Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Santos y beatos
Francisco recordó el legado y los dones de san Juan Pablo II
Miercoles 10 Oct 2018 | 10:15 am
« Volver
Ciudad del Vaticano (AICA): “San Juan Pablo II enriqueció a la Iglesia universal con una gran cantidad de dones. Fiel a estas raíces, trató de hacer que la Iglesia se erigiera como guardiana de los derechos inalienables del hombre, de la familia y de los pueblos, para ser signo de paz, de justicia y de desarrollo integral para toda la familia humana”, dijo el papa Francisco al recibir hoy a un grupo de peregrinos polacos de la arquidiócesis de Cracovia, presentes en Roma para conmemorar el 40º aniversario de la elección del papa polaco el próximo 16 de octubre.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El papa Francisco recordó hoy a san Juan Pablo II durante la audiencia que concedió, en el Aula Pablo VI, a un grupo de peregrinos polacos de la arquidiócesis de Cracovia, presentes en Roma para conmemorar el 40º aniversario de la elección del papa polaco el próximo 16 de octubre.

En su discurso el pontífice aseguró que “san Juan Pablo II enriqueció a la Iglesia universal con una gran cantidad de dones, que en gran parte heredó del tesoro de la fe y la santidad de su tierra y de su Iglesia”.

“Trajo en su corazón y, por así decirlo, en la carne los testimonios de los santos de Cracovia: desde San Estanislao y Santa Eduvigis reina, hasta San Alberto y Santa Faustina”, dijo Francisco.

De ellos, “aprendió la dedicación ilimitada a Dios y la gran sensibilidad para cada hombre; dedicación y sensibilidad manifestadas en su ministerio sacerdotal, episcopal y papal”.

San Juan Pablo II, dijo el Papa, “recibió “de Dios el gran don de poder leer los signos de los tiempos a la luz del Evangelio, y lo hizo fructificar a beneficio del camino de su pueblo, de su pueblo, que en los diversos acontecimientos dolorosos nunca perdió la confianza en Dios ni la fidelidad a la propia cultura arraigada en el espíritu cristiano”.

“Fiel a estas raíces, trató de hacer que la Iglesia se erigiera como guardiana de los derechos inalienables del hombre, de la familia y de los pueblos, para ser signo de paz, de justicia y de desarrollo integral para toda la familia humana”. Al mismo tiempo, “subrayaba siempre la prioridad de la gracia y la obediencia a la voluntad de Dios, antes de cualquier cálculo humano”.

“Esta rica herencia, que San Juan Pablo II nos ha dejado, es para nosotros, y especialmente para sus compatriotas, un desafío para ser fieles a Cristo y responder con alegre dedicación al llamado a la santidad, que el Señor dirige a cada uno y cada una de nosotros, en nuestra situación personal, familiar y social específica”.

Por último, el Papa agradeció a la Iglesia en Cracovia la acogida que le brindó durante la Jornada Mundial de la Juventud de 2016. +



« Volver
Noticias relacionadas:
Quien se pasa la vida acusando a la Iglesia es pariente del diablo, advirtió el Papa  20.02.2019
Francisco: El amor de Dios es fiel y total, “un tatuaje indeleble” en sus manos  20.02.2019
Ángelus: Sólo Dios puede dar a nuestra existencia la plenitud tan deseada  17.02.2019
La protección de los menores en la Iglesia es “un desafío urgente de nuestro tiempo”, dijo el Papa  17.02.2019
Francisco agradeció al instituto Agustinianum por su contribución a la Iglesia  16.02.2019
Francisco en la Fraterna Domus: “Libres de miedo, al encuentro del otro”  15.02.2019
Cristianos y musulmanes conmemoraron juntos los 8 siglos de la visita de San Francisco al sultán  15.02.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton