Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Cristianos perseguidos
Una ley reconoce el "genocidio de cristianos" en Medio Oriente
Miercoles 19 Dic 2018 | 08:19 am
« Volver
Washington (Estados Unidos) (AICA): El 12 de diciembre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó la ley que define como “genocidio” los crímenes cometidos por grupos yihadistas sobre los cristianos y los yazidíes en Irak y Siria. El gobierno de los Estados Unidos se compromete a brindar asistencia humanitaria a los grupos afectados por la violencia y enjuiciar a los perpetradores y responsables de estas barbaridades.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El 12 de diciembre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó la “Iraq and Syria Genocide Relief and Accountability Act of 2018”, la ley que define como “genocidio” los crímenes cometidos en los últimos años por grupos yihadistas sobre los cristianos y los yazidíes en Irak y Siria. El gobierno de los Estados Unidos se compromete a brindar asistencia humanitaria a los grupos afectados por la violencia y enjuiciar a los perpetradores y responsables de estas barbaridades.

A la ceremonia de la firma del Presidente de los Estados Unidos asistieron, entre otros, el arzobispo caldeo de Erbil, Bashar Warda; el Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, Carl Anderson; la embajadora de los Estados Unidos ante la Santa Sede, Calista Gingrich; y el arzobispo Timothy Broglio, Ordinario militar en los Estados Unidos de América.

La ley supone mayor ayuda financiera de los Estados Unidos para proyectos humanitarios, de estabilización y reconstrucción en favor de las minorías religiosas en Irak y Siria. La asistencia será proporcionada o por el gobierno federal o mediante otras organizaciones, incluidas las de carácter eclesial y religioso.



Además, la ley permite al Departamento de Estado de los Estados Unidos realizar investigaciones criminales y arrestar a individuos identificados como presuntos miembros de los grupos yihadistas, para castigar o prevenir actos violentos contra minorías religiosas. El propio presidente Trump, después de firmar la nueva ley, confirmó el compromiso del gobierno de los Estados Unidos de instrumentar los procedimientos que comprometen a las instituciones estadounidenses a procesar a los responsables de los delitos.

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos, el 27 de septiembre, aprobó por unanimidad el proyecto de ley, identificado con la abreviatura HR 390. Anteriormente, el Senado de los Estados Unidos también expresó su apoyo unánime a la nueva ley.

La firma de la ley por parte del presidente Trump es el resultado de la presión ejercida durante la administración anterior por organizaciones estadounidenses como los Caballeros de Colón, Defense of Christians, el Family Research Council, la Comisión de ética y de libertad religiosa de la Convención Bautista del Sur, la Iniciativa Wilberforce del siglo XXI y el Centro para la Libertad Religiosa del Instituto Hudson.

Con motivo de la firma, los medios estadounidenses reiteraron las palabras del arzobispo caldeo Bashar Warda, que explica que “los cristianos en Irak todavía están al borde de la extinción. Por eso la HR 390 es vital para nuestra supervivencia. Su cumplimiento debe ser completo y rápida, de lo contrario, la ayuda que se proporcione llegará demasiado tarde para nosotros”.

La Comisión de los Estados Unidos sobre Libertad Religiosa Internacional (Uscirf, por sus siglas en inglés), un organismo federal y bipartidista independiente establecido por el Congreso, elogió al presidente Trump por firmar el proyecto de ley, en el que se advierte que los responsables de estos crímenes no escaparán a la justicia”, dijo la vicepresidenta de Uscirf, Kristina Arriaga.

El acto legislativo que permite a los grupos por motivos religiosos recibir ayuda financiera de los Estados Unidos, modifica en parte la anterior política del Departamento de Estado y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

El 25 de octubre de 2017, el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, anunció este cambio en la política de los Estados Unidos con respecto a la financiación para emergencias humanitarias. “Ya no dependeremos más de la ONU para ayudar a los cristianos y minorías perseguidas”, aseguró Pence en la cena anual de solidaridad con los cristianos de Oriente Medio promovida en Washington por la organización estadounidense In Defense of Christians. En ese contexto, anunció que las agencias federales de los Estados Unidos trabajarán “junto a grupos religiosos y organizaciones privadas para ayudar a quienes son perseguidos por su fe”.

Anteriormente, el patriarca caldeo Louis Raphael Sako había señalado en una entrevista que “en los últimos años, en Oriente Medio, los cristianos han sufrido injusticias, violencia y terrorismo. Pero esto también les sucedió a sus otros hermanos musulmanes iraquíes, y a los de otras religiones religiosas. No debemos separar a los cristianos de los demás, porque así se nutre la mentalidad sectaria”. +



« Volver
Noticias relacionadas:
Acuerdos del coloquio católico-musulmán en Teherán  15.11.2019
Francisco: “Hoy hay más cristianos perseguidos que en los primeros siglos”  02.11.2019
Alarma: Los cristianos en Siria en peligro de extinción  18.10.2019
Asesor del MFC sugirió votar por aquellos que respeten los principios cristianos  31.07.2019
La Santa Sede reitera ante la ONU el apoyo humanitario para Siria  24.07.2019
Los obispos estadounidenses critican las normas migratorias de Trump  18.07.2019
“Lo más difícil es reconstruir las vidas”, los cristianos perseguidos en Medio Oriente  01.07.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton