Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  La Iglesia en Asia
Los acusaciones contra los obispos filipinos son “infundadas” y “persecutorias”
Martes 13 Ago 2019 | 12:19 pm
« Volver
Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas ver más
Manila (Filipinas) (AICA): La oficina en Filipinas de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) emitió una fuerte declaración de apoyo en favor de los obispos acusados por parte del gobierno de ese país de haber incurrido en un supuesto delito de sedición. “Estos cargos carecen de verdad y justicia, decencia y respeto por su dignidad humana”, afirma AIN en un comunicado.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
La oficina en Filipinas de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) emitió una fuerte declaración de apoyo en favor de los obispos acusados por parte del gobierno de ese país de haber incurrido en un supuesto delito de sedición.

“Estos cargos carecen de verdad y justicia, decencia y respeto por su dignidad humana”, afirma AIN en un comunicado.

Los prelados son acusados de haber realizado una campaña de descrédito con videos difamatorios del presidente del país, Rodrigo Duterte, una afirmación desmentida categóricamente por la Iglesia.

“Ayuda a la Iglesia Necesitada Filipinas apoya de manera firme e inequívoca a nuestro presidente, el arzobispo Sócrates Villegas, junto con los obispos Pablo Virgilio David, Honesto Ongtioco y Teodoro Bacani Jr. a la luz de los cargos de sedición presentados contra ellos”, indicó la Fundación.

AIN aseguró que los prelados acusados “siempre fueron fieles a su misión de predicar, promover y defender la vida, la verdad, la justicia y la paz” y que trabajan en favor del bien común y la estabilidad de la sociedad con un amor al país que resulta innegable a la luz de los numerosos ejemplos de servicio en favor de los filipinos. Por este motivo la organización convocó a los fieles a orar por la seguridad de los obispos y para que ellos encuentren fortaleza en la Pasión de Cristo para resistir las pruebas.

“AIN, como organización que ayuda a la Iglesia perseguida, está realmente triste por esta acusación infundada contra nuestros obispos. Tales cargos en su contra constituyen persecución de la Iglesia”, agregó la declaración.

“En unidad con las intenciones de oración del Papa, seguimos orando y esperamos que el gobierno y los funcionarios respetuosos involucrados ejerzan la justicia con la verdad, la práctica de la ley con integridad”.

La declaración fue firmada por el director nacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada - Filipinas, Jonathan B. Luciano y su directora ejecutiva, embajadora Henrietta T. De Villa.

Por su parte los obispos católicos acusados “de conspirar para derrocar a Rodrigo Duterte, al presidente filipino, presentaron al cuerpo de Policía Nacional una declaración jurada en la que explican su versión de los hechos.

Los cargos de los que se acusa a los obispos son haber difundido un vídeo viral en que se vincula a Duterte y su familia con el tráfico ilegal de drogas. Para mantener esta acusación, el Gobierno se apoya en la declaración del autor del material, Peter Joemel Advincula (quien se hace llamar Bikoy en las redes sociales), en una rueda de prensa convocada por la propia Policía del país a principios de año.

Reunido con los medios de comunicación filipinos a petición de las fuerzas del orden del país, Bikoy sostuvo en su momento que los obispos forman parte de un “grupo en la sombra” que proporciona apoyo financiero, logístico y de seguridad a los organizadores de un complot contra el presidente. Además, entregó una confesión firmada a los tribunales en la que repetía las mismas palabras.

Pero los obispos consideran esta versión un montaje. “No sé quién es este Bikoy. Nunca lo conocí, nunca hablé con él, no nos conocemos, no tenemos comunicaciones entre nosotros, así que no tengo nada que ver con eso”, sostuvo monseñor Teodoro Bacani.

En opinión de monseñor Pablo Virgilio David, obispo de Kalookan y uno de los acusados, en vez de estudiar a los prelados, la Policía debería investigar “lo que motiva al supuesto testigo a dar falso testimonio”. “La intención es obvia: puro acoso y un esfuerzo por parte de la Policía por, en vez de cumplir con su deber, hacer lo que creen que será más agradable para las autoridades superiores”. +




« Volver
Noticias relacionadas:
El Card. Tagle bautizó a 450 niños de la calle  30.09.2019
Ante la “emergencia climática”, los obispos convocan a una “conversión ecológica”  17.07.2019
Los obispos filipinos cancelan las tarifas por los sacramentos  19.03.2019
Filipinas: Al menos 27 muertos por la explosión de dos bombas en una catedral  27.01.2019
Una multitud honró al Cristo Negro en Filipinas  10.01.2019
La Iglesia de Filipinas inauguró el Año de la Juventud  27.11.2018
La Biblia es el libro más leído en Filipinas  21.11.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton