Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Magisterio de los obispos
“El poder de Dios triunfa en nuestra debilidad”, anunció Mons. Mestre
Jueves 12 Jul 2018 | 09:36 am
« Volver
Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA): Monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, reflexionó ante las lecturas del domingo 8 de julio. Jesús responde con un refrán popular de la época que nosotros hoy lo sintetizamos como: “nadie es profeta en su tierra”. Define al “gran drama” del Evangelio como aquella “la admiración no se pudo trasformar en fe”.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, en su habitual reflexión de los “tres puntitos” del domingo, eligió tres frases para guiar las lecturas del domingo 8 de julio: “Un corazón rebelde y endurecido”, “Que la admiración se transforme en fe”; y “Te basta mi gracia”. Jesús responde con un refrán popular de la época que nosotros hoy lo sintetizamos como: “nadie es profeta en su tierra”. Define al “gran drama” del evangelio como aquella “la admiración no se pudo trasformar en fe”.

Un corazón ‘rebelde’ y endurecido
Comenzó monseñor Mestre con esta expresión a raíz de la primera lectura, que describe al pueblo en tres oportunidades con la palabra “rebelde” y que está reforzado además por la expresión “hombres obstinados y de corazón endurecido”. Anticipa la actitud de los conciudadanos de Jesús en el Evangelio que no tienen fe en el Señor.

Que la admiración se transforme en ‘fe’
“¿Qué me impacta de Jesús?”, se cuestionó el prelado, en reflexión sobre la Buena Noticia, “que el asombro y el maravillarse por los milagros del Señor no quede solo en eso sino que sea puente, vehículo, para crecer más en el camino de la fe”, anunció monseñor Mestre. Y aseguró que “Jesús sigue obrando maravillas hoy también”, destacando especialmente los milagros cotidianos, “la reconciliación de dos personas, la conversión del corazón de un hermano, el optimismo y la fuerzas de una familia en medio de la adversidad”, señaló.

Te basta mi ‘gracia’
En este punto, se detuvo en la segunda lectura y la definió como “una verdadera perla del Nuevo Testamento”. En la segunda carta de Pablo a los Corintios, “él mismo nos enseña a aceptar e integrar nuestra propia debilidad en una dinámica auténticamente espiritual”. Enseñó que “la espina clavada en la carne de Pablo puede ser cualquiera de nuestras dificultades, dolores o pecados: pasados o actuales, puntuales o crónicos, visibles o imperceptibles para los demás, más o menos graves”. Ante estas espinas, como Pablo, pedimos ser liberados, también escuchamos de parte de Dios:
“te basta mi gracia”. Y concluyó: “el poder de Dios triunfa en nuestra debilidad”.+



« Volver
Noticias relacionadas:
Mons. Mestre se preguntó: “¿Quién es Jesús para mí?”  19.09.2018
Presentan criterios para el acompañamiento de católicos divorciados en nueva unión  13.09.2018
Mons. Mestre llamó a “abrirse a la comunicación con Dios y con el hermano”  12.09.2018
Mons. Mestre agradeció la tarea, el servicio y la entrega de los docentes  11.09.2018
Mons. Mestre aconsejó dialogar con la semilla del bien  05.09.2018
La mesa de diálogo del basural presentó una propuesta de reciclado  04.09.2018
Encuentro de catequistas: "Vivencia, transmisión y compromiso de la fe"  30.08.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton