Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Ecumenismo
Católicos y luteranos: “Es mucho más lo que tenemos en común que lo que nos divide”
Martes 31 Oct 2017 | 10:46 am
« Volver
Ciudad del Vaticano (AICA): “Estamos profundamente agradecidos por el camino ecuménico que hemos recorrido juntos en los últimos 50 años, que ha redundado en la eliminación de prejuicios, una mayor comprensión mutua y la identificación de decisivos acuerdos teológicos”, se lee en la declaración conjunta de la Federación Luterana Mundial y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, firmada hoy martes 31 de octubre, con motivo de finalizar el año de conmemoración de la reforma de Lutero, de la que en 2017 se cumplen 500 años.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
“Estamos profundamente agradecidos por el camino ecuménico que hemos recorrido juntos en los últimos 50 años, que ha redundado en la eliminación de prejuicios, una mayor comprensión mutua y la identificación de decisivos acuerdos teológicos”, se lee en la declaración

También recuerdan el inicio del año de conmemoración, que tuvo lugar justo hace un año en Suecia, con una oración conjunta entre el papa Francisco y el presidente de entonces de la Federación Luterana Mundial, Munib Younan, y tras la que firmaron un documento que “recoge el compromiso de seguir recorriendo juntos el camino ecuménico hacia la unidad por la que oraba Cristo” y declaraba que “sentimos el dolor de quienes comparten su vida entera, pero no pueden compartir la presencia redentora de Dios en la mesa de la Eucaristía.

En el comunicado conjunto publicado hoy, ambas Iglesias se felicitan por ser la primera vez que se aborda la Reforma luterana desde un punto de vista ecuménico, reconociendo que, “si bien el pasado no se puede cambiar”, se puede dar una perspectiva más unitaria que separadora. Además, agradecen los actos de oración conjunta y encuentros teológicos que se han dado este año en distintas partes del mundo.

Finalmente se han comprometido a continuar con el diálogo hacia la unidad de acuerdo a la voluntad de Cristo.

El 31 de octubre de 1517, el monje agustino Martín Lutero clavó una propuesta en las puertas de la iglesia de Wittenberg, Alemania para debatir la doctrina sobre la penitencia y el uso de indulgencias en la puerta del Palacio de Wittenberg, en Alemania. Posteriormente, Lutero desarrolló esos 95 principios de su doctrina llegando a una distinta a la fe católica. Esa fecha es considerada el inicio de la Reforma Protestante.

Declaración conjunta
"El 31 de octubre de 2017, último día del año de conmemoración ecuménica común de la Reforma, estamos muy agradecidos por los dones espirituales y teológicos recibidos a través de la Reforma, conmemoración que compartimos juntos y con nuestros asociados ecuménicos del mundo entero. Asimismo, pedimos perdón por nuestros fracasos, las formas en que los cristianos han herido el Cuerpo del Señor y se han ofendido unos a otros durante los 500 años transcurridos desde el inicio de la Reforma hasta hoy.

Nosotros, luteranos y católicos, estamos profundamente agradecidos por el camino ecuménico que hemos recorrido juntos en los últimos 50 años. Esa peregrinación, sostenida por nuestra oración común, el culto y el diálogo ecuménico, redundó en la eliminación de prejuicios, una mayor comprensión mutua y la identificación de decisivos acuerdos teológicos. Frente a tantas bendiciones a lo largo del camino, elevamos nuestros corazones en alabanza al Dios Trino por la misericordia recibida.

En este día damos una mirada retrospectiva a un año de notables eventos ecuménicos que comenzó el 31 de octubre de 2016 con la oración común luterano-católico romana en Lund, Suecia, en presencia de nuestros asociados ecuménicos. Durante la presidencia de ese servicio, el papa Francisco y el obispo Munib A. Younan, entonces presidente de la Federación Luterana Mundial, firmaron una declaración conjunta que recoge el compromiso de seguir recorriendo juntos el camino ecuménico hacia la unidad por la que oraba Cristo (cf. Juan 17.21). Ese mismo día, nuestro servicio conjunto a quienes necesitan nuestra ayuda y solidaridad también se vio fortalecido por una declaración de intención entre Caritas Internationalis y la Federación Luterana Mundial – Servicio Mundial.

El papa Francisco y el presidente Younan declararon juntos: “Muchos miembros de nuestras comunidades anhelan recibir la Eucaristía en una mesa como expresión concreta de la unidad plena. Sentimos el dolor de quienes comparten su vida entera, pero no pueden compartir la presencia redentora de Dios en la mesa de la Eucaristía. Reconocemos nuestra conjunta responsabilidad pastoral para responder al hambre y la sed espirituales de nuestro pueblo de de ser uno en Cristo. Anhelamos que sea sanada esta herida en el Cuerpo de Cristo. Este es el propósito de nuestros esfuerzos ecuménicos, que deseamos que también progresen mediante la renovación de nuestro compromiso con el diálogo teológico.”

Las bendiciones de este año de conmemoración incluyen el hecho de que por primera vez, luteranos y católicos hayan considerado la Reforma desde una perspectiva ecuménica, lo que dio lugar a un nuevo enfoque de los acontecimientos del siglo XVI que llevaron a nuestra separación. Reconocemos que si bien el pasado no se puede cambiar, su influencia sobre nosotros hoy en día se puede transformar para que sea un estímulo al crecimiento de la comunión y un signo de esperanza a fin de que el mundo supere la división y la fragmentación. Una vez más, resultó claro que lo que tenemos en común es mucho más que aquello que nos divide.

Nos alegra que la Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación, firmada en un acto solemne por la Federación Luterana Mundial y la Iglesia Católica Romana en 1999, también fuera firmada en 2006 por el Consejo Metodista Mundial y por la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas en este año de conmemoración. Además, hoy mismo será acogida y recibida por la Comunión Anglicana en una ceremonia solemne en la abadía de Westminster. Sobre esta base nuestras comuniones cristianas pueden construir un vínculo más estrecho de consenso espiritual y testimonio común en el servicio del evangelio.

Reconocemos con gratitud, los numerosos eventos de oración y culto comunes que luteranos y católicos celebraron junto con sus asociados ecuménicos en distintas partes del mundo, los encuentros teológicos y las publicaciones significativas que dieron sustancia a este año de conmemoración.

De cara al futuro, nos comprometemos a seguir nuestro camino común, guiados por el Espíritu de Dios, hacia la mayor unidad de acuerdo a la voluntad de nuestro Señor Jesucristo. Con ayuda de Dios, pretendemos discernir a través de la oración nuestra comprensión de la Iglesia, la Eucaristía y el Ministerio, buscando un consenso sustancial que permita superar las restantes diferencias que existen entre nosotros. Con profunda alegría y gratitud, confiamos en “que el que comenzó en [nosotros] la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Filipenses 1.6)".




« Volver
Noticias relacionadas:
El Papa denunció la propagación de nuevas formas de racismo y xenofobia  20.09.2018
Premio Ratzinger 2018 para la teóloga Marianne Schlosser y el arquitecto Mario Botta  20.09.2018
Francisco: Honren a sus padres, demuéstrenles afecto y nunca jamás los insulten  19.09.2018
Sínodo de los Obispos: Publican el elenco de los participantes  17.09.2018
Vatican Audio: Nueva aplicación para escuchar al Papa en tu propio idioma  17.09.2018
Card. DiNardo: El encuentro con el Papa fue “un intercambio largo, fructífero y bueno”  13.09.2018
Francisco: “La ternura de Dios nos indica que el amor es el significado de la vida”  13.09.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton