Difusión de la así llamada ‘Virgen de la Cobrera’
Carta pastoral de monseñor Pedro Daniel Martínez Perea, obispo de San Luis (27 de diciembre de 2017)

Mis queridos fieles:

Desde hace un tiempo se ha difundido en San Luis la así llamada “Virgen María de la Cobrera, la que cura, sana y libera” (Paso del Rey - Departamento Pringles). Por ello, encomendé al Administrador Parroquial del lugar la misión de acompañar y discernir la veracidad y eclesialidad de la ‘devoción’ y de los acontecimientos relativos. El mismo, desde el inicio comunicó a los responsables de no realizar difusión o propaganda al respecto hasta que no fuera aprobado por la Iglesia, pues podría generar confusión entre los fieles. Tampoco accedió a que se celebrara una Santa Misa, aunque sí se rezara el rosario.

En los últimos dos años en días señalados ha habido gran afluencia de personas al terreno, anuncios relacionados, propagandas, ‘oraciones’ e incluso ‘imposición de manos’. Asimismo, se han impreso ‘estampas’, medallas y en las Iglesias se piden intenciones a la ‘Virgen de la Cobrera’.

Por tal motivo, en el mes de marzo de 2017 hablé con el Administrador Parroquial para que siguiera más de cerca los acontecimientos mencionados. En el mes de julio le encomendé la redacción de un Informe pormenorizado referido a la situación planteada.

Al mismo tiempo determiné formar una Comisión diocesana especial para estudiar el fenómeno de la así llamada ‘Virgen de la Cobrera’, compuesta por dos laicas, el Administrador Parroquial, dos sacerdotes y el Vicario General.

Luego de varios encuentros fueron invitados los miembros de la Asociación Civil encargada de la llamada ‘Virgen de la Cobrera’ (estuvieron presentes cuatro de ellos) para ser escuchados e informados directamente en un contexto eclesial. También se les transmitió que el Obispo escribiría una Carta Pastoral aclarando y dando directivas relacionadas con los hechos de público conocimiento.

Como Obispo de la Diócesis de San Luis y para evitar confusión o error en la fe de los fieles les comunico por la presente Carta Pastoral cuanto sigue:

1. La Asociación Virgen María de la Cobrera la que cura sana y libera es una Asociación Civil. Por lo que no se trata de una Asociación eclesiástica.

2. He instituido una Comisión diocesana con el fin de estudiar, acompañar pastoralmente y discernir la autenticidad y eclesialidad de los hechos en relación con la así llamada ‘Virgen de la Cobrera’ y las expresiones anejas a la misma, en conformidad con los Documentos emanados por la Santa Sede y actualmente vigentes (1).

3. He designado al P. Ignacio Daminato, Vicario Episcopal para el Decanato Sur, como Delegado para que, en nombre de la Iglesia católica, pueda acompañar pastoralmente de modo más cercano a todos los involucrados. Quien podrá solicitar colaboración de otros sacerdotes de la Diócesis en los días establecidos para una eventual procesión, rezo de Santo Rosario, Catequesis apropiadas y bendición.

4. En la Diócesis de San Luis no ha sido delegado ningún laico para imponer las manos o administrar sacramentales o bendecir a los enfermos, a tenor del c. 1168 del Código de Derecho Canónico y del Bendicional (2).

5. Asimismo el Obispo diocesano no ha autorizado hasta el presente la construcción de ninguna Iglesia en el lugar de convocatoria de la así llamada ‘Virgen de la Cobrera’, a tenor del c. 1215 del Código de Derecho Canónico (3).

6. Finalmente y hasta que la Iglesia no dé por finalizado el tiempo de discernimiento inicial manifiesto además de lo expuesto que:7. Se exhorta a la Asociación Civil Virgen María de la Cobrera la que cura sana y libera para que manteniendo asiduo contacto con el Sacerdote Delegado y la Comisión diocesana referida coopere eclesial y dócilmente a sus directivas.

Confío en la intercesión de la Inmaculada Concepción, madre de todos los cristianos, para que iluminando a todos los interesados durante este tiempo de estudio, acompañamiento y discernimiento eclesial crezcamos en la oración y conversión personal. En Cristo y María Santísima,

Mons. Pedro Daniel Martínez Perea, obispo de San Luis
San Luis, 27 de diciembre de 2017


Notas
(1) Cfr. Congregación para la Doctrina de la Fe, Normas sobre el modo de proceder en el discernimiento de presuntas apariciones y revelaciones (25.II.1978) y Prefacio correspondiente del (14.XII.2011).
(2) Cfr. CIC, c. 1168: “Es ministro de los sacramentales el clérigo provisto de la debida potestad; pero, según lo establecido en los libros litúrgicos y a juicio del Ordinario, algunos sacramentales pueden ser administrados también por laicos que posean las debidas cualidades”. Cfr. Bendicional, n. 312.
(3) Cfr. CIC, c. 1265: “§ 1. No se edificará iglesia alguna sin el consentimiento expreso del Obispo diocesano, dado por escrito.
§ 2. El Obispo diocesano no otorgará el consentimiento a no ser que, oído el consejo presbiteral y los rectores de las iglesias vecinas, juzgue que la nueva iglesia puede servir al bien de las almas y que no faltarán los medios necesarios para la edificación de la iglesia y para el culto divino”.