Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Educación
Mons. Eduardo Martín: “La ternura debe ser virtud de toda autoridad docente”
Viernes 9 Feb 2018 | 12:56 pm
« Volver
Corrientes (AICA): Con la participación de más de 800 docentes, concluirá hoy, viernes 9 de febrero, el 55º Curso de Rectores del Consejo Superior de Educación Católica (Consudec), que se está realizando en la ciudad de Corrientes desde el martes 6. “La ternura debe ser virtud de toda autoridad docente”, afirmó el arzobispo de Rosario y presidente de la Comisión Episcopal de Educación, monseñor Eduardo Eliseo Martín, que habló de la necesidad de “humanizar la tarea educativa”.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El arzobispo de Rosario y presidente de la Comisión Episcopal de Educación, monseñor Eduardo Eliseo Martín, señaló la necesidad de “humanizar la tarea educativa”, especialmente mediante la ternura, “virtud de toda verdadera autoridad docente”. Lo hizo durante el Curso de Rectores del Consejo Superior de Educación Católica (Consudec), que se está llevando a cabo en la ciudad de Corrientes desde el martes 6 de febrero hasta hoy, viernes 9, con el lema “La revolución de la ternura es hoy”.

“Qué lema tan estimulante y comprometedor: introducir la ternura, ponerla de relieve, humaniza la tarea educativa y le da un marco grande y abierto, frente a tanto discurso frío, burocrático y meramente técnico”, manifestó el arzobispo. “La técnica es para manipular las cosas, pero la educación, que comporta ciertamente aspectos técnicos, es encuentro y diálogo entre personas, para introducir el significado de la realidad. Donde hay personas humanas ha de haber todo lo que a ellas se refiere y por eso no puede faltar la ternura, que tiene carácter de revolucionario, en el decir del papa Francisco”, agregó.

Asimismo, explicó que en la ternura “se combinan la suavidad en la forma y la firmeza en el fondo”. “Es una virtud de los fuertes que no necesitan maltratar a los otros. Todo lo contrario, la ternura ha de ser virtud de toda verdadera autoridad docente, en toda autoridad educativa, como un verdadero padre y una verdadera madre cuya mayor inquietud es ayudar a crecer a los hijos que Dios les ha dado”, aseveró.

Finalmente, pidió “que a través de nuestra tarea educativa los alumnos puedan experimentar la ternura de Dios y su revolución, esa ternura que les ayude a crecer y ser personas conscientes de sí y de su misión en el mundo, que los llene de certeza, de plenitud y de alegría, de saberse incluidos en ese gran amor, en ese perdón continuo que los hace útiles para el servicio de los demás”.

“La revolución de la ternura responde a la lógica de la misericordia”
El arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik OFCamp, que iba a presidir una misa en el encuentro debió ausentarse para viajar a Salta y asistir a los damnificados por las inundaciones.

En su homilía, que fue leída, el prelado afirmó: “La revolución de la ternura es la contrapartida a la ley del más fuerte, a la prepotencia que aplasta, a la soberbia que humilla y excluye. Es una revolución que desconoce el grito autoritario, la revancha camuflada y el escarmiento insano. Por el contrario, se encuadra en el estilo de Jesús, un estilo que responde a la lógica de la misericordia, de la compasión y de la integración, con las que es posible construir una cultura del encuentro y de la amistad”.

“Para comprender el alcance de esa revolución –continuó- es necesario mirar a Jesús y aprender con Él el itinerario pedagógico que realizó desde el misterio de su encarnación, pasando por su pasión y muerte, y contemplarlo vivo y resucitado, íntimo y a la vez universal, traspasando toda la creación”. “En Él está la sabiduría de la ternura, Él es el maestro de la ternura y solo con Él es posible la verdadera revolución de la ternura”, aseguró.

Para finalizar, el arzobispo expresó: “Y como nos encontramos aquí en un ámbito pedagógico y educativo, no olvidemos que el gesto humano que mejor recoge el contenido esencial de la revolución de la ternura es la señal de la cruz”. “Rehabilitemos este signo irremplazable y fundamental que nos identifica como discípulos misioneros de Jesús, situados en la Iglesia, para que los valores evangélicos que nos inspira esa señal se conviertan en normas educativas, motivaciones interiores y, al mismo tiempo, en metas finales”, concluyó. +

» Texto completo de la homilía


AICA la hacen y la sostienen sus propios lectores mediante aportes voluntarios. Para enviar su donativo mediante tarjeta de crédito o de débito, transferencia bancaria, Pago Fácil, Rapipago y otras opciones, ingrese en: http://donar.aica.org/


« Volver
Noticias relacionadas:
Se reunió la Junta Diocesana de Catequesis de Goya  16.08.2018
Educadores de Tucumán contra las ideologías que promueven el aborto  08.08.2018
La mesa interreligiosa de Corrientes llamó a la responsabilidad de los gobernantes  07.08.2018
Los abogados correntinos instan al rechazo de la ley de aborto  31.07.2018
Mons. Castagna: El Evangelio es la respuesta a las necesidades humanas  27.07.2018
Curso de Directivos y Docentes de Nivel Inicial y Primario  26.07.2018
Corrientes celebra a Santa Ana  25.07.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton