Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Coronavirus
El Card. Poli rezó para que “se apague el mal que hace sufrir a toda la tierra”
Martes 24 Mar 2020 | 09:06 am
« Volver
Buenos Aires (AICA): Desde la catedral metropolitana de Buenos Aires, el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, envió un videomensaje a la comunidad arquidiocesana, en vísperas de la solemnidad de la Anunciación del Señor, que la Iglesia celebra el miércoles 25 de marzo. Aprovechó para elevar una plegaria al Santo Cristo y a Nuestra Señora de los Buenos Aires, animando a la comunidad a rezar, en el momento de crisis sanitaria que atraviesa el mundo.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
En cuarentena, desde la catedral metropolitana de Buenos Aires, el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, envió un videomensaje a la comunidad arquidiocesana, en vísperas de la solemnidad de la Anunciación del Señor, que la Iglesia celebra el miércoles 25 de marzo.

“El próximo miércoles vamos a celebrar el gran misterio de la Anunciación del Ángel a María. Comienza el misterio de la presencia de Jesús en este mundo y queremos celebrarlo en el corazón y hacer de cada familia una pequeña Iglesia doméstica que eleve la oración a Dios en esta solemnidad”, comenzó el purpurado.

El cardenal Poli se refirió al “flagelo” de la pandemia del Coronavirus que la sociedad mundial atraviesa, y aprovechó para elevar una plegaria al Santo Cristo y a Nuestra Señora de los Buenos Aires, animando a la comunidad a rezar: “Son momentos muy críticos, donde la oración cristiana se une a todas las oraciones del Dios único y verdadero que nos ha enviado a Jesucristo, nuestro Salvador. Es tiempo de unirnos, porque la humanidad es una, y pedir por todos los hombres y mujeres del mundo”.

En referencia al 25 de marzo, el arzobispo indicó: “Vamos a celebrar la Anunciación del Ángel, el embarazo de María, que hace de su vientre un santuario de la Vida con mayúscula, e ilumina todas las vidas que están en las panzas de su mamá. Vamos a pedir para que esta pandemia no llegue a los inocentes por nacer. Y también pedimos la protección de los abuelos, de los más vulnerables, de los pobres, de los que están expuestos, trabajando en la salud, los que están al servicio de esta cruzada, que luchan contra este enemigo invisible, el virus que nos ataca”.

El cardenal rezó frente al Santo Cristo de Buenos Aires y le suplicó: “Queremos pedirte muy especialmente por todos los enfermos en esta pandemia que nos ha afligido a todos. Queremos elevar un salmo de alabanza y pedirte la protección, para que le pidas a nuestro Padre Dios que nos libre de todo mal; que te acuerdes del mundo entero, muy especialmente en este día que celebramos la Anunciación del misterio de la encarnación de Jesús en el vientre de María. Te pedimos por los niños, por las mujeres embarazadas, por las dos vidas, por los abuelos, los pobres, los vulnerables, y elevamos esta oración inspirada del salmo que has querido que pongamos en nuestros labios para pedirte con fervor y piedad”.

Seguidamente rezó el salmo y se dirigió a Nuestra Señora de los Buenos Aires: “Sabemos que eres Madre de todos los porteños, venimos a Ti en este momento de angustia, a pedirte que protejas a todos los enfermos, especialmente a los niños por nacer, que están en el santuario de la vida, que son sus madres. En este día en que celebramos la Anunciación del Ángel a tu vida, y celebramos también que vos has creído a este Dios que te promete la felicidad de ser la Madre de Dios. Te pedimos que eleves a tu Hijo Jesús esta oración por todos los hombres y mujeres del mundo”.

“María, tú que eres la estrella del cielo, que concebiste, diste a luz y amamantaste al Señor, y así con tu divina maternidad destruiste la epidemia de la muerte que los primeros padres habían introducido en el mundo por el pecado original, recibe, Señora, nuestras oraciones y pídele a Jesús por el mundo entero, porque tu Hijo, que nada te niega, te lo concederá”.

Y al concluir, el cardenal Poli rezó: “A ti, Señor, que nos diste por madre a María, en esta advocación bendita de Nuestra Señora de los Buenos Aires, te pedimos que se apague el mal que hace sufrir a toda la tierra. Jesús, sálvanos de esta epidemia, para lo cual reza por nosotros la Virgen, tu Madre”.+

« Volver
Noticias relacionadas:
Rosario mundial: Santuarios de todo el mundo junto con el Papa por el fin de la pandemia  30.05.2020
Mons. Montini: “El vínculo con Dios también es importante al flexibilizar la cuarentena”  30.05.2020
El lunes 1 de junio la Biblioteca y los archivos vaticanos reabren sus puertas a los investigadores  30.05.2020
Juridiscciones eclesiásticas mendocinas piden habilitar templos para la misa con fieles  29.05.2020
Jurec San Isidro: Continuidad pedagógica en tiempo de pandemia  29.05.2020
Covid-19: Obispos bolivianos piden “responsabilidad” ante el incremento de casos  29.05.2020
Pandemia: Cómo acompañar al Papa en el rezo del Rosario  29.05.2020
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2020 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton