Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  Francisco
Amena charla del Papa con estudiantes de escuelas jesuitas
Viernes 7 Jun 2013 | 11:36 am
« Volver
Ciudad de Vaticano (AICA): El papa Francisco recibió esta mañana en el Vaticano a los jóvenes de las escuelas jesuitas de Italia y Albania, en un clima de afecto y espontaneidad, tanto que el pontífice dijo: “He preparado un texto, pero son cinco páginas y es un poco largo. Vamos a hacer así: Yo se lo doy al padre provincial y al padre Federico Lombardi (director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede) para que todos lo tengan escrito y después algunos de ustedes me preguntarán y yo les contestaré; así hablaremos”. En ese mensaje, el pontífice recuerda que para ser magnánimos con libertad interior y espíritu de servicio es necesaria la formación espiritual. Alentó a los docentes y les pidió dar esperanza y optimismo a sus alumnos enseñándoles a “ver la belleza y la bondad de la creación y del hombre, que conserva siempre la huella del Creador”. En tanto, en el intercambio, el pontífice respondió en forma amena diversas preguntas, entre ellas por qué eligió vivir en la Casa Santa Marta, y ofreció consejos de padre a los jóvenes. Una joven le preguntó si seguía viendo a sus amigos y Francisco respondió: “Yo soy Papa desde hace dos meses y medio - ha respondido- y mis amigos están a 14 horas de avión; están lejos. Pero tres ya vinieron a verme y a saludarme, y yo les escribo, me escriben y los quiero mucho. No se puede vivir sin amigos”.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El papa Francisco recibió esta mañana en el Vaticano a los jóvenes de las escuelas jesuitas de Italia y Albania, en un clima de afecto y espontaneidad, tanto que el pontífice dijo: “He preparado un texto, pero son cinco páginas y es un poco largo. Vamos a hacer así: Yo se lo doy al padre provincial y al padre Federico Lombardi (director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede) para que todos lo tengan escrito y después algunos de ustedes me preguntarán y yo les contestaré; así hablaremos”.

En ese mensaje, el pontífice recuerda que para ser magnánimos con libertad interior y espíritu de servicio es necesaria la formación espiritual. Alentó a los docentes y les pidió dar esperanza y optimismo a sus alumnos enseñándoles a “ver la belleza y la bondad de la creación y del hombre, que conserva siempre la huella del Creador”.

También les pidió que no se acostumbren a no encerrarse en sí mismos, sino que “deben abrirse a los demás especialmente a los pobres y necesitados, a trabajar para mejorar el mundo en que vivimos”.

En tanto, en el intercambio con los alumnos, un joven preguntó al pontífice si seguía viendo a sus amigos, y el Papa respondió: “Yo soy Papa desde hace dos meses y medio, y mis amigos están a 14 horas de avión; están lejos. Pero tres ya vinieron a verme y a saludarme, y yo les escribo, me escriben y los quiero mucho. No se puede vivir sin amigos”.

Después una niña quiso saber por qué había renunciado a vivir en el Palacio Apostólico, eligiendo en cambio la Casa Santa Marta. “¿Es una renuncia a la riqueza?”, le preguntó. Y el Pontífice, le explicó: “Creo que no se trata sólo de algo que tenga que ver con la riqueza. Para mí es un problema de personalidad. Yo necesito vivir en medio de la gente y si viviera solo, aislado, no me sentaría bien. Esta pregunta me la hizo ya un profesor: ‘¿Por qué no va Usted a vivir allí?’ Y yo le contesté: ‘Mire, profesor, por cuestiones psiquiátricas, eh?’ Porque es mi personalidad. También el departamento, ese no es tan lujoso. Pero no puedo vivir solo ¿me entiendes? Y además creo que los tiempos nos dicen que hay tanta pobreza en el mundo y esto es un escándalo. La pobreza del mundo es un escándalo”.

En el discurso, del que ofrecemos una síntesis, el Papa escribía:
“La escuela es uno de los ambientes educativos donde se crece para aprender a vivir, para convertirse en hombres y mujeres adultos y maduros...Y siguiendo lo que enseña San Ignacio el elemento principal de la escuela es aprender a ser magnánimo... que significa tener grandeza de alma, tener grandes ideales, el deseo de lograr grandes cosas para responder a lo que Dios nos pide y precisamente para ello, hacer las cosas bien todos los días, las actividades diarias... los encuentros con las personas; hacer las pequeñas cosas de todos los días con un corazón grande abierto a Dios y a los demás”.

“La escuela no amplía solamente vuestra dimensión intelectual, sino también humana Y creo que de forma particular las escuelas de los Jesuitas prestan mucha atención al desarrollo de las virtudes humanas: la lealtad, el respeto, la fidelidad, el compromiso. Me gustaría hacer hincapié en dos valores fundamentales: la libertad y el servicio. Ante todo: ¡Sed personas libres!... Libertad significa saber reflexionar sobre lo que hacemos, saber evaluar...cuáles son los comportamientos que hacen crecer, significa elegir siempre el bien... Tener la libertad de escoger el bien siempre es un reto, pero os convertirá en personas con espina dorsal, que puede enfrentar la vida con coraje y paciencia La segunda palabra es servicio. En vuestras escuelas participáis en diversas actividades que os acostumbran a no encerraros en vosotros mismos, en vuestro propio mundo, sino a abriros a los demás especialmente a los pobres y necesitados, a trabajar para mejorar el mundo en que vivimos”.

“Para ser magnánimos con libertad interior y espíritu de servicio es necesaria la formación espiritual.. Amad Jesucristo. Nuestra vida es una respuesta a su llamada: seréis felices y construiréis bien vuestra vida si sabéis responder a esa llamada. Sentid la presencia del Señor en vuestra vida... En la oración, en el diálogo con Él, leyendo la Biblia, descubriréis que cerca está. Y aprended también a leer los signos de Dios en vuestra vida. Él nos habla siempre, también a través de los acontecimientos de nuestro tiempo y de nuestra existencia cotidiana: somos nosotros los que tenemos que escucharle”.

El Santo Padre, en su discurso, decía a los jesuitas, profesores, trabajadores de los colegios y padres. "No os desaniméis ante la dificultad que conlleva el desafío educativo Educar no es un oficio, sino una actitud, una forma de ser; para educar se necesita salir de uno mismo y estar en medio de los jóvenes, acompañarles en su etapa de crecimiento estando a su lado".

Asimismo Francisco les pedía dar esperanza y optimismo a sus alumnos enseñándoles a “ver la belleza y la bondad de la creación y del hombre, que conserva siempre la huella del Creador. Pero sobre todo, siendo ejemplo con vuestra vida de lo que comunicáis". Asimismo les recordaba que un educador transmite "conocimientos, valores con sus palabras, pero repercutirá en los jóvenes si acompaña esas palabras con su ejemplo, con su coherencia de vida. Sin coherencia no es posible educar.” También reiteraba que el colegio además de hacer las funciones de catalizador, lugar de encuentro y convergencia de toda la comunidad educativa, tiene como objetivo el "formar, el ayudar a crecer como personas maduras, simples, competentes y honestas, que sepan amar con fidelidad, que sepan vivir la vida como respuesta a la vocación de Dios, y de la futura profesión como servicio a la sociedad".

Durante el diálogo uno de los estudiantes le ha pedido palabras de ayuda para poder crecer, a veces en medio de dudas y Francisco ha dicho: “Caminar es un arte porque si siempre vamos deprisa nos cansamos y no llegamos al final del camino. Y en cambio, si nos paramos, no andamos y tampoco llegamos a la meta. Caminar es el arte de mirar al horizonte, pensar adonde queremos ir pero aguantar también el cansancio del camino, que a veces es difícil... Hay días oscuros, días de fracaso, también alguna que otra caída.. Uno se cae....Pero pensad siempre esto: “No tengáis miedo de los fracasos, ni de las caídas. En el arte de andar lo que importa no es caer, sino quedarse en el suelo. Hay que levantarse, enseguida, y seguir andando. Esto es hermoso: este trabajar todos los días; esto es caminar de forma humana. Pero caminar solos es desagradable y aburrido. Caminar en comunidad, con los amigos, con los que nos quieren... Eso nos ayuda a llegar al final, adonde queremos llegar”.

Una joven ha preguntado al Pontífice si seguía viendo a sus amigos. “Yo soy Papa desde hace dos meses y medio - ha respondido- y mis amigos están a 14 horas de avión; están lejos. Pero tres ya han venido a verme y a saludarme, y yo les escribo, me escriben y les quiero mucho. No se puede vivir sin amigos”

Otro le ha dicho si había quería ser Papa. “Pero ¿tu sabes que significa que una persona no se quiera mucho? - ha contestado- “Una persona que quiera ser Papa no se quiere mucho. No, yo no he querido ser Papa”.

Después una niña ha querido saber por qué había renunciado a vivir en el Palacio apostólico, eligiendo en cambio la Casa de Santa Marta, y a un coche grande. ¿Es una renuncia a la riqueza?. “Creo que no se trate sólo de algo que tenga que ver con la riqueza - ha respondido- Para mí es un problema de personalidad. Yo necesito vivir en medio de la gente y si viviera solo, aislado, no me sentaría bien. Esta pregunta me la hizo ya un profesor: “¿Por qué no va Usted a vivir allí? Y yo le contesté: “Mire, profesor, por cuestiones psiquiátricas, eh?”... Porque es mi personalidad. También el apartamento, ese no es tan lujoso.. Pero no puedo vivir solo ¿me entiendes? Y además creo que los tiempos nos dicen que hay tanta pobreza en el mundo y esto es un escándalo. La pobreza del mundo es un escándalo. En un mundo donde hay tantas riquezas, tantos recursos para dar de comer a todos, es imposible entender qué haya tantos niños que pasan hambre, tantos niños sin educación, tantos pobres. La pobreza hoy es un grito. Todos tenemos que pensar en volvernos un poco más pobres: todos tendríamos que hacerlo. Habría que preguntarse: ¿Cómo puedo yo hacerme un poco más pobre para parecerme más a Jesús que era el Maestro pobre?... No, en mi caso, no es un problema de virtud personal mía, es que no puedo vivir solo” y el tema del coche depende del hecho de “no tener tantas cosas y volverse un poco más pobre”.

“¿Cómo convivir con la pobreza en el mundo?” ha sido otra de las preguntas: “Antes de nada quiero deciros, a todos vosotros, los jóvenes: ¡No os dejéis robar la esperanza! Y ¿quien os roba la esperanza? El espíritu del mundo, las riquezas, el espíritu de la vanidad, la soberbia, el orgullo... todo esto te roba la esperanza ¿Donde encuentro la esperanza? En Jesús pobre... Jesús que se hizo pobre por nosotros.... La pobreza nos llama a sembrar esperanza. Parece difícil de entender”. El Papa ha recordado al respecto la carta que el Padre Arrupe, Prepósito General de la Compañía de Jesús, escribió a los Centros de investigación social de la Compañía: “Hablaba - ha explicado- de cómo hay que abordar la cuestión social. Y, al final, nos decía: “Mirad, no se puede hablar de pobreza sin tener experiencia directa con los pobres”. “No se puede hablar de pobreza abstracta: no existe. La pobreza es la carne de Jesús pobre: en el niño que tiene hambre, en el enfermo, en esas estructuras sociales injustas... Id y ver allí la carne de Jesús.. Pero no os dejéis que el bienestar, el espíritu del bienestar os robe la esperanza porque al final uno se convierte en nada en la vida. Los jóvenes tienen que apostar por altos ideales: este es el consejo. Pero la esperanza ¿donde la encuentro? En la carne de Jesús que sufre y en la pobreza verdadera”.+
« Volver
Noticias relacionadas:
Tristeza y preocupación de Francisco ante el drama del desempleo  23.04.2014
En el día de su santo, el Papa pidió “no buscar entre los muertos al que está vivo”  23.04.2014
Presentaron una muestra con cuadros del Papa  21.04.2014
El Papa invitó a vivir la alegría de la Resurrección  21.04.2014
Francisco pidió por la paz del mundo e instó a derrotar el flagelo del hambre  21.04.2014
Vigilia Pascual: Desde la resurrección de Jesús todo cobra nuevo sentido  19.04.2014
El Santo Padre llama a los sacerdotes a vivir su ministerio con alegría  17.04.2014
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2014 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton