La Red Federal de Familias dio una declaración tras su Congreso Nacional
Miercoles 27 May 2015 | 10:34 am
Santiago de Estero (AICA):
La Red Federal de Familias reiteró durante su quinto Congreso Nacional, celebrado el 23 y el 24 de mayo en Santiago del Estero, el compromiso de reconocer, difundir y promover la vigencia del respeto y la protección de la vida humana en todas las etapas de su desarrollo, la estructura natural de la familia, el derecho y el deber originarios de los padres a educar a sus hijos y la procura y promoción del bien común como deber de gobernantes y gobernados.
La Red Federal de Familias reiteró durante su quinto Congreso Nacional, celebrado el 23 y el 24 de mayo en Santiago del Estero, el compromiso de reconocer, difundir y promover la vigencia del respeto y la protección de la vida humana en todas las etapas de su desarrollo, la estructura natural de la familia, el derecho y el deber originarios de los padres a educar a sus hijos y la procura y promoción del bien común como deber de gobernantes y gobernados.

La "Declaración de Santiago" reafirma el ideario de la institución y los ideales manifestados en los anteriores congresos nacionales, celebrados en Mendoza, Salta, Córdoba y Corrientes.

Declaración de Santiago
Advertimos, con respecto a los años anteriores, que la vigencia de esos principios ha sido prácticamente desterrada de nuestro sistema legal e institucional, por la ya denunciada acción de los diversas instituciones y órganos políticos, con el apoyo cada vez más comprometido y cómplice de los medios de comunicación masiva y de opinión, de muchos de los cuales el Estado es propietario, por sí o por conocidos personeros suyos. Todo ello bajo la servil sumisión a la presión de los organismos, asociaciones e intereses internacionales, con despreciable abandono del ejercicio de nuestra Soberanía Nacional.

En consecuencia, declaramos:

Que la situación, en nuestros días, no sólo no se ha modificado favorablemente sino que ha sufrido un profundo agravamiento. Nos permitimos remitir a las anteriores declaraciones por razón de brevedad.

Que, ante esta situación acuciante, es imperioso movilizar a todas las personas y asociaciones vinculadas a esta Red o comprometidas con los principios enunciados más arriba en la búsqueda urgente de soluciones que permitan revertir el estado actual de las cosas y rescatar las instituciones políticas y sociales de la Patria y las fuerzas morales de la población ya devastadas.

Que, en ese sentido, reiteramos nuevamente nuestro repudio a todas las leyes, resoluciones y sentencias ya dictadas, y a sus reglamentos o protocolos, que de una manera u otra han contribuido a disminuir el valor intangible y la dignidad de la vida humana desde el instante mismo de la concepción y hasta la muerte natural; y de todas aquéllas que han debilitado seriamente el orden natural de la familia, tanto en el campo de la unión conyugal, cuya máxima aberración es el mal llamado ”matrimonio igualitario”, cuanto en los ámbitos del control de la natalidad, del ejercicio de la patria potestad y de la educación de los hijos.

Que reiteramos nuestra condena a la ideología de género, que infecta todo el sistema educativo nacional, perturba las conciencias, pervierte las costumbres de la población en general y, particularmente, la salud física, psíquica, moral y espiritual de los niños y de los jóvenes; y trastorna la identidad misma de las personas, como expresamente lo hace la llamada ley de identidad de género, de cuya vigencia se cumplen hoy tres años, ley que, volvemos a decir, es otro de los hitos en el camino de la destrucción del orden social, prácticamente ya consumado.

Una muestra de ello es la primera triple filiación del mundo, declarada en la Provincia de Buenos Aires hace un mes, en aberrante violación a los más elementales principios biológicos y morales de la generación humana.

Que, especialmente destacamos que la ya sancionada reforma y unificación de los Códigos Civil y Comercial de la Nación, que entrará en vigencia en agosto, se encuentra en la misma línea subversiva, pese a los retoques cosméticos y aparentes que se efectuaron.

Que, nuevamente y con especial énfasis, queremos expresar nuestro frontal rechazo al menosprecio, la banalización, la burla y los ataques al recto orden natural, a la familia, al amor a la Patria, a la Religión, al concepto de autoridad y a la dignidad de las investiduras, así como a la creciente destrucción de la moral y a las buenas costumbres de nuestro pueblo, acometida por los medios de comunicación masiva oficiales y privados, en adocenada connivencia, y con la escandalosa complicidad de los candidatos o precandidatos a los más importantes cargos públicos, en cuya consumación no cabe distinguir entre oficialismo y oposición.

Que, como un avance más en ese proceso de la perturbación del orden natural, se encuentra en proyecto una nueva ley nacional antidiscriminatoria cuyo objetivo principal es silenciar cualquier voz que pretenda cuestionar, denunciar o modificar la situación existente y rescatar el recto orden de la sociedad.

Que, por último, no queremos omitir la denuncia de la pública y escandalosa corrupción de diversos estamentos del Estado y el desvergonzado apartamiento de funcionarios y candidatos de la procura del Bien Común como objetivo de sus gestiones o ambiciones.

La realización de este Quinto Congreso de la Red Federal de Familias y la misma existencia, pese a todo, de nuestra Red y de las asociaciones que la integran y las personas comprometidas, nos permiten conservar la expectativa de la restauración de los valores conculcados y de un renacimiento moral, social y espiritual de nuestra Patria

En el día de Pentecostés y en las vísperas de una de las fechas más importantes de nuestra historia nacional, ponemos nuestra esperanza en el auxilio de la Divina Providencia y en las reservas morales de nuestro pueblo.

La Red Federal de Familias, a la vez que renueva su compromiso en ese sentido, se permite convocar una vez más y con mayor urgencia a todas las personas, familias y asociaciones intermedias de nuestra Patria a movilizarse en la defensa o restauración de los valores sagrados que la constituyen, aun a costa de los mayores sacrificios y peligros.

Santiago del Estero, 24 de mayo de 2015
.


Crónica del desarrollo del V Congreso Nacional de Familia y Vida

El pasado 23 y 24 de mayo se realizó en el nuevo centro de convenciones “Forum” de la capital santiagueña el V Congreso Nacional de Familia y Vida organizado por la Red Federal de Familias y contó con la asistencia de ciudadanos comprometidos con la vida y la familia provenientes de todo el país.

En dicho congreso se llevaron a cabo diversas conferencias magistrales. La doctora Gloria Sanchez Zinny, ginecóloga del Hospital de la Universidad Austral de Buenos Aires, desarrolló el tema de la “Naprotecnología”, método de fecundación natural alternativo a la fecundación in Vitro, que supone una revolución, ya que es perfectamente constatable estadísticamente y de validez objetiva. Este método fue descubierto por el Doctor Hilguers, médico norteamericano. La doctora acaba de concluir su especialización médica en el Instituto Papa Pablo VI, en Nebraska, Estados Unidos.

El congreso también contó con la disertación de la experta en Ecología Humana, la Licenciada francesa Segoléne Du Closel, quien se refirió a la realidad actual de Francia, cuna de la “libertad y los derechos humanos”, donde, según expresó, “el derecho a pensar está como confiscado”. Además añadió que en Argentina todavía hay un espacio de libertad en este sentido. Así también manifestó que el propósito de la Ecología Humana, término utilizado por primera vez por el Papa Juan Pablo II, es “aportar una respuesta no solo a las ideologías, pero también al modo de actuar. Y las ideologías más álgidas y peligrosas son las del género y quizá una menos conocida que se llama transhumanismo”.

Durante ambas jornadas también se llevaron a cabo diversos paneles y talleres simultáneos. El panel sobre “El maravilloso don de la Vida”, estuvo a cargo de Monseñor Ariel Torrado Mosconi y el doctor Claudio Rossi. Aquí se trató el tema de la vida humana como don y se expuso que la misma no es un derecho de los padres.
Otros paneles que se realizaron estuvieron referidos al “Abuso sexual en menores”, “Rescatando a la familia”, “Jugando a ser Dioses”, donde se trató la cuestión de la Fecundación In Vitro.

Los paneles del día domingo abordaron diversos temas como “Objeción de Conciencia”. A cargo del doctor Eduardo Allub y el doctor Angel Moia, “Bien Común, Comunicación y Vida Publica”, a cargo de Mónica del Río y el padre Mauro Carlorosi co.

El congreso culminó con la conferencia magistral a cargo del doctor Angel Moia, quien desarrolló las propuestas del Código Civil que entrará en vigencia próximamente, así como sus alcances e implicancias en relación a la vida y la familia. Seguidamente se leyeron las conclusiones del congreso.

Según los organizadores hubo 500 inscriptos y cerca de 100 participantes sin inscripción.
El congreso del año próximo tendrá lugar en la ciudad de Rosario en fecha a determinar.

Una de las organizadoras del congreso y delegada de la Red Federal de Familias, Sra. Nancy Martínez, destacó que "hubo un alto nivel en las conferencias magistrales, paneles y talleres. Nivel destacado por los mismos participantes. Además, se resaltó la gran participación de jóvenes tanto de colegios secundarios y movimientos, así como de universitarios tanto de la universidad civil como de la católica. Y también la participación activa de docentes locales, ya que el congreso otorgaba puntos a los participantes. Uno de los mayores frutos, a partir de este congreso, fue el interés logrado por diversos médicos para capacitarse en Naprotecnologia, la opción ética, científica, natural, económica a la Fecundación Artificial. También la creación de futuros grupos provida de jóvenes universitarios".+