Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Vocaciones
Mensaje del Papa: “Las palabras de la vocación”: agradecimiento, coraje, esfuerzo, alabanza
Martes 24 Mar 2020 | 08:57 am
« Volver
Ciudad del Vaticano (AICA): “Las palabras de la vocación”, es el título del Mensaje que el papa Francisco dio a conocer hoy, con ocasión de la 57ª Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que este año se celebra el próximo 3 de mayo.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
“Las palabras de la vocación”, es el título del Mensaje que el papa Francisco dio a conocer hoy, con ocasión de la 57ª Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que este año se celebra el próximo 3 de mayo.

Agradecimiento, coraje, esfuerzo, alabanza: estas son las palabras que el Santo Padre subraya en su mensaje centrando su reflexión en la página del Evangelio en la que Jesús camina sobre aguas tormentosas y en su orden “el viento cesa y las olas se calman”.

La imagen del tormentoso cruce del lago Tiberíades, después de que Jesús había ordenado a su gente que abordara el bote y lo precediera en la otra orilla, “de alguna manera evoca el viaje de nuestra existencia”, escribe Francisco y explica:

“El bote de nuestra vida, de hecho, avanza lentamente, siempre inquieto porque busca un lugar de desembarco feliz, listo para enfrentar los riesgos y oportunidades del mar, pero también ansioso por recibir una táctica del timonel que finalmente lo conducirá al rumbo correcto. A veces, sin embargo, puede perderse, quedar deslumbrado por las ilusiones en lugar de seguir el faro que la lleva al puerto seguro, o ser desafiada por los vientos contrarios de dificultades, dudas y temores”.

Es la experiencia de los discípulos mismos que cuando siguen a Jesús tienen que decidir abandonar su seguridad y emprender el cruce. No es una decisión fácil porque “llega la noche, sopla el viento opuesto” y se siente el “miedo de no hacerlo y no estar a la altura de la llamada”. Pero como dice el Evangelio, no estamos solos en este viaje. El Señor llega a los discípulos, “se sube al bote y hace que el viento se detenga”. Para esto, la primera palabra elegida por el Papa Francisco es gratitud y escribe:

La realización de nosotros mismos y nuestros planes de vida no es el resultado matemático de lo que decidimos dentro de un “yo” aislado; por el contrario, es sobre todo la respuesta a una llamada que nos llega desde arriba. Es el Señor quien nos muestra la orilla para ir y quien, antes de eso, nos da el coraje para subirnos al bote; es él quien, mientras nos llama, también se convierte en nuestro timonel para acompañarnos.

La primera reacción de los discípulos en el bote, cuando Jesús va a su encuentro, es miedo, continúa el Papa, piensan que es un fantasma, pero Jesús los insta a tener “coraje”. Es la segunda palabra de las vocaciones y el Papa explica que lo que a menudo nos paraliza son los fantasmas dentro de nosotros. Y da un ejemplo:

Cuando se nos llama a salir de nuestra orilla a salvo y adoptar un estado de vida, como el matrimonio, el sacerdocio ordenado, la vida consagrada, la primera reacción a menudo está representada por el “fantasma de la incredulidad”: no es posible que esta vocación sea para mí; ¿Es esta realmente la forma correcta? ¿El Señor me pregunta esto?

Así que estamos atrapados en “justificaciones” y “cálculos que nos hacen perder ímpetu”, creemos que estábamos equivocados. “Casarse o consagrarse de una manera especial a su servicio requiere coraje”, escribe Francisco y el Señor lo sabe. Por esta razón nos dice: “No tengas miedo, ¡estoy contigo!”.



Mantén tus ojos en Jesús
“Toda vocación implica un compromiso”, escribe Francisco nuevamente, así que aquí está la tercera palabra, “fatiga”. Pero advierte: “Si nos dejamos abrumar por el pensamiento de responsabilidades” o de posibles dificultades futuras, entonces “nos arriesgaremos a hundirnos”. En cambio, manteniendo nuestros ojos en Jesús, podemos continuar:

De hecho, él extiende su mano cuando, debido al cansancio o al miedo, corremos el riesgo de hundirnos, y nos da el impulso necesario para vivir nuestra vocación con alegría y entusiasmo.

Conozco tu esfuerzo
El Papa vuelve a la imagen de Jesús en medio de la tormenta para reiterar que incluso “en nuestras vidas y en la agitación de la historia”, el Señor trabaja y nos salva y continúa:

Pienso en aquellos que asumen deberes importantes en la sociedad civil, en los cónyuges a quienes no me gusta llamar por casualidad “los valientes”, y especialmente en aquellos que abrazan la vida consagrada y el sacerdocio. Conozco tu fatiga, las soledades que a veces pesan en tu corazón, el riesgo de un hábito que extingue lentamente el fuego ardiente de la llamada, la carga de la incertidumbre y la precariedad de nuestros tiempos, el miedo al futuro. ¡Ánimo, no tengas miedo!

Alabado sea Dios porque nos salva
Jesús extiende su mano y nos salva. La cuarta y última palabra 'alabanza' es, por lo tanto, una consecuencia. Una actitud de la cual María es maestra, que “agradecida por la mirada de Dios” sobre ella, viviendo solo con fe “ha hecho de su vida una canción eterna de alabanza al Señor”. Francisco concluye invitando a toda la Iglesia a tomar este mismo camino para que cada uno de nosotros pueda descubrir y aceptar el llamado de Dios y “ofrecer la propia vida como una canción de alabanza a Dios, a los hermanos y al mundo entero”. +

» Texto completo del mensaje




« Volver
Noticias relacionadas:
“Un Minuto por la Paz” y un pedido por el fin de las pandemias  05.06.2020
Papa: Las heridas a nuestra madre tierra sangran también en nosotros  05.06.2020
El alcalde de Manresa invitará al Papa a visitar la ciudad en la que vivió san Ignacio  05.06.2020
El Papa se une al ciberencuentro de Scholas por el Día Mundial del Ambiente  04.06.2020
El Papa subastará regalos de deportistas para recaudar fondos contra la pandemia  04.06.2020
El Papa: Ninguna tolerancia para el racismo, pero con violencia nada se gana  03.06.2020
Catequesis del Papa: Discutir con Dios no es una herejía  03.06.2020
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2020 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton