Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Magisterio de los obispos
Mons. Mestre animó a ser mensajeros de la paz
Jueves 11 Jul 2019 | 08:55 am
« Volver
Misioneros ver más
Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA): Al comentar el Evangelio del 14º domingo durante el año, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, acudió a sus habituales tres puntitos para ilustrar el relato del Evangelio de San Lucas. “Misión: envío y austeridad”, “Ovejas en medio de lobos” y “Mensajeros de la paz”, fueron las tres frases para su reflexión.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
Al comentar el Evangelio del 14º domingo durante el año, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, acudió a sus habituales tres puntitos para ilustrar el relato del Evangelio de San Lucas, en el que Jesús, en pocas líneas, señala muchos verbos que nos invitan a comprometernos en serio: rueguen, vayan, no lleven, no se detengan, digan, permanezcan, coman, sanen.

“Misión: envío y austeridad”, “Ovejas en medio de lobos” y “Mensajeros de la paz”, fueron las tres frases para su reflexión.

Misión: envío y austeridad
“Muchas veces en la Iglesia tenemos la tentación de creer que la fuerza de la misión está en los medios humanos para la evangelización”, comenzó diciendo el obispo marplatense, en referencia a los recursos actuales para evangelizar a través de internet. Sin embargo, “este texto bíblico nos recuerda que la fuerza de la misión no está en los medios en sí sino en Jesús que nos envía” y que “la misión debe ser austera”.

“Esta austeridad no implica ser amarretes con los medios sino estar al servicio de que resplandezca lo central: el Señor”, mencionó el obispo, porque “si Cristo está al centro, la misión está asegurada”.

Ovejas en medio de lobos
En el segundo punto, monseñor Mestre recordó que “la tarea misionera bien hecha no es sencilla: los lobos siempre están presente”, que aparecen cuando la misión se busca vivir “de forma permanente en el propio ambiente cotidiano de vida”. La misión se vuelve compleja por diversos motivos: “tribulación, obstáculos, dificultades, persecución”, según explica San Pablo. “Todo esto se da o porque hay rechazo total o parcial del Evangelio, o porque hay apatía o indiferencia al anuncio de la salvación”, manifestó el prelado.



Pero el misionero de Jesús “debe ser realista y saber que hoy y siempre la misión tiene sus dificultades. La seguridad la tenemos que tener, una vez más, en Jesús que nos llama y nos envía, sabiendo que estamos en medio de lobos”.

Mensajeros de la paz
Finalmente, el obispo de Mar del Plata indicó que “el misionero tiene como elemento esencial de su misión llevar la paz del Señor, hacer que descienda y repose en cada persona, familia y grupo”. En nuestro entorno percibimos una “falta de paz”, y tantas personas “buscan la paz en lugares equivocados”. Ante esto, el prelado animó a “redescubrir nuestra vocación cristiana de ser mensajeros de la paz”: “¡Somos mensajeros e instrumentos de la paz de Dios!”, concluyó.+
« Volver
Noticias relacionadas:
Mons. Han Lim Moon: Dios presente realmente en el corazón de cada hombre  23.05.2020
Mons. Fernández destacó cinco claves de la encíclica Laudato si'  22.05.2020
Mons. Mestre: “El Espíritu de la verdad sale a nuestro encuentro”  20.05.2020
Mons. Buenanueva: "¡Gracias, San Juan Pablo II!"  19.05.2020
Mons. Ojea: “Que en este tiempo podamos aliviar la pena y el sufrimiento”  17.05.2020
Mons. Han Lim Moon: La promesa de Jesús de acompañarnos siempre  16.05.2020
Mons. Mestre: “Nuestra fe es viva, dinámica y experiencial”  13.05.2020
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2020 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton