Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Interés general
Mons. García: “Nuestra política es la defensa de la vida”
Miercoles 28 Feb 2018 | 11:47 am
« Volver
San Justo (Buenos Aires) (AICA): El obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, aseguró que la “política” de la Iglesia es “la defensa de la vida” y “no sólo en el tema del aborto” y detalló cuáles son, a su entender, las condiciones “institucional, social y mediática” que se deben dar para que el papa Francisco evalúe venir a la Argentina.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, aseguró que la “política” de la Iglesia es “la defensa de la vida” y “no sólo en el tema del aborto” y detalló cuáles son, a su entender, las condiciones “institucional, social y mediática” que se deben dar para que el papa Francisco evalúe venir a la Argentina.

En una entrevista concedida a la agencia zonal Almafuerte Noticias, el prelado habló de su próximo encuentro con el Papa, de su amistad con Jorge Bergoglio, del trato que recibe el pontífice en la prensa argentina y del trabajo social que desarrolla la diócesis de San Justo.

- ¿Cuáles son las expectativas ante este nuevo viaje a Roma?
- Las mejores. Como Asesor Internacional de la Acción Católica, tenemos que ir cada 3 meses a reunirnos con los otros asesores de todo el mundo. Además, aproveché para pedirle a Su Santidad un momento para estar a solas con él y bueno, saludarlo, conversar y reflexionar. Aclaro que no es una visita protocolar, sino un encuentro entre amigos.

- Tuvieron un encuentro en Perú.
- El encuentro fue casual, una sorpresa. Realmente no pensé que iba a estar adentro porque no tenía credencial, pero al final pude pasar y luego de 3 horas al lado de la Catedral, ingresé al mismo tiempo que el Papa y bueno, se dio el encuentro y el saludo.

Tengo la suerte de poder estar con él fuera de los protocolos. El hecho de haber trabajado 12 años junto a él y de conocerlo desde hace más de 20, me permiten tener este tipo de relación, casi familiar. “¿Qué hacés acá?”, me dice cada vez que me ve. Mi respuesta es siempre la misma, estoy acá por vos.

- En esa informalidad, ¿cuáles son los temas de los que hablan?
- Bueno, cuando tengo la posibilidad como esta vez de tener un momento tranquilo con él, charlamos un poco de todo. Hablamos de cómo está viviendo las distintas realidades eclesiásticas. Cómo está él, cómo se siente, cómo ve las cosas. Él también se interesa mucho por lo que está pasando acá. Yo lo mantengo informado. Siempre le llevo y le muestro los proyectos que vamos haciendo.

Cada vez que voy le muestro el trabajo que hacemos en el Partido de la Matanza y trato de que nos grabe algún video, como fue el que nos envió para los "Amigos de La Matanza" o el llamado en el encuentro de catequistas o en la Misa de niños. Trato de que llegue siempre algún mensaje de aliento. Eso me lo permite la relación que tenemos, por la informalidad de los mensajes y claro, la predisposición de él.

Con respecto a los proyectos, él siempre me dice “metéle”.

- ¿Qué opinión tiene acerca del trato que recibe el Papa por parte de la prensa argentina?
- Creo que el trato que recibe es muy ambivalente. No sé por qué cierto sector siempre trata de poner palos en la rueda, quedarse en nimiedades y no tener la verdadera dimensión de lo que el Papa está realizando a nivel internacional.

Por ejemplo el tema de que si viene o no viene y demás. ¿Por qué tendría que venir?, a tantos otros lugares no ha ido. Lo dijo él, me tuvieron 75 años allá y esto lo digo yo, no lo supimos aprovechar.

Entonces con nuestro orgullo herido porque no viene, le pegamos y empezamos a cuestionar con quién se junta y con quién no. Además de la utilización política.

Nadie cuestiona en el Evangelio a Jesús que se haya acercado a la pecadora o que se haya acercado a Mateo. ¿Por qué cuestionamos si el Papa se acerca a personas controvertidas? Él es el Papa de todos, no de algunos. No solo de los buenos, de los honestos, de los que aparentemente tienen el “expediente en orden”. Eso no fue lo que hizo Jesús. Él desbarató toda esa pretensión que tenían los fariseos, que eran los limpios, los aparentemente honestos y se acercó a los que más lo necesitaban, los despreciados por la sociedad.

- El Papa ha tenido gestos a la altura de su mensaje, de gran importancia a nivel mundial. No nos podemos quedar en el “chiquitaje”.
- En Perú por ejemplo, asistieron un millón y medio de personas en la última Misa. Eso sin dudas es un fenómeno.

- Para cerrar el tema, esto lo tenemos que preguntar. ¿Viene? ¿no viene?
- Tengo sentimientos encontrados al respecto. Como argentino, por el pueblo sencillo, me gustaría que venga. Pero no sé si estamos manejando las cosas de la mejor manera como para que venga. Creo que tendríamos que ofrecerle tranquilidad a nivel institucional, social y mediática para que el Papa evalúe venir. Además, ¿por qué pensamos que tendría que venir a Buenos Aires y no a otra provincia? Al principio de su papado él me comentó que en caso de que existiera la posibilidad de venir, no visitaría los mismos lugares que visitó Juan Pablo II.

- Legalización del aborto. Se debate abiertamente, hay marchas multitudinarias y hasta el Papa se ha referido acerca del tema. ¿Cuál es su opinión? (Ndr.: al momento de la entrevista, el Gobierno no había habilitado la libertad de acción a sus legisladores).
- Obviamente no estoy de acuerdo con la postura del aborto, porque hay una vida de por medio. Si yo como adulto me creo con el derecho de determinar el sí o el no de una vida, estamos ante una gran falta, incluso mayor al homicidio.

Como decía la Madre Teresa, “no aborten, dénmelos a mí”. Hay que contemplar otras opciones como la adopción. La vida está ante todo.

Creo que en el acto de procrear hay que tener responsabilidad, hay que ser responsables. Saber que eso está en juego y es posible. Hacerse responsable de las consecuencias.

- ¿No cree en que el papel del Estado debe ser mayor?
- Creo que hay una ausencia del Estado por el hecho de no tener valores en la educación. Identificar absolutamente la defensa de la vida como un tema religioso y no como un tema antropológico y social es un error. No es un tema de los católicos que defendemos la vida, creo que todos los hermanos debemos defender la vida. Si nos encontramos en una crisis humana y social, entonces tenemos que replantearnos un montón de cosas.

El Estado tiene que transmitir responsabilidad ante la vida. No tiene que simplemente apagar el fuego.

- La consigna de la marcha es que cada uno decide sobre su cuerpo.
- Me parece que es una falacia. Porque hay una vida a la que no le estamos dejando elegir.

- Otro tema históricamente controversial para la Iglesia y que también ha tenido a Francisco exponiéndose sobre el tema, es la homosexualidad. ¿Cuál es su postura?
- Yo no me puedo meter en la decisión de cada persona y con quién se quiere unir cada uno. No puedo juzgar los sentimientos y sus actitudes. Cada uno en su libre albedrío, que decida lo mejor para uno, que no se haga daño y que no haga daño a un tercero.

Pero por qué igualar lo que es diverso. La riqueza de la sociedad está en la diversidad, no en la nivelación.

Yo no puedo hacer pasar a toda la sociedad por mis opciones de “colador de fe”, pero así como uno respeta la diversidad, quiero que también se respete mi diversidad. Y además, que no se iguale lo que no es igualable.

- Último tema. Cuéntenos un poco del trabajo social que se realiza desde el obispado y de la reapertura de la colonia Mi Esperanza, sin dudas algo trascendental dentro del Partido.
- La colonia es solo un puntito de todo el trabajo que realizamos. El trabajo en La Matanza siempre queda chico.Estamos con muchas expectativas por el desarrollo que le podemos dar a la Colonia, además del proyecto de urbanización de las villas San Petersburgo, 17 de Marzo y Puerta de Hierro.

Todo esto nos tiene muy entusiasmados y con ganas porque vemos que hay una necesidad muy grande de la gente y nuestra también, por supuesto, de que los más vulnerados vivan con dignidad.

No se puede concebir que a media hora de la Capital Federal, haya gente sin los servicios básicos para vivir, como pasa en las villas que mencionaba. Esto es inconcebible. Lastima directamente a la dignidad de las personas, el crecimiento y afecta el desarrollo también de una barriada más sana.

Nuestras barriadas hoy sufren condiciones infrahumanas. Lo que los lleva a una imposibilidad de educación, a no conseguir trabajo, lo que los acerca directamente a las drogas y los hace descartables.

Sabemos que la urbanización no es la solución absoluta, porque también es un tema cultural, pero es un paso que hay que dar.

- ¿Existe algún tipo de asistencia de parte del gobierno municipal ante este trabajo que viene realizando el obispado?
- No todas las áreas en donde estamos trabajando pertenecen al Municipio, sino también a Provincia o Nación. Por ese motivo, cualquier tipo de colaboración es bienvenida.

- Nosotros como Obispado trabajamos con todos aquellos que tengan buenas intenciones y deseos de hacer el bien.

- Nuestra política es la defensa de la vida. No sólo en el tema del aborto, sino con la vida que nació, que creció y que está dando vueltas, ¿qué solución le damos?+




« Volver
Noticias relacionadas:
Comunicadores por la Vida tendrán su primer encuentro nacional  11.12.2018
Evangélicos se suman al pedido de derogación del protocolo abortista en Entre Ríos  10.12.2018
Rosario: Reconsiderarán ordenanza sobre el retiro de imágenes religiosas  10.12.2018
Aborto en Concordia: “Ningún protocolo puede alterar la Constitución que protege la vida”  07.12.2018
Mesa Interreligiosa pide reconsiderar el decreto para retirar símbolos religiosos  06.12.2018
Placa conmemorativa por los 80 años del Sanatorio San José  06.12.2018
Alarma por las situaciones de inseguridad en la Casa “Santo Cura Brochero”  05.12.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton