Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Misiones
Card. Filoni: “Renovar la misión como un compromiso bautismal”
Viernes 31 May 2019 | 08:51 am
« Volver
Card. Fernando Filoni ver más
Roma (Italia) (AICA): Del 27 de mayo al 1 de junio se está llevando a cabo, en la Fraterna Domus de Sacrofano de Roma, la Asamblea General Anual de las Obras Misionales Pontificias. En su alocución, el cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y presidente del Comité Supremo de las Obras Misionales Pontificias, se refirió a la celebración del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019, la formación de catequistas en los territorios de misión, la necesidad de identificar nuevas formas de oración, animación misionera y la recaudación de fondos para la missio ad gentes.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
Del 27 de mayo al 1 de junio se está llevando a cabo, en la Fraterna Domus de Sacrofano de Roma, la Asamblea General Anual de las Obras Misionales Pontificias.

En su alocución, el cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y presidente del Comité Supremo de las Obras Misionales Pontificias, se refirió a la celebración del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019, la formación de catequistas en los territorios de misión, la necesidad de identificar nuevas formas de oración, animación misionera y la recaudación de fondos para la missio ad gentes.

En primer lugar el cardenal prefecto se refirió a la importancia de la carta apostólica Maximum Illud del papa Benedicto XV, que dio inicio a la “fructuosa renovación evangélica de la misión eclesial”, cuyo centenario el papa Francisco ha querido celebrar con un Mes Misionero Extraordinario.

Con su carta, el papa Benedicto XV quería lograr esencialmente tres objetivos, recordó el cardenal Filoni: “En primer lugar, invitó a toda la Iglesia y a las Iglesias locales a hacerse cargo de la misión al no delegarla solo a instituciones y congregaciones religiosas. En segundo lugar, volver a recordar que evangélicamente la misión de la Iglesia tiene como único objetivo proclamar el Evangelio, la fe y el testimonio de la caridad. El tercer aspecto consistió en la voluntad explícita del Papa de romper cualquier relación entre la fe y la misión con intereses coloniales y con ideologías nacionalistas eurocéntricas, muy fuertes en ese momento”.

Para el Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el papa Francisco al celebrar el centenario de esta Carta Apostólica desea tres cosas: “primero, nos invita a renovar la misión como un compromiso bautismal de todos los fieles sin delegar en solo los institutos misioneros esta dimensión fundamental de la fe sino en todo el Pueblo de Dios; en segundo lugar, la misión debe convertirse en el paradigma de la vida ordinaria y de cada acción de la Iglesia; finalmente, a todos los cristianos en sus diócesis, parroquias, movimientos y grupos eclesiales les pide que se constituyan en un estado permanente de misión”.

El cardenal subrayó la importancia fundamental de los catequistas en la vida de las iglesias jóvenes de los territorios de misión, definiéndolos como “la figura clave en el esfuerzo de evangelización, especialmente en entornos rurales y comunidades”. “Son responsables de muchas comunidades misioneras que les encomiendan los párrocos y los obispos, conducen la liturgia dominical de la Palabra muy a menudo con la distribución de la Eucaristía, son responsables de la oración y la caridad, viven con su familia en el medio a sus hermanos cristianos y no cristianos, miembros del mismo pueblo y comunidad civil, preparan a niños y adultos para los sacramentos”.

Cuando los catequistas están “seriamente comprometidos, bien valorados y bien entrenados, son verdaderos animadores y formadores de toda la comunidad cristiana junto con los obispos, presbíteros y diáconos permanentes”.

En el contexto de los cambios sociales y eclesiales que también afectan a este ministerio, “es necesario descubrir siempre nuevas formas de ser y actuar como un catequista”, dijo el cardenal Filoni, quien indicó la oportunidad de confiar la catequesis no solo a un hombre o para una mujer que está particularmente disponible y preparado, sino también a equipos compuestos por hombres, mujeres, familias, jóvenes, un diácono permanente, un religioso o una religiosa e incluso a niños. Sin embargo, es necesario entrenar a estos pequeños equipos de cuatro o cinco para que “puedan traer al mundo un verdadero testimonio de fe y de la Iglesia”.

Para lograr este objetivo, las iglesias locales deben garantizar una adecuada formación inicial y continua de los catequistas, elegidos después de un cuidadoso discernimiento, cuidar de las estructuras de formación y elegir formadores capaces, que también resuelvan preguntas prácticas. “Los obispos locales con los presbíteros y los religiosos deben cuidar seriamente de estos colaboradores importantes y fundamentales en el trabajo de la misión de la Iglesia en los territorios que les han sido confiados”, aseguró el purpurado.

El cardenal Filoni propuso una colaboración más estrecha con los obispos y las Iglesias locales: “Respetando las diferentes necesidades y realidades locales de cada país. De esta manera, su servicio de formación misionera alcanzaría el cuidado pastoral ordinario de sus iglesias. No se desarrollaría en paralelo, sino que interactuaría con las necesidades locales de formación eclesial para la misión. Los catequistas recibirían una adecuada formación misionera en su preparación”.

El último tema tocado por el cardenal en su discurso se refirió a la necesidad de “repensar los métodos de oración, animación misionera y recaudación de fondos para la missio ad gentes del Papa junto con las Iglesias particulares”, en el contexto de “una auténtica y radical reforma de las OMP en el espíritu que nos indicó el Santo Padre en Evangelii gaudium”.

En este sentido, propuso desarrollar nuevas formas de presencia de las OMP tanto en los santuarios marianos como en otros lugares de interés para la devoción popular, así como en el mundo de las redes sociales que están al servicio de la oración y la formación de la fe.

Pidió a las secretarías internacionales de las cuatro OMP que “comiencen un proceso unitario de discernimiento de sus propios métodos para un compromiso clave en la recaudación de fondos. La preocupante disminución de los fondos que las OMP recibe y pueden distribuir, requiere una nueva perspectiva en los métodos de recaudación”, concluyó. +



« Volver
Noticias relacionadas:
“Fuentes de Esperanza”, el documental que denuncia la trata en el Mediterráneo  22.02.2020
El Conamis tuvo su primera reunión del año  18.02.2020
Desde el Santuario de Guadalupe se inició oficialmente la preparación del CAM 6  17.02.2020
Noventa aniversario de la sección femenina del Opus Dei  13.02.2020
La Acción Católica celebra en Roma un Simposio internacional sobre la santidad  07.02.2020
"Comunicación es misión”: reunión de formación misionera en el Vaticano  05.02.2020
El Papa: “La Iglesia compartió las alegrías y los dolores de los romanos”  04.02.2020
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2020 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton