Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Coronavirus
El Crucifijo que salvó a Roma de la peste negra presidirá hoy la bendición urbi et orbi del Papa
Viernes 27 Mar 2020 | 10:43 am
« Volver
Roma (Italia) (AICA): La imagen del Cristo milagroso que el papa Francisco visitó el 15 de marzo en la iglesia romana de San Marcelo para rezar por el fin del coronavirus, fue retirada de su altar y transportada a la Plaza de San Pedro para que pueda estar presente hoy durante la bendición Urbi et Orbi del Santo Padre.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
La imagen del Cristo milagroso que el papa Francisco visitó el 15 de marzo en la iglesia romana de San Marcelo para rezar por el fin del coronavirus, fue retirada de su altar y transportada a la Plaza de San Pedro para que pueda estar presente hoy durante la bendición Urbi et Orbi del Santo Padre.

El crucifijo fue retirado este miércoles por personal del Vaticano de la iglesia de San Marcelo al Corso, que data del siglo V, para ser instalado temporalmente en la Plaza de San Pedro.

La iglesia de San Marcelo en Via del Corso en Roma, es muy antigua. Fue fundada en el siglo IV por el papa Marcelo I que fue perseguido por el emperador Majencio y condenado a realizar los trabajos más pesados en los establos del catabulum (la oficina central de correos del Estado) hasta su muerte por agotamiento. En la misma iglesia se encuentran sus restos.

La iglesia, entre la noche del 22 y el 23 de mayo de 1519, sufrió un voraz incendio que la redujo completamente a cenizas. La gente, al amanecer, se acercó desolada a ver la trágica escena de escombros todavía humeantes. Allí encontraron el Crucifijo colgado en el altar principal providencialmente intacto, iluminado por la lámpara de aceite que, aunque arrugada por las llamas, todavía ardía a sus pies.

Inmediatamente gritaron que era un milagro y los más devotos comenzaron a reunirse todos los viernes para rezar y encender lámparas al pie de la imagen de madera. Así nació la Archicofradía del Santísimo Crucifijo en Urbe”, que existe hasta hoy.



Pero este no fue el único milagro acontecido al crucifijo. El siguiente se remonta al año 1522, donde una terrible plaga azotó tan violentamente la ciudad de Roma, que se temía que la ciudad perdiera completamente todos sus habitantes.

Desesperados los frailes Siervos de María decidieron llevar el crucifijo en una procesión penitencial desde la iglesia de San Marcelo hasta la basílica de San Pedro. Las autoridades, temiendo el riesgo de contagio, trataron de evitar la procesión religiosa, pero la desesperación colectiva no tuvo en cuenta la prohibición y la imagen de Nuestro Señor fue transportada por las calles de la ciudad acompañada por la aclamación popular.

Esta procesión duró varios días, y cuando el crucifijo regresó a su lugar la plaga cesó por completo y Roma se salvó de ser exterminada.

Desde el año 1650, el Crucifijo milagroso se lleva a San Pedro para cada año santo.

En la Cuaresma del Gran Jubileo del 2000, el crucifijo milagroso fue expuesto en el Altar de la Confesión en San Pedro, y frente a su imagen san Juan Pablo II celebró el “Día del Perdón”.+



« Volver
Noticias relacionadas:
Un sacerdote de Villa 31 de Retiro contagiado de Covid-19  01.06.2020
Actividades virtuales de la UCA abiertas a la comunidad  01.06.2020
Mons. Montini: “El vínculo con Dios también es importante al flexibilizar la cuarentena”  30.05.2020
Papa al Ordo Virginium: sean mujeres que creen en lo revolucionario de la ternura y del cariño  01.06.2020
"Aquí estoy, mándame": Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de las Misiones  01.06.2020
Francisco en Pentecostés: “El secreto de la unidad es donarse”  31.05.2020
Regina Coeli: “El Espíritu Santo crea hombres y mujeres nuevos”  31.05.2020
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2020 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton