Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Interés general
Convocan en Ucrania a la oración y el ayuno por la paz
Sabado 1 Abr 2017 | 19:48 pm
« Volver
Buenos Aires (AICA): El domingo 2 de abril, todas las iglesias y religiones de Ucrania harán un día de oración para invocar la paz en el conflicto armado de ese país con Rusia. Al día siguiente, el 3 de abril, las organizaciones religiosas invitan a realizar un ayuno con el mismo fin. “Van a ayunar todos”, dijo a la agencia AICA el jefe de la Iglesia Católica Ucrania, el arzobispo mayor de Kiev, Mons. Sviatoslav Schevchuk.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El domingo 2 de abril, todas las iglesias y religiones de Ucrania harán un día de oración para invocar la paz en el conflicto armado de ese país con Rusia.

El concilio pan ucraniano de las iglesias y organizaciones religiosas ha llamado a todos sus connacionales a implorar a Dios que conceda la paz a esta nación que sufre por la guerra con Rusia y tiene a dos millones de personas desplazadas de sus hogares.

Al día siguiente, lunes 3 de abril, invitan a realizar un ayuno con el mismo propósito.

“Van a ayunar todos”, dijo en un diálogo con periodistas de la agencia AICA el jefe de la Iglesia Católica Ucrania, el arzobispo mayor de Kiev, monseñor Sviatoslav Schevchuk, durante una breve visita a la Argentina.

“El último llamado que hemos firmado es una apelación a la oración y ayuno por la paz en Ucrania. El domingo 2 de abril, católicos, ortodoxos, protestantes, hebreos y musulmanes vamos a rezar juntos en las plazas de toda Ucrania para el fin de la guerra, para la paz”, indicó.

Señaló que las entidades que convocan a la oración y al ayuno representan el 95 por ciento de la realidad religiosa de Ucrania. Integran el concilio panucraniano –que funciona como una organización civil, no gubernamental- todas las iglesias ortodoxas (Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú, Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Kiev y la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala), que forman la mayoría del país; los católicos (de la Iglesia Católica Ucrania, también llamada Greco Católica, que son el 10 por ciento de la población, y los católicos latinos, que son el 2 por ciento); los protestantes, los judíos y los musulmanes.

“Es algo que puede testimoniar lo que decía Juan Pablo II, que Ucrania es un laboratorio del ecumenismo”, dijo monseñor Schevchuk. “Pienso que esta oración, este ayuno es un ecumenismo práctico, algo que nosotros podemos aportar al bien común”.

“Como decía el Papa: El ecumenismo se hace caminando juntos”, agregó. “Para nosotros el ecumenismo no es una idea, un tema para la diplomacia, es un tema pastoral, un tema cotidiano de nuestra vida, que surgió de modo muy distinto en este momento de guerra, porque tenemos una solidaridad impresionante”.

“Nosotros católicos, ortodoxos, protestantes, hemos hecho de todo para parar la guerra, para ayudar a las víctimas de la guerra. Y queremos que todo el mundo sepa la verdad, porque solo la verdad puede parar a un agresor”, afirmó.

El arzobispo mayor de Kiev aprovechó la ocasión para proclamar a todo el mundo que Ucrania es la víctima de una agresión exterior, de la Federación Rusa. “Una buena noticia es que no hay una guerra civil en Ucrania –afirmó-. Las iglesias ucranianas jamás han apoyado la guerra, porque es contraria a la identidad cristiana”.

“Tenemos una solidaridad interna en Ucrania extraordinaria”. Y señaló, por ejemplo, que casi la mitad de los soldados que defienden Ucrania en las trágicas circunstancias que estamos viviendo, hablan ruso: son feligreses de la Iglesia Ortodoxa del Patriarcado de Moscú.

“En este momento de la guerra supimos conservar la paz”, dijo con referencia a las diversas comunidades religiosas. “Eso para nosotros es algo fundamental.” Observó que es evidente que el agresor está provocando una tensión interna, a nivel político y también religioso.

Pero este movimiento interconfesional ora y estimula la capacidad de superar los intereses privados de cada uno para colaborar con el bien común. Ese bien común de la nación, del país, de la sociedad, es algo muy apreciado por la gente, puntualizó, que está cansada de divisiones.

Estimó que el concilio panucraniano fue un instrumento para la colaboración, para tomar una posición conjunta frente a los desafíos, para conservar la paz religiosa, para dar a conocer la verdadera situación en el ámbito internacional.

“Este organismo es muy importante para construir la nueva sociedad ucraniana, sobre los fundamentos de la doctrina social de la Iglesia”. De la Iglesia Católica, reconoció, pero señaló que es algo en que los ortodoxos, los musulmanes, los judíos están de acuerdo completamente. Porque se habla de la dignidad de la persona humana, del bien común.

“Esta situación de guerra nos crea nuevas circunstancias para reflexionar y buscar los caminos para la colaboración”, subrayó monseñor Schevchuk.+


« Volver
Noticias relacionadas:
Reseña de la vida de Mons. Mykycej, recientemente fallecido  24.05.2017
En Ucrania no hay guerra civil, dijo el jefe de la Iglesia Greco-Católica  31.03.2017
Concluyó su visita a la Argentina el Jefe de la Iglesia católica ucrania  30.03.2017
Visita pastoral del Jefe mundial de la Iglesia Ucrania Católica  17.03.2017
Visita pastoral del Arzobispo Mayor ucranio a la Argentina  12.02.2017
El Papa nombró a monseñor Daniel Kozelinski obispo de la Eparquía Ucrania  08.10.2016
Los ucranios en la Argentina adhieren al Bicentenario  14.07.2016
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2017 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton