Documentos  
 

JORNADAS DE PASTORAL SOCIAL


Carta de monseñor José María Arancibia, arzobispo de Mendoza, convocando a las Jornadas de Pastoral Social (5 de setiembre de 2005)


A todos los sacerdotes, religiosos,
religiosas, diáconos, vírgenes consagradas,
acólitos, seminaristas, colegios católicos,
laicos y otras forma de vida consagrada

Queridos hermanos:

Dentro de pocos días tendremos en nuestra Diócesis las XIII Jornadas de Pastoral. Los pastores y consagrados en la casa de Lunlunta. Los laicos con los consagrados en el Colegio “Nuestra Seños de la Misericordia”.

Gracias a Dios, estos lugares constituyen para nosotros etapas importantes de nuestro camino de Emaús. Son verdaderos lugares de gracia. Allí hemos aprendido a escuchar juntos la Palabra de Dios, a dejarnos provocar por ella y a mirar con esperanza el camino por delante. Allí, nuestros corazones se encendieron mientras Él nos explicaba la Palabra. Allí, pudimos reconocerlo al partir el Pan. También en momentos difíciles, recibimos en estos lugares el consuelo de su Espíritu.

En este año de la Eucaristía, mientras levantamos el corazón para nuestra acción de gracias, le pedimos a Dios que estas Jornadas sigan siendo un momento privilegiado de aprendizaje, de revisión y de proyección de nuestra acción evangelizadora.

Como Pastor de esta Iglesia diocesana peregrina en Mendoza, quiero invitar a cada uno para que se comprometa con estas XIII Jornadas de Pastoral. ¡No podemos dejar de participar! Esta invitación vale, de modo particular, para los pastores, los ministros, los consagrados y laicos directamente comprometidos con la acción evangelizadora.

Este año, las Jornadas adquieren un relieve particular. Estamos trabajando firme en la actualización del Plan de Pastoral. Hemos cumplido ya algunas etapas importantes: 1) revisar la vida de nuestra Iglesia a la luz del ambicioso proyecto de renovación eclesial y pastoral enunciado por la Prioridad IV; 2) avanzar en la actualización de un diagnóstico pastoral que nos permita una mirada amplia sobre nuestros principales desafíos evangelizadores. Como ustedes podrán apreciar en la información adjunta, dedicaremos un buen espacio a los aportes que volcamos en las dos Cartillas trabajadas en estos meses.

La participación de TODOS es importante. Pero, además, una participación completa y perseverante. Me permito, por tanto algunas sugerencias prácticas a fin de aprovechar bien el valioso espacio que significan estos días de setiembre. Las formulo a modo de preguntas personales:

¿He reservado ya estos días como una cita impostergable que reclama mi presencia y mi decidida participación? ¿Quiero hacer el compromiso personal de participar en todo el desarrollo de las Jornadas, es decir: momentos de oración, reflexión, trabajos grupales y celebraciones? De manera particular, los párrocos y encargados de templos, ¿han podido programar las celebraciones de los días 20-22 de tal manera que no comprometan su presencia en las Jornadas? Suprimir la celebración de la Eucaristía –o suplirla por una celebración de la Palabra los días martes 20, miércoles 21 y jueves 22 de setiembre no compromete la vida sacramental de ninguna comunidad. ¿He pensado en hacerlo?

Desde ahora agradezco a todos los que ya han respondido afirmativamente a esta invitación. A los que estén dudosos los animo a dar el paso. Puedo asegurarles a todos que, con la gracia de Dios y nuestra apertura interior, podremos seguir creciendo en el espíritu de familia y de comunión, que el mismo Espíritu ha despertado entre nosotros, y que Él sostiene con su acción fecunda.

Una vez más, María es signo, modelo y madre de este Pueblo peregrino. A ella confío el camino eclesial que estamos transitando.


Mons. José María Arancibia, arzobispo de Mendoza



Agencia Informativa Católica Argentina
Bolívar 218, 3er. piso, 1066 Buenos Aires,
Tel. (011) 4343-4397 (líneas rotativas) - Fax: (011) 4334-4202
E-mail: info@aica.org - Sitio en Internet: www.aica.org

Copyright © 1996 / 2006 AICA. Todos los derechos reservados.