Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Santos y beatos
Mons. Sigampa destacó la figura de Esquiú: "Un hombre santo"
Viernes 11 Ene 2019 | 10:47 am
« Volver
Piedra Blanca (Catamarca) (AICA): Los catamarqueños recordaron el 10 de enero a Fray Mamerto Esquiú, al cumplirse el 136º aniversario de su fallecimiento. Hubo actos en El Suncho, departamento de La Paz, y en Piedra Blanca, su tierra natal. En la homilía de la misa celebrada en El Suncho, monseñor Fabriciano Sigampa destacó la figura de Esquiú, “este hombre santo, a quien un día podremos honrar como se merece por el testimonio de vida que ha dado”.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
Como cada año, los catamarqueños recordaron este 10 de enero a Fray Mamerto Esquiú, en el 136º aniversario de su fallecimiento.

Hubo actos conmemorativos en el paraje El Suncho, departamento de La Paz, y en Piedra Blanca, cabecera del departamento que lleva su nombre.

Hasta el humilde paraje El Suncho llegaron peregrinos de localidades como La Dorada, Ramblones, Río La Puerta, El Bañado, Divisadero, entre otras del Este catamarqueño y también de la capital. Muchos de ellos transitaron varios kilómetros a caballo o en otros medios de movilidad, para participar de las actividades iniciadas con el rezo Vía Crucis desde la salida de Esquiú hasta El Suncho.

Portando las imágenes de los santos patronos de las distintas comunidades de la jurisdicción parroquial, se concretó la procesión con antorchas alrededor del solar donde se levanta el templete.



Luego, se celebró la misa, presidida por monseñor Fabriciano Sigampa, obispo emérito de Resistencia y concelebrada por Fray Emilio Andrada, autoridad de la Provincia Franciscana; Fray Marcelo Méndez, vicepostulador de la causa de beatificación; el presbítero Domingo Chaves, párroco anfitrión; el presbítero Carlos Malagueño, párroco del Espíritu Santo, de Córdoba; y Fray Ronen Strauss, de la comunidad franciscana de Catamarca.

Estuvieron presentes los intendentes de Recreo, Roberto Herrera; de Icaño, Pío Carletta; y de Ancasti, Rodolfo Santillán; los delegados de Esquiú y La Dorada, Alberto Ferreyra y Pedro Acosta, respectivamente; el senador nacional, doctor Dalmacio Mera; legisladores provinciales y concejales, junto con una gran cantidad de fieles y peregrinos, quienes colmaron el predio para tributarle honores a fray Esquiú.



En su homilía, monseñor Sigampa destacó la figura de Esquiú: “Este hombre santo, a quien un día podremos honrar como se merece por el testimonio de vida que ha dado”, expresó. También llamó a imitar a la madre del fraile catamarqueño, “una mujer de fe, que supo transmitir la fe vivida por ella al niño, quien estaba débil, enfermo, y lo viste con el hábito de San Francisco como una cobertura de gracia, porque cree que Dios puede sanarlo y de hecho lo hizo, por eso hoy lo tenemos en esta recordación que hacemos desde lo más profundo”, afirmó.

En su tierra natal
En la localidad de Piedra Blanca, departamento Fray Mamerto Esquiú, la parroquia San José organizó una jornada de oración, que se llevó a cabo durante el martes, miércoles y jueves en la casa natal del venerable, con gran participación de las distintas comunidades. El jueves 10, la jornada se desarrolló desde las 7.30 hasta las 20. Incluyó el rezo del rosario acompañado de historias y vivencias del fraile, tomadas del anecdotario realizado por la escuela primaria N° 265.

Los actos centrales incluyeron la colocación de una ofrenda floral ante el busto que recuerda a Fray Mamerto Esquiú en la plaza de su pueblo natal, por parte de las autoridades locales.

Seguidamente, se desplazó la columna procesional con la imagen del santo patrono, San José, acompañada por representantes de las comunidades portando cuadros con la fotografía de sus respectivas capillas.

Debido a la abundante lluvia caída en el Valle Central, la misa se ofició en el templo parroquial, desbordado por los fieles reunidos en torno a la Eucaristía para rogar por el alma de fray Mamerto Esquiú y su pronta beatificación.

La ceremonia litúrgica fue presidida por el párroco del lugar, presbítero Juan Olmos, y concelebrada por Fray Eligio Bazán, de la Orden Franciscana de Catamarca; y el presbítero Salvador Acevedo, quien en su homilía habló sobre cómo vivir este Año de la Espiritualidad.

El sacerdote dio algunas claves para hacerlo enn el marco de la preparación para el Jubileo por los 400 años del hallazgo de la Virgen del Valle, a la luz de la vida de Fray Mamerto Esquiú, quien permitió que el Espíritu Santo acompañe su vida espiritual a partir de su esfuerzo personal por tener esta vivencia de Dios.

Asimismo, el padre Acevedo instó a los presentes a trabajar por tener una vida espiritual a ejemplo de Esquiú.

Participaron autoridades municipales, encabezadas por el presidente del Concejo Deliberante a cargo del Ejecutivo Municipal, Daniel Vildoza; el senador departamental, Oscar Vera; los diputados María Colombo y Humberto Valdez, entre otras. +






« Volver
Noticias relacionadas:
Mons. Braida celebró un nuevo aniversario episcopal y recordó al nuncio  14.06.2019
Card. Poli en los diez años de Oberá: “Atrévanse a primerear”  13.06.2019
Misa en memoria del nuncio apostólico en la catedral de Buenos Aires  13.06.2019
En la misa exequial, el obispo destacó el servicio del diácono Luquín a la diócesis  12.06.2019
Miguel Woites: 53 años como director de AICA  11.06.2019
Se celebró el 7 de junio la Misa del Día del Periodista  11.06.2019
Misa del Joven: “¿Qué me queda por hacer?”  30.05.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton