Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Familia y Vida
La eutanasia tiene una visión utilitaria de la persona, causa dolor y rechaza la esperanza, dijo el Papa
Lunes 2 Sep 2019 | 11:22 am
« Volver
El Papa recibió a la Asociación Italiana de Oncología ver más
Ciudad del Vaticano (AICA): “La práctica de la eutanasia, que ya es legal en varios Estados, solo aparentemente busca alentar la libertad personal; en realidad se basa en una visión utilitaria de la persona, que se vuelve inútil o puede equipararse a un costo”, dijo el papa Francisco, esta mañana, a los miembros de la Asociación Italiana de Oncología Médica (AIOM) a los que recibió en la Sala Clementina del Palacio Apostólico.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El papa Francisco recibió esta mañana, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico, a los miembros de la Asociación Italiana de Oncología Médica (AIOM) a los que animó a acompañar al paciente y a sus seres queridos en todas las etapas de la enfermedad tratando de aliviar su sufrimiento con prácticas más atentas al valor de cada persona.

El Santo Padre comenzó su discurso agradeciendo el trabajo que realiza la AIOM, sin fines de lucro, en el sector de la salud, “fomentando la investigación y la prevención, esforzándose por mejorar los diagnósticos y tratamientos, y desarrollando numerosas iniciativas de actualización y formación para los médicos y los otros trabajadores del sector de oncología”.

Por otra parte el pontífice destacó el objetivo de la Asociación, que además de promover el progreso en el campo clínico, “favorece las relaciones, tratando de incentivar el intercambio de los objetivos alcanzados y “por el cuidado de la relación con el paciente”.

“Participar juntos en esta reunión, sentados uno al lado del otro, representa un mensaje fuerte y un signo elocuente no solo para el mundo de la salud, sino para toda la sociedad, llamada a renovarse en un estilo solidario y fraterno”, subrayó Francisco y precisó que “la oncología de precisión, que promueven, también se convierte en una oncología de misericordia, porque el esfuerzo por personalizar la atención revela el interés no solo por la enfermedad, sino por el paciente y sus características. Una oncología de este tipo va más allá de la aplicación de los protocolos y revela un uso de la tecnología que está al servicio de las personas”.

Al respecto el pontífice añadió que “la tecnología no está al servicio del hombre cuando lo reduce a cosa, cuando distingue entre el que todavía es acreedor de cuidados y el que no, porque se le considera solamente una carga –y a veces un descarte-.


La eutanasia causa amargura y rechaza la esperanza
Francisco insistió en este punto en señalar que “la práctica de la eutanasia, que ya es legal en varios estados, solo aparentemente busca alentar la libertad personal; en realidad se basa en una visión utilitaria de la persona, que se vuelve inútil o puede equipararse a un costo, si desde el punto de vista médico no tiene esperanza de mejorar o ya no puede evitar el dolor”.

“Por el contrario, el compromiso de acompañar al paciente y a sus seres queridos en todas las etapas de la enfermedad tratando de aliviar su sufrimiento mediante paliación u ofreciendo un ambiente familiar en los hospicios, que son cada vez más numerosos, contribuye a crear cultura y prácticas más atentas al valor de cada persona”, expresó.

El Papa animó a los miembros de la AIOM a “no desanimarse nunca por la incomprensión que puedan encontrar, o ante la insistente propuesta de caminos más radicales y apresurados. Si se elige la muerte, los problemas se resuelven en cierto sentido; ¡Pero cuánta amargura hay detrás de este razonamiento y qué rechazo de la esperanza implica la opción de renunciar a todo y romper todos los lazos!”.

Por último el Santo Padre recordó la “importancia de la prevención, que debe entenderse sea como un diagnóstico precoz o como respeto por el cuerpo y sus necesidades” e indicó que “la mejor y más verdadera prevención es la de un ambiente saludable y un estilo de vida que respete el cuerpo humano y sus leyes”.

Teniendo a Jesús como ejemplo, Francisco alentó a “acercarse al que sufre, sobre todo a los pequeños, y a poner a los débiles en primer lugar, para que crezcan en una sociedad más humana y establezcan relaciones marcadas por la gratuidad, en lugar de por la oportunidad”. +



« Volver
Noticias relacionadas:
El Papa: Educar a los jóvenes en el respeto a la persona y al medioambiente  09.12.2019
Homenaje a la Virgen: “Ella refleja en la oscuridad más profunda un rayo de luz”  09.12.2019
El Papa en el Ángelus: En María se refleja la belleza de Dios  08.12.2019
El Papa a ONG católicas: “Incluir a los más vulnerables en la casa común”  07.12.2019
El Papa a revista jesuita: escuchar, dialogar y nunca cubrir la realidad  06.12.2019
Francisco pidió a los notarios no ir por la “autopista del beneficio”  06.12.2019
El Video del Papa: “Cada niño que sufre es un grito que se eleva a Dios”  05.12.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton