicidad acompañada de una sólida ley que garantice la libertad religiosa ofrece un marco para avanzar”, subrayó el pontífice en la entrevista pero advirtió las “exageraciones” de Francia en laicidad que provienen, a su juicio, de considerar las religiones como una “subcultura”.

De esta forma, el papa Francisco reivindicó el derecho de cada persona a mostrar en público su fe, ya sea una mujer musulmana que quiera llevar el velo -“debe poder hacerlo”─ o un católico que quiere llevar colgada una cruz.

También abogó por que los Estados garanticen a los funcionarios públicos la objeción de conciencia. “El Parlamento es el que debe discutir, argumentar, explicar, dar razones. Es así como crece una sociedad. Sin embargo, una vez que la ley fue aprobada, el Estado también debe respetar las conciencias. El derecho a la objeción de conciencia debe ser reconocido dentro de cada estructura jurídica, porque es un derecho humano. También para un funcionario público”, indicó.

Evitar guetos de inmigrantes
Por otro lado, el Papa arremetió contra la actitud de Occidente en estados como Irak o Libia en los que impusieron la democracia por la fuerza, sin respetar las culturas políticas nacionales, y criticó la creación de guetos de inmigrantes en Europa porque, a su juicio, son el fermento para el terrorismo.

“Frente al terrorismo islámico actual deberíamos cuestionar la manera en que la democracia, que fue demasiado occidental, fue exportada a los países como Irak, donde hubo un poder fuerte, o Libia, donde hubo estructura tribal”, señaló.

Para el pontífice, es “imposible” avanzar en la lucha contra el terrorismo, sin tener en cuenta las culturas políticas nacionales. “Como dijo un libio hace poco: antes teníamos un Khadaffi, ahora tenemos 50”, agregó Francisco en referencia al líder libio Muammar Khadaffi, que fue derrocado y asesinado en 2011.

Asimismo, critió el fenómeno de creación de guetos de inmigrantes aislados en Europa al recordar que los autores del reciente atentado terrorista del aeropuerto de Bruselas eran “ciudadanos belgas e hijos de inmigrantes”. “La peor forma de acogida es la guetización. Al contrario, es necesario integrarlos. En Bruselas, los terroristas eran belgas, hijos de inmigrantes, pero que crecieron en un gueto”, indicó

Un alcalde musulmán en Londres
Francisco valoró como algo positivo la elección del musulmán Sadiq Khan como nuevo alcalde de Londres que, pese a profesar otra religión, prestó juramento en una catedral cristiana, un gesto que para el Papa muestra la importancia de la integración europea. “En Londres, el nuevo alcalde tomó posesión en una catedral y probablemente será recibido por la reina. Esto muestra la importancia de que Europa recupere su capacidad de integración”, señaló.

Musulmanes y cristianos pueden convivir en paz
El pontífice se mostró convencido de que musulmanes y cristianos pueden convivir en paz y afirmó “yo vengo de un país en donde conviven bien”.

“Hoy no creo que haya miedo del Islam, explicó, sino del Estado Islámico y de su guerra de conquista que, en parte, es sacada del Islam. Es cierto que la idea de la conquista pertenece al espíritu del Islam, pero se podría interpretar según la misma idea de conquista el final del Evangelio de Mateo, cuando Jesús envió a sus discípulos a todas las naciones”.

Preguntado sobre si Europa puede “recibir a tantos migrantes”, el Papa respondió que “es una cuestión justa y responsable, porque no se pueden abrir las puertas de par en par de manera irracional”. Sin embargo, para el pontífice, “la cuestión de fondo es por qué hay tantos migrantes hoy”. “El problema inicial son las guerras en Medio Oriente y en África y el subdesarrollo del continente africano, que provoca hambre”, destacó.


Idolatría del dinero versus economía social de mercado
Una de las causas principales, dijo el Santo Padre, es el sistema económico mundial que está “sumido en la idolatría del dinero”, en donde “más del 80 por ciento de las riquezas de la humanidad están en un 16 por ciento de la población”. El Santo Padre aseguró que “un mercado completamente libre no funciona” y si bien “los mercados en sí son un bien, necesitan una tercera parte o un Estado que los controle y equilibre. O sea, lo que es necesario es una economía social de mercado”.

“Si hay guerras -señaló a continuación- es porque hay fabricantes de armas, que pueden ser justificadas para propósitos defensivos y, sobre todo, traficantes de armas. “Si existe todo este desempleo, no es por falta de inversiones capaces de llevar el trabajo que África tanto necesita”.

Falta de Vocaciones
En la entrevista, hablando de la evangelización y de la falta de sacerdotes, el Pontífice subrayó que “no hay necesariamente necesidad de sacerdotes para evangelizar”, y poniendo como ejemplo el caso histórico de Corea, señaló que después de la llegada de los primeros misioneros, fueron los laicos los que llevaron adelante la evangelización. “El bautismo –afirmó el Papa– da fuerza para evangelizar” y el Espíritu Santo recibido en este sacramento impulsa a salir y a difundir el mensaje cristiano con valentía. Al mismo tiempo, el pontífice volvió a denunciar la enfermedad del clericalismo, que es particularmente fuerte en América Latina. Si la piedad popular es fuerte, es, precisamente, porque solo es una iniciativa de los laicos que no fue clericalizada. Esto no es comprendido por el clero.

Caso del cardenal Philippe Barbarin
El pontífice también respondió al caso del cardenal francés Philippe Barbarin, acusado recientemente por cubrir un caso de sacerdotes pederastas, antes de haber llegado como obispo de la diócesis en cuestión, el Santo Padre reiteró: “Como dijo Benedicto XVI es necesaria la tolerancia cero”. Ahora Barbarin “no tiene que renunciar”, porque “sería un contrasentido, una imprudencia. Se verá después de la conclusión del proceso, pero ahora significaría admitir su culpabilidad”. Asimismo añadió que “en este ámbito no pueden haber prescripciones”. “A causa de estos abusos, un sacerdote llamado por vocación a guiar a un niño hacia Dios, lo destruye. Siembra el mal, el resentimiento y el dolor”. Por ello, no se debe tolerar estos casos.

Fraternidad San Pío X
Otra cuestión relacionada con la Iglesia en Francia, es las relación con la Fraternidad San Pío X, fundada por el arzobispo Lefebvre, el Papa indicó que el superior de la Fraternidad San Pío X, monseñor Bernard Fellay “es un hombre con el cual se puede dialogar”. También aseguró que son “católicos en camino hacia la plena comunión” y que es necesario proceder en el diálogo “lentamente y con prudencia


El deber del cristianismo es el servicio
Otros puntos tratados por el papa Francisco fueron los dos Sínodos sobre la Familia que se desarrollaron en el Vaticano y las raíces cristianas de Europa. “Raíces” en plural para el Pontífice, en merito a las cuales muchas veces se generan discusiones a las cuales define como “triunfalistas o resentidas y que tienen sabor a colonialismo”. El deber del cristianismo para Europa es el servicio, afirma el Papa y el don de la vida.+
« Volver
Noticias relacionadas:
El Seminario es una “casa de oración, de estudio y de comunión”, recordó el Papa  09.12.2019
El Papa: Educar a los jóvenes en el respeto a la persona y al medioambiente  09.12.2019
Homenaje a la Virgen: “Ella refleja en la oscuridad más profunda un rayo de luz”  09.12.2019
El Papa en el Ángelus: En María se refleja la belleza de Dios  08.12.2019
El Papa a ONG católicas: “Incluir a los más vulnerables en la casa común”  07.12.2019
El Papa a revista jesuita: escuchar, dialogar y nunca cubrir la realidad  06.12.2019
Francisco pidió a los notarios no ir por la “autopista del beneficio”  06.12.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton