Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Familia y Vida
Aborto: “¿Puede ser legal la matanza de inocentes en un país civilizado?”
Jueves 1 Mar 2018 | 10:30 am
« Volver
Buenos Aires (AICA): La presidenta de Fampaz (Familias unidas por la Paz), Olga Muñoz, consideró que ante el reclamo de “pequeños grupos ideologizados” que piden las despenalización del aborto, cabe preguntarse: “¿Puede ser legal la matanza de inocentes en un país civilizado?”. ¨Recordemos que tanto al instante de la concepción, como lo ampara nuestra Constitución, o en la semana 14, como se pretende legislar, el aborto es el crimen más atroz que puede cometer la raza humana, contra su propia especie”, subrayó.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
La presidenta de Fampaz (Familias unidas por la Paz), Olga Muñoz, advirtió sobre “el avance de la ideología del aborto legal” y consideró que, ante el reclamo de “pequeños grupos ideologizados”, cabe preguntarse: “¿Puede ser legal la matanza de inocentes en un país civilizado?”

En una reflexión junto con la Marcha de los Escarpines, que se realiza mensualmente frente al Congreso de la Nación, la referente provida reflexionó sobre la decisión de abrir el debate legislativo por la despenalización del aborto.

Muñoz cuestionó que se presione a los legisladores con el argumento de la justicia social, y afirmó que el aborto “es un acto socialmente injusto, quitar la vida a un indefenso que no puede defenderse”.

“Justicia social es la que protege a los ciudadanos, no la que los separa en ciudadanos de primera, los queridos y aceptados y ciudadanos de segunda, los que se condena a muerte sin juicio previo, por el solo deseo de su madre de impedir que nazca”, diferenció.

La dirigente aseguró que la deuda social del Estado es "trabajar en dar solución a la situación de tantas mujeres desesperadas, contenerlas, protegerlas hasta que puedan dar a luz” y pidió: “Si no quieren tener la responsabilidad de otra persona a su cargo, dar rápidamente otra solución posible, que nunca debe ser matar al propio hijo”.

“La muerte nunca es solución a nada, siempre es negación, la vida es posibilidad de todo y de ser participe a formar un mundo mejor, juguémonos por la vida. Un montón de niños indefensos por nacer, esperan que los legisladores y las leyes argentinas, los defiendan. No caigamos en un reduccionismo de las clases dirigentes hacia las masas”, sostuvo.

“Cambiemos el futuro haciendo honor a la verdad. Recordemos que tanto, al instante de la concepción, como lo ampara nuestra Constitución, o en la semana 14, como se pretenden legislar, el aborto es el crimen más atroz que puede cometer la raza humana, contra su propia especie”, concluyó.

Texto completo de la reflexión
La pregunta de Fampaz junto a Marcha de los Escarpines, ante el reclamo de pequeños grupos ideologizados que están pidiendo el aborto es ¿Puede ser legal la matanza de inocentes en un país civilizado?

Se reclama como que es seguro y gratuito. Ninguna de las dos cosas es verdad, ningún aborto es seguro para la mujer que se lo practica, ya que es un acto quirúrgico y en todo acto quirúrgico hay un riesgo de vida, un bisturí que se dispara, una hemorragia que no se controla, una anestesia en exceso, una falla en nuestro cuerpo, el riesgo siempre es alto, como lo es cualquier acto quirúrgico.

Lo más triste que el aborto seguro, que se proclama, solo es seguro para matar a la pequeña personita en crecimiento, a veces puede matar a ambos, madre e hijo, pero el bebe siempre muere, para ella o el, la única seguridad es la flagelación y muerte.

Se dice que es un tema de salud pública, la salud pública es para otorgar salud al enfermo, acá nadie está enfermo, solo hay una mujer en el mejor estado de su vida, un embarazo, y un deseo personal matar la persona que lleva en su vientre. Por lo tanto, lo de “salud pública” deja de ser salud para transformarse en homicidio culposo u otra cosa, pero nunca es Salud Publica, si se lo incluyera como salud pública se desacreditaría el término y el profesional. Nadie concurre a curarse a un médico, que es de público conocimiento que usa su profesión para matar personas.

El termino gratuito es otra mentira, todo va a salir de nuestros impuestos, estemos o no de acuerdo con la matanza de bebes, por lo cual estos impuestos deberán ser más elevados, y los ciudadanos deberemos afrontar con nuestros salarios reducidos, este gasto del que no compartimos su fin.

Se habla para presionar a los legisladores sobre que es un tema de justicia social. En realidad, es un acto socialmente injusto, quitar la vida a un indefenso que no puede defenderse. Justicia social es la que protege a los ciudadanos, no la que los separa en Ciudadanos de primera, los queridos y aceptados y ciudadanos de segunda, los que se condena a muerte sin juicio previo, por el solo deseo de su madre de impedir que nazca.

Los grupos feministas, que viven haciendo desmanes en las ciudades donde realizan sus Encuentros Nacionales de Mujeres, insultando a las autoridades, y dejando pintadas de “Muerte al Macho” en las paredes, que agravian a quien piensa diferente y que han demostrado desde hace más de treinta años, su intolerancia ante cualquier postura religiosa, ya sea judía, católica, budista, protestante…etc. Y hoy hablan de derechos humanos, de respeto a la mitad de la población, que según ellas son mujeres, son una farsa. Motivo esto en que: no todas las mujeres están de acuerdo con estas posturas agresivas y no todas las mamas quieren matar a sus hijos. De hecho, hay otra realidad de mujeres, que trabajan, cuidan sus hogares, casadas o no, educan a sus hijos para crezcan como ciudadanos dignos y respetuosos de la ley. Es mentira que un pequeño grupo ideologizado con ideas de muerte nos represente a todas las mujeres del país. Es mentira que estos grupos minoritarios de abortistas, represente a esas madres que día a día, se sacrifican para que este país crezca, para que sus hijos y nietos, tengan un mejor porvenir en él. Son esos millones de mujeres comunes que no hacen política, pero si aportan mucho capital al estado, las que no se sienten identificadas, con sembrar la guerra a la Vida en un país como el nuestro, las que no salen de su asombro y amargura, al ver como nuestros legisladores pueden hacer lugar al tratamiento de una ley tan macabra y oscura, como lo es tratar el exterminio de la propia especie, en el vientre materno.

Las feministas piden a los legisladores “desprenderse de sus creencias personales”, para votar a favor de la despenalización del aborto. Y tienen razón para votar a favor de una ley tan triste y devastadora, hay que dejar de ser persona, y no se puede creer en alguna fuerza superior, ya que por temor a Dios o superstición es sabido, que cada acto tiene su repercusión en el cielo, el espacio y siempre en la historia, y ser protagonista de una afrenta tan grande a la vida, merece no creer en nada, ahí no se equivocan las feministas.

Mienten estas mujeres, cuando dicen que “la población que no quiere se vote a favor del aborto es hipócrita”, porque está a favor del aborto clandestino. Habitualmente el ladrón cree que todos roban. No es así señoras, somos muchas las que no estamos a favor del aborto, ni legal, ni clandestino, pero si estamos a favor de una verdadera justicia, que proteja al más débil, y de acogimiento a tantas mujeres que son maltratadas, violentadas, usadas, esa es la deuda social a la que debieran apuntar nuestros legisladores, esa es la deuda que tienen con las mujeres los gobiernos permisivos. Trabajar en dar solución a la situación de tantas mujeres desesperadas, contenerlas, protegerlas hasta que puedan dar a luz, y si no quieren tener la responsabilidad de otra persona a su cargo, dar rápidamente otra solución posible, que nunca debe ser” matar al propio hijo”.

Las mujeres que somos mayoría, aunque no nos escuchen, porque estamos sacando nuestros hogares adelante, y no tenemos tiempo para salir a la calle a mostrarnos, que pusimos nuestra confianza en los dirigentes que esperamos no nos defrauden dejándose llevar por una minoría politizada. No estamos en contra de la educación sexual, por el contrario, estamos a favor de una educación sexual integral, impartida en un consenso entre los padres primeros educadores de los hijos y la escuela. Que respete, los ciclos evolutivos de niños y adolescentes, porque esta educación toca el corazón, el pudor y el crecimiento interior de niños y jóvenes. Como destaco el presidente en su discurso la abundancia de embarazos adolescentes, ¿no se debe acaso a la frivolidad con que se tratan estos temas? Los educadores familiares, aseguran que la mejor enseñanza es el ejemplo. Hacia ahí debemos apuntar, tenemos un país en crisis de valores, de que sirve que la economía mejore, si los ciudadanos pierden el rumbo ético de sus costumbres, que es la luz que lo lleva hacia la Verdad. Aprobar leyes que no son sanas para la mente, crea costumbres nocivas que enferma toda la sociedad.

Haciendo hincapié a la educación de excelencia, que quiere se imparta nuestro presidente, destaco los estudios de Gilbert, que dice “El desarrollo humano se inicia en la concepción o fecundación, proceso durante el cual se une el gameto masculino o espermatozoide con un gameto femenino u ovocito(ovulo) para formar una célula que se llama cigoto (del griego “cigotos” unidos entre sí) Esta célula totipotente de gran especialización constituye el inicio de todos los seres humanos como individuos únicos” Tanto Moore, Keint y Persuad se detienen en esa distinción entre concepción y ovulación Ellos afirman que el desarrollo humano es un proceso continuo que se inicia, cuando un ovocito(ovulo) de una mujer es fecundado por un espermatozoo del varón “ (T:V:N:k Embriología clínica, Ed. Interamericana, Mc Graw-Hil, 5taed. 1995,pag.15 . extraído del libro “El embrión una persona en la primer etapa de la vida” editado por la comisión de Bioética Padre José Kentenich.

FAMPAZ reafirma con este comentario científico lo que defiende desde su inicio “La vida comienza en la concepción” La muerte nunca es solución a nada, siempre es negación, la Vida es luz y alegría, ya que abre todas las posibilidades a participar en formar un mundo mejor, invitamos a jugarnos por la Vida, un montón de niños indefensos por nacer, esperan que los legisladores y las leyes argentinas, los defiendan. Invitamos a todas las mujeres que aman la familia y la vida, a no caer en el reduccionismo de las clases dirigentes hacia las masas. “Cambiemos el futuro haciendo honor a la verdad”. Recordemos que tanto, al instante de la concepción, como lo ampara nuestra Constitución, o en la semana 14, como pretenden legislar, el aborto es el crimen mas atroz que puede cometer la raza humana, contra su propia especie. Pedimos a las mujeres que hacen crecer al país, desde su lugar de centinelas anónimas, vivida entre pañales y ollas, a defender la Vida, los hijos y la familia, de ideologías extrañas a nuestra identidad.

Marcha de los Escarpines estará presente en el Congreso (Rivadavia y Callao) el miércoles 6 de Marzo a las 18hs como desde el 2006, defendiendo la Vida Rezando el Rosario por la Vida, para que Dios obre sobre quienes deben legislar.

Olga Muñoz
Presidenta de FAMPAZ





« Volver
Noticias relacionadas:
Se realizó la Asamblea de la Vida Consagrada  13.09.2019
Rechazan la designación de Graham como defensora de los Derechos del Niño  11.09.2019
Mons. Torrado Mosconi anima a renovar, profundizar y fortalecer la vida consagrada  10.09.2019
Mons. Bochatey: “El mundo nos está pidiendo vida consagrada, testimonios urgentes”  09.09.2019
Día de la Vida Consagrada y bodas de plata de tres monjas no videntes  09.09.2019
Mons. Canecín: “Gracias por ser todos de Él y para Él”  06.09.2019
Posadas celebra la Vida Consagrada  06.09.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton