Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Viajes del Papa
Francisco animó a la minoría católica en histórica misa en la península arábiga
Martes 5 Feb 2019 | 11:18 am
« Volver
Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) (AICA): Francisco se convirtió el 5 de febrero en el primer Papa en la historia en presidir una misa en la península arábiga. Ante más de 120.000 personas reunidas en el estadio Zayed Sports, el pontífice animó al “pequeño rebaño” católico en Emiratos Árabes Unidos. ¨Estén arraigados en Jesús y dispuestos a hacer el bien a todo el que está cerca de ustedes. Que sus comunidades sean oasis de paz¨, les pidió.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
Francisco se convirtió el 5 de febrero en el primer Papa en la historia en presidir una misa en la península arábiga. Ante más de 120.000 personas reunidas en el estadio Zayed Sports, el pontífice animó al “pequeño rebaño” católico en Emiratos Árabes Unidos.

"Les deseo que estén así, arraigados en Jesús y dispuestos a hacer el bien a todo el que está cerca de ustedes. Que sus comunidades sean oasis de paz", dijo el pontífice ante más de 120.000 personas, casi todos extranjeros residentes en EAU, la mayor parte de ellos procedentes de la India y Filipinas.

En la homilía, el pontífice reflexionó a partir del evangelio de las Bienaventuranzas y recordó que la vida cristiana "no se presenta como una lista de prescripciones externas a cumplir o como un conjunto complejo de doctrinas a conocer", sino que "es conocer, en Jesús, a los hijos amados del Padre".

“Es vivir la alegría de esta dicha, es entender la vida como una historia de amor, la historia del amor fiel de Dios que nunca nos abandona y quiere hacer comunión con nosotros siempre. Esta es la razón de nuestra alegría, una alegría que ninguna persona en el mundo y ninguna circunstancia de la vida puede quitarnos. Es una alegría que da paz incluso en el dolor, que ya ahora nos hace anticipar esa felicidad que nos espera para siempre", subrayó.



Francisco invitó a profundizar sobre el sentido de las bienaventuranzas, pues en ellas vemos "una inversión del pensamiento común: "Bienaventurados los pobres, los mitos, los que permanecen hasta el punto de causar una mala impresión, los perseguidos".

Asimismo, invita a "redescubrir la fascinación de seguir a Jesús" que dio su vida por amor, "vino a servir y no a ser servido; nos enseñó que no es grande quien tiene, sino quien da". Porque aquí está el sentido de la vida en la tierra, en comunión con Él y en amor a los demás".

“Para entender a Jesús, sostuvo, tenemos que abrir los ojos, hay que mirar ‘cómo vivió Jesús: pobre en cosas y rico en amor, ha curado muchas vidas, pero no ha escatimado la suya’. Vino a servir y no a ser servido; nos enseñó que no es grande quién tiene, sino quién da”, subrayó.

El Papa puntualizó que "vivir como bienaventurados y seguir el camino de Jesús no significa, sin embargo, ser siempre felices. Los afligidos, los que sufren la injusticia, los que se esfuerzan por ser pacificadores saben lo que significa sufrir".

Francisco reconoció que “no es fácil para vivir lejos de casa y quizás sentir, además de la falta de seres queridos, la incertidumbre del futuro”, pero recordó que “el Señor es fiel y no abandona a los suyos”.

“La vivencia de las Bienaventuranzas no requiere gestos llamativos. Miremos a Jesús: no ha dejado nada escrito, no ha construido nada imponente. Y cuando nos dijo cómo vivir, no nos pidió que levantáramos grandes obras o que nos señaláramos con hechos extraordinarios. Nos pidió que creáramos una sola obra de arte, posible para todos: la de nuestra vida. Las Bienaventuranzas son entonces un mapa de la vida: no piden acciones sobrehumanas, sino imitar a Jesús en la vida cotidiana. Nos invitan a mantener nuestros corazones limpios, a practicar la mansedumbre y la justicia a pesar de todo, a ser misericordiosos con todos, a vivir la aflicción unidos a Dios”, puntualizó.

Francisco insistió en afirmar que “las Bienaventuranzas no son para superhombres, sino para aquellos que enfrentan los desafíos de cada día. El que los vive según Jesús hace que el mundo sea limpio. Es como un árbol que, incluso en suelo seco, todos los días absorbe aire contaminado y devuelve oxígeno. Deseo que así sea, bien arraigados en Jesús y dispuestos a hacer el bien a quien esté cerca de ustedes. Que sus comunidades sean oasis de paz”.

El Papa destacó la figura de San Francisco de Asís cuando aconsejaba a sus frailes: “Así, pues, ‘ni peleas ni disputas’, y esto ‘se aplica también a los sacerdotes’”, añadió y prosiguió: "Mientras muchos salían vestidos con una pesada armadura, San Francisco recordaba que el cristiano esta armado de su humilde fe y de su amor concreto".

La celebración eucarística terminó con los agradecimientos del papa Francisco a las altas autoridades de los Emiratos Árabes Unidos por todo el apoyo y la ayuda para que este encuentro fuera posible. También agradeció a las comunidades cristianas locales y a todas las personas que colaboraron para que el viaje fuera un éxito.

“Saludo y agradezco ‘eyal Zayid fi dar Zayid / los hijos de la casa de Zayid’. Que Nuestra Madre María Santísima los mantenga en el amor por la Iglesia y en el testimonio gozoso del Evangelio. Por favor, no se olviden de rezar mí”, concluyó.+



« Volver
Noticias relacionadas:
Mons. Mestre pidió soluciones ante la profanación de tumbas en Miramar y Otamendi  17.08.2019
El obispado castrense celebró a su patrona Nuestra Señora Stella Maris  16.08.2019
La diócesis de Goya celebró el tercer aniversario de la Fazenda de mujeres  16.08.2019
Mons. Fassi en la misa del niño: "Jesús nos sueña felices"  15.08.2019
Mons. Fernández presidió una bendición en el astillero Río Santiago  12.08.2019
Mons. Lugones destacó el “eminente servicio” de los diáconos  12.08.2019
Orbe 21 transmitirá por la TV Pública la misa por los pueblos originarios  09.08.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton