Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Peregrinaciones
Los marplatenses peregrinaron a Luján
Jueves 28 Nov 2013 | 11:35 am
« Volver
Luján (Buenos Aires) (AICA): La comunidad diocesana de Mar del Plata peregrinó el lunes 25 a la basílica de Nuestra Señora de Luján como forma de manifestar la fe que profesan a la patrona de los argentinos, a la que visitaron motivados por el lema “Madre, cuida la fe de tu pueblo que peregrina”. El obispo diocesano, monseñor Antonio Marino, presidió una concelebración eucarística en la que habló de la Virgen como madre y modelo por su fe, amparo de los cristianos y precursora de la actitud peregrina del creyente.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
La comunidad diocesana de Mar del Plata peregrinó el lunes 25 a la basílica de Nuestra Señora de Luján como forma de manifestar la fe que profesan a la patrona de los argentinos, a la que visitaron motivados por el lema “Madre, cuida la fe de tu pueblo que peregrina”. Aprovechando el feriado nacional, decenas de micros salieron desde las parroquias de la jurisdicción en dirección a la “capital de la fe”.

Al llegar al santuario mariano nacional, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, presidió una concelebración eucarística en la que habló de la Virgen como madre y modelo por su fe, amparo de los cristianos y precursora de la actitud peregrina del creyente.

Monseñor Marino indicó que la Anunciación es el momento más decisivo de la vida de María, porque desde su declaración de consentimiento y al hacerse “servidora del Señor” se comprende la vocación y misión de la Iglesia: “La Virgen pone toda su vida a disposición de la voluntad de Dios. La fe es mucho más que afirmar una verdad teórica; es la aceptación de la palabra divina, y más aún, la entrega obediente de la vida a Dios”.

Seguidamente, el obispo definió a María como “amparo de nuestra fe”, que al cuidar a Jesús con afecto de madre “fue aprendiendo a cuidar de la Iglesia y de cada uno de nosotros”. También recordó que en el Calvario, tras la muerte de su Hijo, María fue refugio de la fe ante el desconcierto y el escándalo de los apóstoles. “Por esto mismo no vacilamos en llamarla amparo de nuestra fe y no nos cansamos de invocarla como `vida, dulzura y esperanza nuestra’”, agregó.

El prelado finalmente identificó a María como una “adelantada” de la Iglesia en la peregrinación de la fe: “se ha adelantado a cada uno de nosotros y a toda la Iglesia en la peregrinación de la fe. Ella es verdadera maestra con el ejemplo de su vida. Nos muestra el camino de la verdadera fecundidad. Al contemplarla entendemos nuestra misión: colaborar con la gracia del Espíritu Santo para que Cristo se haga presente en nosotros y en nuestro mundo. La misión de la Iglesia y la de la Virgen María coinciden en lo esencial”.

De modo especial, monseñor Marino invitó a pedir por el aumento de las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada y para que las instituciones de apostolado laical nunca pierdan el fervor.+

Texto completo de la homilía

« Volver
Noticias relacionadas:
Las comunidades ucranias de Buenos Aires peregrinaron a Luján  12.04.2019
La diócesis de Mar del Plata peregrinó a Tandil  12.04.2019
San Luis peregrina por las vocaciones y reza por la vida  11.04.2019
Murió el presbítero Eduardo Ceres, por varios años párroco en Chacabuco  10.04.2019
El nuncio visitará la arquidiócesis de Mercedes-Luján en Semana Santa  04.04.2019
La comunidad diocesana de Mar del Plata peregrinará al Calvario de Tandil  03.04.2019
Misa en la catedral y peregrinación por la Villa 31 en homenaje a los caídos de Malvinas  01.04.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton