Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Magisterio de los obispos
Mons. Frassia: En momentos difíciles, refugiarse en la oración
Jueves 22 Mar 2018 | 09:26 am
« Volver
Avellaneda (Buenos Aires) (AICA): Además del ambón de la catedral, el obispo de Avellaneda-Lanús, Mons. Rubén Frassia, utiliza dominicalmente las ondas radiales para difundir el Evangelio a un mayor auditorio que el que puede reunirse en el templo. Desde hace varios años, sus reflexiones sobre las lecturas bíblicas del domingo se difunden a través del programa “Compartiendo el Evangelio”, que se emite por radios de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
Además del ambón de la catedral, el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, utiliza dominicalmente las ondas radiales para difundir la Buena Nueva del Evangelio a un mayor auditorio que el que puede reunirse en el templo. Así, desde hace varios años, sus reflexiones sobre las lecturas bíblicas del domingo, se difunden a través del programa “Compartiendo el Evangelio”, que se emite por radios de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense.

El pasado domingo, quinto de Cuaresma, el pastor avellanedense se refirió al pasaje evangélico donde Jesús anuncia que "ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser glorificado"; y que "si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto. El que tiene apego a su vida la perderá y el que no está apegado a su vida en este mundo, la conservará para la Vida eterna. El que quiera servirme que me siga", y "cuando yo sea levantado en alto sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí".

"Este es un texto maravilloso -explicó monseñor Frassia- donde Cristo, el Hijo de Dios, es obediente al Padre, sabe para qué vino, sabe por qué y a qué fue enviado; Él tiene conciencia de su mesianismo, tiene conciencia de que es Hijo de Dios y tiene conciencia también de lo que le va a pasar; les dice “para esta hora he venido” y pide fuerzas al Padre para ser fortalecido".

"Muchas veces en la vida -expresó el prelado- nos encontramos ante situaciones vulnerables como tribulaciones, dificultades, fracasos, enfermedades, ante límites muy grandes y muy graves. Es el momento en el que uno tiene que abrirse en la oración y pedirle a Dios fuerzas para entender, para aceptar, para vivir y para ofrecer. Aquí está lo importante: no hay que bajarse de la cruz, ni quitarse de la cruz, ni rechazar la cruz, pero sí hay que pedir fuerza para que uno viva no sólo como discípulo, sino también como testigo".

Por último el obispo de Avellaneda-Lanús insta a "vivir como victoriosos, como entusiastas, como personas, como cristianos, como creyentes, como hijos de Dios, como hijos de la Iglesia, y no como derrotados, apenados, entristecidos, aplastados, minimizados, sino con la fuerza del Espíritu".+






AICA la hacen y la sostienen sus propios lectores mediante aportes voluntarios. Para enviar su donativo mediante tarjeta de crédito o de débito, transferencia bancaria, Pago Fácil, Rapipago y otras opciones, ingrese en: http://donar.aica.org/




« Volver
Noticias relacionadas:
Mons. Buenanueva: “Una Iglesia libre, en un Estado libre, en una sociedad de hombres y mujeres libres”  17.07.2018
Mons. Frassia: “La vida es una verdad indiscutible y no negociable”  17.07.2018
Mons. Han Lim Moon“¿Qué hacer ante la estrategia del enemigo?”  13.07.2018
Mons Frassia: Cuando uno vive en la fe es más respetuoso de los demás  12.07.2018
Mons. Buenanueva: “Jesús no pudo”  11.07.2018
La Constitución, el mundial y los mandamientos  08.07.2018
Mons. Han Lim Moon: “El Señor nos pide que digamos la verdad sobre la vida”  06.07.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton