Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Cura Brochero
Mons. Araya pidió a Brochero: “Cúbrenos con el poncho y empújanos a salir”
Lunes 18 Mar 2019 | 10:39 am
« Volver
Villa Cura Brochero (Córdoba) (AICA): El sábado 16 de marzo de celebró un nuevo aniversario del natalicio de San José Gabriel del Rosario Brochero. A 179 años de su nacimiento, la fiesta central se llevó a cabo en Villa Cura Brochero, diócesis de Cruz del Eje, con una misa en la plaza Centenario, frente al santuario en honor al cura gaucho, que presidió el obispo diocesano, monseñor Ricardo Araya, en presencia de más de diez mil peregrinos.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
Una nueva fiesta del santo Cura Brochero se vivió en la villa serrana que lleva su nombre, en la diócesis de Cruz del Eje, el sábado 16 de marzo, al cumplirse 179 años de su nacimiento. Más de diez mil fieles de todo el país se congregaron en la plaza Centenario, frente al santuario, para celebrar la misa de cierre de la novena patronal.

Desde la mañana del sábado, comenzó la recepción de los peregrinos en el santuario con varias misas, bendiciones y confesiones. Por la tarde, el coro parroquial junto a la banda de la Policía de Córdoba, animaron y dieron la bienvenida a los peregrinos antes de la misa.

La imagen patronal del santo Cura Brochero ingresó a la plaza Centenario escoltada por servidores y cadetes de la Policía de Córdoba. Luego, en medio de la multitud que colmó la plaza, se produjo el ingreso de las reliquias del santo patrono del clero argentino. Monseñor Ricardo Araya, obispo de Cruz del Eje, presidió la Eucaristía acompañado por numerosos sacerdotes.



Durante su homilía, el prelado agradeció a los peregrinos presentes por acudir a la fiesta: “Este santo que hoy nos convoca como creyentes a todos de muchas partes, de muchos lugares, de muchas edades, de muchas formas de pensar, de diversos criterios a la hora de caminar y decidir por la vida, pero todos unidos en la búsqueda de Dios siguiendo la huella del Cura Brochero”.

En relación al Evangelio de este domingo, de la Transfiguración de Jesús, el obispo asoció la gloria que vieron y escucharon los discípulos con la gloria que supo ver el padre Brochero: “Alguien que no buscaba para si ningún tipo de elogio, sino que solo buscaba la gloria de Dios que sabía que él y los que colaboraban con él, no hacían otra cosa que colaborar con una obra que era de Dios y que el único modo de hacerla era buscándola.”

Asimismo, el obispo señaló que otro rasgo de la gloria de Dios que supo contemplar Brochero fueron las conversiones que se daban en la casa de ejercicios espirituales que fundó el Cura Brochero, convertido hoy en el Museo Brocheriano: “En esos patios, en esas galerías, en esas habitaciones se dieron profundas y verdaderas conversiones de gente que era conocida por todos y que demostraron en su vida siguiente a los días de oración, un cambio notable de comportamiento. ¡Esa es la obra del Cura Brochero!”, enfatizó el prelado.

“Cuando no pudo ver porque lo tapó la nube de la ceguera, cuando ya solo distinguía la luz del día. Cuando ya no podía ni ver sus propias manos, él supo escuchar la voz de Dios. En medio de la soledad y de la oscuridad que le trajo la ceguera corporal pudo afinar el oído y seguir escuchando, quizás del modo nuevo…”, sostuvo monseñor Araya.



Luego exclamó: “¡Cuánta necesidad tenemos nosotros de comprometernos en esta Eucaristía y decirle a Dios que queremos escuchar la voz de Jesús y queremos escuchar el clamor de los pobres!”. “Ser brocherianos tiene que ver con afinar el oído y escuchar la voz de Dios y escuchar a los pobres… Hay muchas cosas que pueden esperar, hay muchas personas que pueden esperar, ¡los pobres no pueden esperar! Y de eso Brochero es un extraordinario ejemplo”.

Al finalizar, rogó al santo: “Cúbrenos con el poncho y empújanos a salir de nosotros mismos, empújanos abrigados con tu poncho, sin temor a las tormentas, empújanos a salir hasta las periferias más recónditas, existenciales o geográficas. Enséñanos, empújanos, ayúdanos a ir hacia donde están los pobres, hacia donde están los enfermos, donde están esos que han perdido el camino de la vida (…) Padre Brochero échanos desde el cielo tu bendición”, concluyó.

Luego de la celebración eucarística, se realizó la tradicional procesión con la imagen del santo, sus reliquias y antorchas con las que los peregrinos iluminaron las calles de Villa Cura Brochero, acompañado por el rezo del rosario. Al llegar nuevamente a la plaza, el obispo de Cruz del Eje impartió la bendición y despidió a los fieles.+

» Texto completo de la homilía




« Volver
Noticias relacionadas:
Mons. Braida celebró un nuevo aniversario episcopal y recordó al nuncio  14.06.2019
Card. Poli en los diez años de Oberá: “Atrévanse a primerear”  13.06.2019
Miguel Woites: 53 años como director de AICA  11.06.2019
La comunidad de Cruz del Eje se opone al traslado de los restos del Cura Brochero  02.06.2019
Total desacuerdo con la propuesta de trasladar los restos del Cura Brochero  02.06.2019
Las reliquias del Santo Cura Brochero recorren Pilar  30.05.2019
Ante el pedido de trasladar los restos del Santo Cura Brochero  28.05.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton