Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Viajes del Papa
En vuelo, el Papa advirtió sobre las consecuencias de construir muros
Lunes 1 Abr 2019 | 12:19 pm
« Volver
Roma (Italia) (AICA): En diálogo con los periodistas en el vuelo de regreso de Rabat a Roma, el papa Francisco habló sobre el diálogo con los musulmanes, hizo un llamamiento a Europa sobre el tema de los refugiados y recordó la prioridad de los derechos humanos sobre cualquier otra ley o acuerdo. “Los constructores de muros, ya sean de hojas cortadas con cuchillos o de ladrillos, se convertirán en prisioneros de los muros que construyen”, advirtió.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
En diálogo con los periodistas en el vuelo de regreso de Rabat (Marruecos) a Roma, el papa Francisco habló sobre el diálogo con los musulmanes, hizo un llamamiento a Europa sobre el tema de los refugiados, destacó la importancia de la libertad de culto y recordó la prioridad de los derechos humanos sobre cualquier otra ley o acuerdo.

Siham Toufiki, de la Agencia Map preguntó al Papa sobre las consecuencias de la visita a Marruecos, para la paz del mundo y el diálogo entre culturas.

El Papa respondió: "Diré que ahora hay flores. Los frutos vendrán después. Pero las flores son prometedoras. Estoy contento, porque en estos dos viajes he podido hablar de lo que me toca tanto en el corazón, tanto: la paz, la unidad, la fraternidad. Con nuestros hermanos musulmanes sellamos esta fraternidad en el documento de Abu Dhabi y aquí en Marruecos… y añadió: “necesitamos puentes y sentimos dolor cuando vemos a personas que prefieren construir muros. ¿Por qué sentimos dolor? Porque los que construyen los muros terminarán encarcelados en los muros que han construido”.

El Papa profundizó un poco más y recordó: “Siempre me ha conmovido una frase de la novela de Ivo Andrich, ‘El puente sobre el Drina’: dice que el puente está hecho por Dios con alas de ángeles para que los hombres puedan comunicarse”.


Todos somos ciudadanos de Jerusalén
Nadia Hammouchi de TV 2M preguntó: ¿Qué se necesita para fortalecer el diálogo en la práctica? A esto el Papa respondió: “"Siempre, cuando hay un diálogo fraterno, hay una relación en varios niveles. Permítanme una imagen: el diálogo no puede ser en el laboratorio, debe ser humano, y si es humano es con la mente, el corazón y las manos, y así se firman los acuerdos”.

Por ejemplo, dijo Francisco, el llamamiento común sobre Jerusalén fue un paso adelante no dado por una autoridad de Marruecos y por una autoridad del Vaticano, sino por hermanos creyentes que sufren al ver esta "Ciudad de la esperanza" que todavía no es tan universal como todos queremos: judíos, musulmanes y cristianos. Todos queremos esto. Y es por eso que hemos firmado este deseo: es un deseo, un llamado a la fraternidad religiosa que se simboliza en esta ciudad que es toda nuestra. Todos somos ciudadanos de Jerusalén, todos los creyentes”.

La condena mediática arruinó la vida de sacerdotes inocentes
Nicolas Seneze de La Croix, indagó al papa sobre el caso del cardenal francés Philippe Barbarin, cuya renuncia no aceptó hace unos días, el pontífice explicó que su decisión “es importante porque va contra la superficial condena mediática. ‘Ah, has hecho esto’, pero mira ¿qué cosa dice el juez? ¿Qué dice la jurisprudencia mundial? Que si una causa está abierta está la presunción de inocencia. Tal vez no es inocente, pero está la presunción”.

“Muchas veces, una vez hablé del caso de España, donde la condena mediática arruinó la vida de algunos sacerdotes que luego fueron juzgados inocentes. Antes de hacer una condena mediática, piénselo dos veces”, enfatizó el Santo Padre.

Sobre la renuncia del purpurado francés, Francisco dijo que “yo no puedo aceptarla moralmente porque, jurídicamente, también en la jurisprudencia mundial, clásica, está la presunción de inocencia durante el tiempo en que la causa esté abierta”.

“Él ha apelado y la causa está abierta. Luego, cuando el segundo tribunal dé la sentencia, veremos qué cosa sucede, pero siempre tener la presunción de inocencia”, indicó el Papa.

El pontífice explicó que el cardenal francés “dijo ‘me retiro, me despido voluntariamente y dejo al vicario general gestionar la arquidiócesis hasta que el tribunal dé la sentencia final”.

El mismo periodista preguntó seguidamente al Papa sobre el tema de la libertad de culto en Marruecos. El Papa respondió: “Puedo decir que en Marruecos hay libertad de culto”. Sin embargo, matizó, que en todas las religiones existen grupos fundamentalistas que presionan por volver a posturas más cerradas y menos tolerantes.


Muros que aprisionan
Cristina Cabrejas de la agencia Efe preguntó sobre el significado de los muros construidos en Marruecos por España y, en la frontera con México por los Estados Unidos, así como por el cese de la ayuda a Centro América anunciada por el presidente Trump.

El Papa contestó: "En primer lugar, lo que acabo de decir: los constructores de muros, ya sean de hojas cortadas con cuchillos o de ladrillos, se convertirán en prisioneros de los muros que construyen”.

El Santo Padre recordó que el problema de los migrantes y refugiados “no solo es un problema de números. Insistió en el carácter humano. Son personas que huyen, que buscan mejores condiciones de vida. Por eso la persona humana está por encima de todos los acuerdos y leyes que firman los países”.

En este contexto, recordó a Alexis Tsipras, quien en una reunión me habló con el corazón y me dijo esta frase: 'Los derechos humanos están antes que los acuerdos'. Esta frase merece el premio Nobel”, agregó.

Preguntado sobre la migración en Europa, el Papa respondió que Europa no solo no tiene que cerrar puertas. Pueden ayudar a que la migración se reduzca: “Es algo que ustedes están haciendo: impedir la emigración no por la fuerza, sino por la generosidad, la inversión educativa y económica, etc., y esto es muy importante. En segundo lugar, sobre cómo actuar, es cierto que un país no puede recibir a todo el mundo, pero está toda Europa para distribuir a los inmigrantes, está toda Europa. Porque la recepción debe ser de corazón abierto, para luego acompañar, promover e integrar”.

Finalmente, el Papa recordó ejemplos de acogida en épocas recientes, el caso generoso de Suecia que acogió a muchos migrantes provenientes de América del Sur. Ahora, los hijos de esos migrantes, son parte de las sociedades que los recibieron y trabajan para ellas.+




« Volver
Noticias relacionadas:
La CEA agasaja a los periodistas en su día  05.06.2019
Presidirá monseñor Barba la Misa del Día del Periodista  05.06.2019
Francisco: Las ideologías amenazan la unidad de Europa  03.06.2019
Francisco a la comunidad gitana: “Si alguien se queda atrás, la familia no camina”  02.06.2019
Francisco a los jóvenes rumanos: “A todos el Señor nos regala una vocación”  01.06.2019
Tornielli: Una hoja de ruta para el futuro de Europa y de sus pueblos  03.06.2019
El Papa a católicos: No tengan miedo de llevar la "bendición" que Rumania necesita  31.05.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton