Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Parroquias y templos
112º aniversario de la dedicación de la catedral marplatense
Lunes 12 Feb 2018 | 10:44 am
« Volver
Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA): En el marco de la Semana Vocacional diocesana, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, presidió el 9 de febrero la Eucaristía en la solemnidad de la dedicación de la catedral de los Santos Pedro y Cecilia. En el marco de la celebración, confirió el ministerio del lectorado a dos seminaristas.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, presidió el 9 de febrero la misa con motivo del 112º aniversario de la dedicación de la catedral de los Santos Pedro y Cecilia.

La Eucaristía fue concelebrada por el párroco de la catedral, presbítero Ariel Sueiro, y el vicario general de la diócesis y asesor de los seminaristas, presbítero Luis Alboniga, entre otros sacerdotes, seminaristas y diáconos. Durante la celebración, el obispo confirió el ministerio del lectorado a los seminaristas Juan Pablo Arrachea y Germán Kailer.

“Celebramos hoy la gracia de que hace 112 años, este templo quedara consagrado para el culto para Dios, para la celebración de la comunidad cristiana”, comenzó el obispo, y consideró que “es importante el día de la dedicación para cualquier templo, en especial para este, iglesia madre de Mar del Plata y catedral después de nuestra querida Iglesia diocesana".

El prelado reflexionó luego sobre la liturgia de la palabra: "Jesucristo es templo, nosotros somos templo, y el edificio es templo", comparó. "Jesús juega simbólicamente con la realidad del templo, haciendo referencia al edificio pero sobre todo a su persona, porque él es realmente el templo con mayúscula. Lo propio del templo es el encuentro entre lo divino y lo humano”, explicó. Por eso, “Jesucristo es templo con mayúscula, porque en su persona, lo divino y lo humano en sus dos naturalezas se dan profundamente la mano", continuó.

Luego se refirió a que "nosotros somos templo, cada uno de nosotros, y la comunidad reunida. La primera carta de San Pablo a los corintios lo expresa: ante Jesucristo somos templos de Dios. Tenemos que valorar que somos templo de Dios, templo del Espíritu Santo, que nuestras familias y comunidades son templo, espacio privilegiado donde lo divino y humano se puedan abrazar".

"Teniendo como fundamento a Jesucristo, cada uno de nosotros como templo de Dios, y reunidos en comunidad, damos gracias a Dios y bendecimos la realidad de los templos materiales, donde la comunidad se reúne y donde cada uno de nosotros podemos dar culto a Dios”, destacó monseñor Mestre.

“Hoy, celebrando la dedicación de esta Catedral, el edificio de este templo tiene un valor enorme que viene de su fundamento: Jesucristo, templo con mayúscula. Necesitamos de este lugar santo para rendir culto a Dios”, manifestó, agradeciendo al Señor y pidiéndole “que tengamos la capacidad de cuidarlo, mantenerlo, darlo a conocer como lugar de encuentro con tu presencia, tu misterio”.

“¡Qué lindo si, como comunidad cristiana, damos realmente el valor que tiene el templo y hacemos lo posible colaborando para que cada vez esté más bello, para que podamos restaurarlo en su interior, en el exterior, que sea lugar de culto y encuentro con Jesucristo!”, expresó el obispo.

Finalmente, en el contexto de la Semana Vocacional, se dirigió a los seminaristas Germán y Juan Pablo: “Hoy recibirán el ministerio del lectorado, un paso más en esta rica etapa de la formación inicial al sacerdocio, que están viviendo bajo el título de 'configuración con Jesucristo'”, explicó.

“Hoy, al recibir el lectorado, más allá del sentido formal y de que seguirán realizando lo mismo que hacían hasta ahora, que es leer la palabra de Dios, lo harán en un sentido profundamente espiritual, configurándose con Cristo, palabra de Dios, que se revela de manera particular en la Sagrada Biblia", continuó monseñor Mestre, y recordó que "Juan Pablo II insiste en la lectio divina como elemento esencial de la vida espiritual para formarse como pastores, encontrarse con el Señor en la lectura orante de la Biblia. Benedicto XVI también lo expresa en Dei Verbum. Y pensaba en una de las recientes frases del papa Francisco donde remarcó que la exégesis más auténtica es una vida Santa. Está perfecto que estudien y que profundicen, pero sobre todas las cosas que puedan descubrir todos, queridos hermanos, cada uno en su vocación específica, que la verdadera exégesis de la Escritura se plasma en una vida santa. La lectio divina, transforma la vida", concluyó.+



[/n] AICA la hacen y la sostienen sus propios lectores mediante aportes voluntarios. Para enviar su donativo mediante tarjeta de crédito o de débito, transferencia bancaria, Pago Fácil, Rapipago y otras opciones, ingrese en: http://donar.aica.org/[/cit]


« Volver
Noticias relacionadas:
Mons. Mestre: “El Espíritu es Maestro en comunicación”  23.05.2018
Mons. Mestre invitó a los jóvenes a dejarse "llenar" por el Espíritu Santo  22.05.2018
A seis meses de la desaparición del ARA San Juan, misa conmemorativa  16.05.2018
“¿Estamos muy atados a los criterios del mundo?”, nos pregunta monseñor Mestre  16.05.2018
Mons. Mestre: “Dios es amor: la definición más acabada de Dios”  09.05.2018
Mons. Mestre al nuevo sacerdote: “Escuchá que Jesús te llama amigo”  08.05.2018
“¿Qué implica permanecer en Jesús?”, enseña monseñor Mestre  03.05.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton