Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Francisco
Francisco alienta la tarea de una artista de su barrio
Lunes 10 Jun 2013 | 10:41 am
« Volver
El nuevo cuadro de la artista plástica. ver más
Buenos Aires (AICA): El papa Francisco agradeció por carta a Mercedes Fariña, una joven pintora que vive en el barrio de Flores y que a mediados de abril cobró notoriedad por haber realizado el primer cuadro al óleo de su figura, que aparece en pose contrita y rogando a Dios. El papa agradeció su retrato alegórico en una carta escrita a mano y la alentó a seguir progresando. Ahora, la artista concluyó otro fresco en el que se representa al pontífice con la mirada en alto y un fragmento de la obra que engalana la Capilla Sixtina.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El papa Francisco agradeció por carta a Mercedes Fariña, una joven pintora que vive en el barrio de Flores y que a mediados de abril cobró notoriedad por haber realizado el primer cuadro al óleo de su figura, que aparece en pose contrita y rogando a Dios, mientras en un segundo plano se extiende la imagen perfilada en monocronomo de la basílica de San José.

“De mi mejor aprecio en Cristo: Le agradezco la carta del pasado 13 que me trajo Francesca Ambrogetti. También le agradezco el retrato alegórico y la felicito por su capacidad artística. Le pido, por favor, que rece y haga rezar por mí. Que Jesús la bendiga y la Virgen Santa la cuide”, expresó el Papa en una carta escrita a mano.

“Habemus Papam” no es lo único que esta artista ha realizado: el segundo cuadro del papa Francisco también es argentino. Y también lo realizó Fariña. Se trata de una composición sencilla, aunque altamente simbólica, en la que se representa al pontífice con la mirada en alto y un fragmento de “La Creación”, obra de Miguel Ángel que adorna la Capilla Sixtina.

La disposición de las figuras no es casual y se ajusta a un patrón de gran significado iconográfico, con la luz envolviendo la totalidad de la escena. El Santo Padre, en un primer plano, se muestra en actitud de oración, mirando hacia el Cielo, como mediador y emisario entre el hombre y su Creador; ubicado entre lo mundano y lo sacro, entre lo terrenal y lo divino. En su pecho porta una austera cruz de madera, como símbolo de devoción y sencillez.

Por detrás de Francisco, se ubica Adán en representación de los hombres, en un monocromo que es hábilmente utilizado por la artista para separarlo del Santo Padre; aunque al acercarse a Dios se evidencia que su antebrazo y su mano van adquiriendo la tonalidad de la piel humana. Así, el humano se vuelve tal, por obra y gracia de Dios, quien se inclina hacia su encuentro.

Dos franjas entrecruzadas, simbolizando la cruz católica, sustentan y equilibran la composición, aportando un halo integrador de modernidad al discurso plástico.+
« Volver
Noticias relacionadas:
El Papa llamó a los jóvenes a no temer y confiar en la Iglesia  22.02.2018
Jornada de la Juventud: El Papa desea que los jóvenes caminen de la mano de María  22.02.2018
Nueva visita del Papa a una parroquia romana  22.02.2018
Carta Pastoral en ocasión del Año Mariano Diocesano  21.02.2018
Ángelus: La Cuaresma es tiempo de penitencia, pero no es triste  18.02.2018
El Papa y la curia romana inician los ejercicios espirituales de Cuaresma  18.02.2018
“Sean sacerdotes de la gente y para la gente”, pidió Francisco a los seminaristas  17.02.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton