Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
« VOLVER    Imprimir       Enviar por mail  | Compartir:      
Primer Milagro de la infancia y de la catequesis 2018
Homilía de monseñor Mario Antonio Cargnello, arzobispo de Salta en el 1er. Milagro de la Infancia y de la catequesis (Atrio de la Catedral Basílica de Salta, 1º de septiembre de 2018)

Queridos hermanos todos:

El momento que estamos viviendo es muy importante en esta Fiesta del Milagro. Es la primera vez que nos reunimos con ustedes, queridos chicos, que están recorriendo el camino de la catequesis que los prepara para celebrar la Comunión y la Confirmación.

Nos preparamos para tomar en serio nuestro bautismo. Somos cristianos, somos de Jesús, a Él pertenecemos y esa es nuestra alegría. Acá estamos juntos para decir: ¡No tenemos miedo de ser de Jesús, de ser cristianos, de ser bautizados! Esto nos une, por eso queremos reunirnos junto a la imagen del Señor y la Virgen del Milagro ¡Viva Jesús!

I
Hoy estamos llamados a cuidar la casa que nos regala el Padre Dios y el Señor Jesús: toda la creación. Junto con el Papa Francisco, hoy rezamos y nos comprometemos a cuidar la casa. ¿A ustedes les gusta cuando viene el hermano y tira sus cosas en su cuarto o les da vuelta la casa? No ¿verdad? Si ustedes quieren ser respetados en su casa, que respeten sus libros y sus cosas. El Padre Dios nos ha regalado esta casa, que es toda la creación, que es nuestro Valle de Lerma, nuestro barrio; debemos respetarlos.
Primera consigna: cuidar la casa. Es una manera de mostrarle a Jesús que lo queremos. Cuidar del arbolito que está en la casa o al frente, que nos da sombra, frutos y alegrías en la primavera.
Hay que cuidar la creación, no hay que tirar basura. Ustedes vieron como los japoneses después del partido de su selección levantaron la basura del estadio, hagamos lo mismo en nuestra casa, en nuestro barrio, en la escuela, en Salta. Cuidemos que Salta sea una ciudad limpia y que los chicos le enseñen a papá y a mamá. Yo tengo que cuidar esta casa. Lo haremos por Jesús y porque queremos a nuestros hermanos.

II
Si pensamos que tenemos que cuidar la casa, también debemos cuidar a los hermanos, querernos entre nosotros. Aquí somos cristianos, somos seres humanos y tenemos que respetarnos todos. Nadie nos puede dividir, nosotros los católicos tenemos que respetar al que no lo es y pedir que nos respeten. Nosotros los argentinos, somos más argentinos si nos respetamos unos a otros. Querámonos como argentinos, no hagamos bulling, no despreciamos al hermano o al amigo que puede ser diferente, no maltratemos a alguien si tiene un problema o una discapacidad. Tenemos que tratarnos bien, porque Jesús murió por todos nosotros y nos ama a todos, especialmente a los niños.
Acabamos de escuchar en el Evangelio: “Dejen que los niños vengan a mí”, por eso podemos sentirnos queridos por Jesús y tenemos que querer como quiere Jesús. Trataremos de hacerlo. Cuando tengamos rabia o ganas de contestar, recordemos que Jesús nos dijo “Dejen que los niños vengan a mí”, todos sin exclusión.

III
Seamos amigos de Jesús. Tratemos de trabajar y rezar un poco más, vayamos a misa los domingos. Ya están en una etapa que les permite descubrir que es importante participar de la misa. Nuestras parroquias se alegran cuando vienen ustedes chicos, viven cuando ustedes están. Debemos dar importancia al domingo como nos dice Jesús. Seamos amigos de Él. Saludémoslo antes de dormir mirándolo en nuestra Cruz, rezándole a la mamá María tres avemarías antes de dormir, pongámosle el día que se va y el que viene en el corazón de la Virgen, porque Ella nos lleva a Jesús. Por eso le decimos: “Bendito es el fruto de tu vientre Jesús”, en el avemaría.

Por eso, tres consignas:
Primero, cuidar la casa que es la creación.
Segundo, aprender a amar a todos los niños.
Tercero, aprender a ser amigos de Jesús.

Es lo que le vamos a presentar en nuestra oración de modo muy especial en esta misa.

Mons. Mario Cargnello, arzobispo de Salta
« VOLVER
Último Video
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2020 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton