Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
« VOLVER    Imprimir       Enviar por mail  | Compartir:      
Jornada de ayuno y oración
Texto el micro radial de monseñor José María Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, emitido por LT9 (7 de diciembre de 2013)


Este sábado 7 de diciembre la Iglesia en Argentina nos convoca a una Jornada de Ayuno y Oración, como gesto significativo para acompañar su reciente Declaración: “El drama de la droga y el narcotráfico”. El gesto, cuando acompaña a la palabra, se hace testimonio y compromiso social. Esto me lleva a reiterarles la invitación a participar de esta Jornada. Para ello, les recuerdo el texto de la Declaración de la Conferencia Episcopal Argentina:

“Junto a las reflexiones que presentamos el pasado viernes 8 de noviembre acerca del “drama de la droga y el narcotráfico”, queremos proponer al pueblo de Dios un gesto que acompañe esta preocupación.

Para ello convocamos a todos los que comparten nuestra fe y a los hombres y mujeres de buena voluntad, a una jornada de ayuno y oración, pidiendo a Dios Padre que mueva y sostenga los corazones y las voluntades de quienes tienen en sus manos la responsabilidad de los recursos de la Ley, para frenar la perversa y devastadora fuerza de las drogas. Rogaremos también por la construcción de “una cultura del encuentro y la solidaridad, como base de una revolución moral que sostenga una vida más digna”, y por la conversión de los narcotraficantes.

El día que proponemos para esta Jornada es el 7 de diciembre, primer sábado de Adviento. Este día, en todas las diócesis del País, en las catedrales y santuarios, parroquias y capillas, se celebrará la Santa Misa por esta intención, recordando especialmente a los enfermos, a sus familiares y a los fallecidos por causa de este flagelo.

La oración es una expresión de confianza dirigida a nuestro Padre Dios que siempre quiere lo mejor para sus hijos, y conoce muy bien lo que padecemos y sufrimos cuando un niño, un joven o un adulto pierden la libertad, la salud y hasta la propia vida por causa de las drogas.

Que la Virgen María que nos cuida con ternura de Madre, nos acompañe en este día”.

Este gesto tiene un profundo significado espiritual, pero también de cercanía humana con quienes padecen este flagelo. Queremos decirles que nos están solos, que nos sentimos parte de una sociedad que los acompaña, que se siente solidaria con ellos, pero también que quiere crear las condiciones que permitan el desarrollo de una vida más digna. Es no quedarnos sólo lamentando un hecho triste y conocido, sino asumir un protagonismo moral, espiritual y social que nos permita construir una sociedad más humana y justa, donde el hombre pueda alcanzar su pleno desarrollo. No es verdad que “nada se puede hacer”.

Reciban de su obispo junto a mi afecto y oraciones, mi bendición en el Señor.

Mons. José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz
« VOLVER
Último Video
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton