Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Adicciones
Tucumán busca estrategias para luchar contra las adicciones y el narcotráfico
Domingo 27 Nov 2016 | 08:05 am
« Volver
San Miguel de Tucumán (AICA): “Los problemas estructurales requieren cambios estructurales, y estos requieren a su vez políticas de Estado y en las políticas de Estado tiene que estar comprometido el Estado en su totalidad, es decir, todos los estamentos”, afirmó el arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, en el marco de la mesa de diálogo sobre adicciones y narcotráfico que se realizó en la capital tucumana el 24 de noviembre. En esa oportunidad, diferentes especialistas y sacerdotes plantearon la necesidad de un trabajo conjunto para afrontar este problema. Hubo un compromiso a seguir desarrollando estrategias para establecer políticas más claras para llevar adelante estas situaciones.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
Sacerdotes, funcionarios judiciales, representantes del Poder Ejecutivo provincial y nacional, legisladores, educadores e integrantes de la sociedad civil participaron el 24 de noviembre, en la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (Unsta) de la mesa del diálogo convocada por el arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, y coordinada por el doctor Luis Velasco, asesor del Ministerio de Justicia de la Nación y profesor de Derecho Penal de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Durante el encuentro se trataron temas referidos a las adicciones y al narcotráfico con la perspectiva de encarar un trabajo conjunto.

Monseñor Zecca expresó que necesitamos estar comprometidos todos, los tres poderes del Estado, las fuerzas de seguridad y también la ciudadanía.

“Los problemas estructurales requieren cambios estructurales, y estos requieren a su vez políticas de Estado y en las políticas de Estado tiene que estar comprometido el Estado en su totalidad, es decir, todos los estamentos”, sostuvo.

El prelado alabó el trabajo de quienes están comprometidos en el acompañamiento a quienes padecen adicciones y destacó especialmente la labor de la Fazenda, calificando como un “milagro” lo que ocurre allí por medio del compromiso diario, la convivencia, el trabajo, la confianza en Dios. Pero, a la vez, dijo que si un joven se recupera y luego vuelve al ámbito en el que surgió su adicción, lo más probable es que vuelva a esa adicción.

En el debate, numerosos participantes coincidieron en que no hay una política de Estado, y se expresó la necesidad de políticas de prevención y de una educación para la prevención en Tucumán.

Representantes del Ministerio de Educación dijeron que se bajaron talleres para generar conciencia y establecer líneas de trabajo en jornadas docentes sobre qué se hace antes de que se lleguen a las adicciones. También surgió la pregunta de si hay comunicación clara y concisa de los efectos que causan las drogas.

El presbítero Guillermo Cassone, vicario episcopal, marcó cuatro aspectos que hacen a la raíz del tema: familia, escuela, jóvenes más vulnerables y los espacios de contención tan necesarios. También señaló cuatro aspectos sobre el problema del narcotráfico: el rol esencial del Estado, la necesidad de tomar medidas preventivas, el ataque frontal a los narcos y tomar en serio que es una emergencia.

El presbítero Marcelo Durango, miembro activo de la Pastoral de Adicciones, expresó que la función de combatir al narcotráfico es del Estado, que la misma es una responsabilidad impostergable y que nadie la puede realizar sino sólo el estado. También dijo que éste es un problema que está a la vista de todos y que está matando a miles de personas.

El ministro fiscal de la Corte Suprema, doctor Edmundo Jiménez, añadió que, lo que debemos hacer en adelante es ligarnos, unirnos, porque es un problema de todos. Asimismo, dijo que la política debe tener una decisión, que estos problemas nos involucran a todos, y que es importante trabajar vinculados.

“Debiéramos promover, y ese es el ánimo de este mes, un ámbito de conversación a los efectos de fijar objetivos claros para poder avanzar en frenar el narcotráfico y las adicciones, y en la medida en que logremos frenar esto, darle un tratamiento real viendo esencialmente que la incidencia de esta problemática está pegando muy fuerte en los más humildes y vulnerables. Este es el problema que tenemos. Lo que planteamos esencialmente mirando hacia el futuro cuales son las herramientas, qué es lo que debemos cambiar, cuáles son las acciones reales que podemos hacer desde la Iglesia, desde el Estado, desde la provincia, desde la nación a los efectos de empezar a colaborar porque detrás de las estadísticas hay personas”, afirmó el doctor Velazco.

Sobre el final, el funcionario expresó que esto tiene que ser el principio de un esquema de trabajo que se propondrá con los temas que se plantearon. También dijo que se realizará una próxima convocatoria para diálogo y trabajo a fin de establecer políticas más claras para llevar adelante estas situaciones.

Durante la mañana, en el Seminario Mayor de Tucumán, se reunieron los sacerdotes con el doctor Velazco y con la doctora Viviana Grosman, quien preside el centro de mediación de la defensoría del Pueblo de Tucumán. El clero tucumano nuevamente expresó y compartió su preocupación y sus experiencias cotidianas al enfrentarse con estos graves problemas, y reafirmó su compromiso y la continuidad de su trabajo, especialmente, desde la Pastoral de Adicciones.+
« Volver
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton