Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Vida Religiosa
Profesión solemne en Corrientes de una monja clarisa
Jueves 22 Ago 2013 | 11:16 am
« Volver
Santa Clara
Corrientes (AICA): Al presidir la misa de profesión solemne de la hermana María Pía del Sagrado Corazón de Jesús OSC, el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik OFMCap, recordó que “esa entrega total a Dios que se manifiesta en la vocación a la virginidad, no anula la maternidad, todo lo contrario, la potencia”. El prelado destacó que “la clarisa se mira en ese espejo, en cuyo centro contempla a Jesucristo pobre y crucificado” y precisó que “allí, querida hermana, está todo lo que necesita el corazón de una clarisa para ser dichosa y poder alabar a Dios, exclamando junto con María, Virgen y Madre: ‘Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios mi Salvador’. Y luego, partir enseguida, sin andar perdiendo el tiempo en cosas superficiales, y ponerse al servicio de las hermanas para lo que necesiten, y para estar con el Señor”.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
Al presidir la misa de profesión solemne de la hermana María Pía del Sagrado Corazón de Jesús OSC, el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik OFMCap, recordó que “esa entrega total a Dios que se manifiesta en la vocación a la virginidad, no anula la maternidad, todo lo contrario, la potencia”.

“La clarisa, mediante su consagración virginal, al mismo tiempo que entrega toda su vida a Jesús, se integra a la fraternidad con las otras hermanas, para ponerse al servicio de ellas y no para vivir cómodamente sin esposo y sin hijos”, subrayó durante la celebración eucarística del 15 de agosto en el convento Inmaculada Concepción y Santa Clara, en Corrientes.

El prelado sostuvo que “la presencia de Dios se manifiesta siempre como plenitud de vida y misión, es decir, como don y tarea. Por ello, el desposorio virginal de María Pía es una respuesta a Jesús que la elige y llama a entregarle toda su vida a Él, como lo hace también Él hacia ella. Jesús elige, llama y promete”.

Asimismo, destacó que “la clarisa se mira en ese espejo, en cuyo centro contempla a Jesucristo pobre y crucificado”.

Tras señalar que “en el crucifijo de San Damián, el Cristo de los grandes ojos que habían fascinado a Francisco, se transformaron en el ‘espejo’ de Clara”, indicó que “no por casualidad el tema del espejo le resultará muy querido y, en la IV carta a Inés de Praga, escribirá: ‘Mira cada día este espejo, oh reina esposa de Jesucristo, y escruta en él continuamente tu rostro’”.

Monseñor Stanovnik precisó que “allí, querida hermana María Pía, está todo lo que necesita el corazón de una clarisa para ser dichosa y poder alabar a Dios, exclamando junto con María, Virgen y Madre: ‘Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios mi Salvador’. Y luego, partir enseguida, sin andar perdiendo el tiempo en cosas superficiales, y ponerse al servicio de las hermanas para lo que necesiten, y para estar con el Señor”.

“Él te eligió como esposa y quiere conducirte amorosamente a vivir en plenitud tu consagración. No le tengas miedo, vale la pena, en realidad, es lo único que realmente vale la pena”, concluyó.

En 2009, las religiosas clarisas cumplieron 50 años de presencia en la arquidiócesis de Corrientes.+

Texto completo de la homilía
« Volver
Noticias relacionadas:
Bendicen la piedra fundamental del futuro monasterio de las hermanas clarisas  24.10.2014
Profesión temporal de una religiosa de las Hermanas Pobres de Puán  02.10.2014
Hermanas clarisas se suman al itinerario pastoral de Goya  19.02.2014
Profesión solemne de una religiosa clarisa  14.08.2013
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2014 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton