Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Fallecimientos
Nueve de Julio: Último adiós al sacerdote Liborio Pérez
Miercoles 4 Abr 2018 | 11:43 am
« Volver
Nueve de Julio (Buenos Aires) (AICA): Acompañado por los sacerdotes de la diócesis, el obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, presidió la misa exequial del presbítero Liborio Pérez, el lunes 2 de abril en la parroquia San Martín de Porres, de la localidad de Bragado.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
Una multitud de fieles de la localidad de Bragado se congregó el lunes 2 de abril para dar el último adiós al presbítero Liborio Pérez, fallecido el Viernes Santo a los 91 años.

La ceremonia estuvo presidida por el obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, acompañado por los sacerdotes de la diócesis. El prelado destacó algunos de los rasgos más sobresalientes del padre Liborio.

La ceremonia se realizó en la parroquia San Martín de Porres, donde el sacerdote asumió en 1993 y permaneció hasta su último día, y desde donde reorganizó la vida parroquial y llevó la presencia de la Iglesia a los nuevos y extensos barrios de esa jurisdicción.

“Sencillez, entusiasmo y entrega por el prójimo, fueron sin lugar a dudas los rasgos más destacados del querido y respetado sacerdote cuya frase preferida entre los jóvenes era ‘tengo el cuerpo viejo pero el alma joven’”, señaló el obispo.

“Estamos tristes por extrañar a quien fue nuestro padre; el padre de los jóvenes que lo lloraron de manera muy especial. Pero tenemos que tener la alegría de la resurrección y el gozo de que Dios nos ha regalado la presencia de Jesús, a través de la vida del padre Liborio”, aseguró.

Durante la despedida, monseñor Torrado Mosconi recordó que a pesar de sus apremios y de sus numerosas obligaciones cotidianas, siempre estaba atento a los otros. “Fue un gran vecino que siempre estuvo cerca de la gente preocupándose por el prójimo”.

Participaron del oficio religioso representantes de instituciones y autoridades municipales, entre ellos el intendente Vicente Gatica, el presidente del Honorable Concejo Deliberante, doctor Aldo Expósito, la secretaria de Desarrollo Social, doctora Natalia Gatica y el concejal Alexis Camús.

Al finalizar la ceremonia, sacerdotes y monaguillos acompañaron los restos del sacerdote, que fue sepultado en el Parque “Solar de Paz”.

El presbítero Liborio Wenceslao Pérez nació en Alberti el 17 de agosto de 1926. Cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario “Pío XII”, de Mercedes, perteneciendo al primer curso de egresados. Fue ordenado sacerdote en la catedral de aquella diócesis el 6 de diciembre de 1953. Al crearse la diócesis de Nueve de Julio en 1957, quedó incardinado a su clero.

Se desempeñó como teniente Cura en las parroquias de Lincoln y Nueve de Julio, entre otras. Fue párroco de Nuestra Señora del Carmen en Pellegrini, donde se lo recuerda por su contribución al mejoramiento edilicio del templo parroquial realizado por él mismo “cuchara de albañil en mano”. Por muchos años estuvo al frente de la Inmaculada Concepción, de Florentino Ameghino, donde todavía hoy es recordado y apreciado. Allí fue uno de los impulsores más entusiastas y comprometidos con el logro de la autonomía municipal y la creación del partido homónimo.

En 1993 asumió la parroquia San Martín de Porres, en Bragado, de la cual era párroco emérito desde hace tres años. Allí se preocupó de reorganizar la vida parroquial y de hacer llegar la presencia eclesial a los nuevos y extensos barrios de esa jurisdicción. Su tarea tuvo especial relevancia al frente de Cáritas interparroquial, con la compra del inmueble de la nueva sede y su obra de asistencia social. Fomentó y alentó las vocaciones al sacerdocio, teniendo la dicha de ver ordenados y de acompañar en el ingreso al seminario a varios jóvenes de sus parroquias. Asimismo, es de notar su respaldo a la pastoral juvenil y su dedicación a las capillas de las comunidades rurales.

La diócesis de Nueve de Julio encomendó su vida y ministerio a la infinita misericordia de Dios, que purifica y recibe las buenas obras de los servidores de su viña y pastores de su rebaño.+
« Volver
Noticias relacionadas:
Mons. Torrado Mosconi llamó a promover el movimiento Scout en toda la diócesis  17.07.2018
En Itatí, Mons. Stanovnik llamó a los peregrinos a “no desviarse del camino”  16.07.2018
Misa en Chamical en conmemoración de los mártires riojanos  16.07.2018
Misa en memoria de Mons. Colomé, a tres años de su muerte  14.07.2018
La Iglesia argentina agradeció a quienes hicieron posible la Misa por la Vida  12.07.2018
Mons. Torrado Mosconi animó a los padres a no delegar la formación en cuestiones de vida  12.07.2018
Mendoza consagró a la Virgen de Luján su compromiso con la causa de la vida  12.07.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton