Murió Mons. Rinaldo Bredice, obispo emérito de Santa Rosa
Sabado 14 Abr 2018 | 16:39 pm
Santa Rosa (La Pampa) (AICA):
El sábado 14 de abril, falleció monseñor Rinaldo Fidel Bredice, obispo emérito de Santa Rosa. El deceso se produjo a las 2.45 en la Clínica Argentina, de la ciudad pampeana de General Pico, donde estaba internado desde hace unos días. Los restos del prelado son velados en la parroquia de la Inmaculada Concepción, de Intendente Alvear, hasta su traslado a la catedral Santa Rosa de Lima, donde el lunes se celebrará la misa exequial y su posterior sepultura.
Monseñor Rinaldo Fidel Bredice falleció el 14 de abril, a las 2.45 en la Clínica Argentina, de la ciudad pampeana de General Pico, donde estaba internado desde hace unos días, confirmó la comunidad franciscana donde vivía ultimamente.

Los restos del obispo emérito de Santa Rosa son velados en la parroquia de la Inmaculada Concepción, de la localidad de Intendente Alvear, hasta su traslado a la catedral Santa Rosa de Lima, donde continuará el velatorio hasta la misa exequial que se celebrará el próximo lunes 16 de abril, a las 12, y su posterior sepultura en este templo.

El obispo de Santa Rosa, monseñor Raúl Martín, el presbiterio diocesano, los consagrados y consagradas, y la comunidad diocesana dieron gracias “por la vida de quien fue su pastor (1992 - 2008)” y piden oraciones por su memoria.

Una vida de pastor y al servicio de la Iglesia
Nació en la localidad de Tortugas, provincia de Santa Fe, el 11 de septiembre de 1932. En la iglesia Nuestra Señora del Valle, de de su pueblo natal, recibió la primera comunión de manos del siervo de Dios Victorino Fiz Galende, párroco de Nuestra Señora de las Mercedes, de la localidad de Montes de Oca, en 1939.

Realizó sus estudios en el Seminario Diocesano San Carlos Borromeo. Recibió la ordenación presbiteral, en la iglesia catedral Nuestra Señora del Rosario, de manos del cardenal Antonio Caggiano, obispo de Rosario, el 22 de diciembre de 1956.

Fue capellán del Colegio Mayor Universitario León XIII en la ciudad de Rosario.

Se desempeñó como vicario parroquial de Nuestra Señora de la Merced, de la ciudad de Rosario, donde inició la comunidad de fieles de la capilla Nuestra Señora de Fátima en Villa Manuelita, barrio marginal de la parroquia arriba citada. La capilla fue elevada a vicaría parroquial en 1963 y declarada parroquia el 7 de octubre de 1973. Permaneció en esta parroquia hasta el año 1992.

Fue profesor de Teología Pastoral en la sección Teólogos del Seminario Arquidiocesano San Carlos Borromeo.

Fue capellán del Regimiento 11 de Infantería General Las Heras, luego conocido como Batallón de Comunicaciones 121 y 161, de la ciudad de Rosario, hasta 1992.

Fue asesor del Consejo Arquidiocesano de los Hombres de Acción Católica durante los años 1970-1992.

Fue vicario general de la diócesis de Santa Rosa, el 5 de agosto de 1985. Al quedar vacante la sede episcopal en junio de 1991, el Colegio de Consultores lo eligió administrador diocesano.

El 31 de enero de 1992 san Juan Pablo II lo eligió obispo de Santa Rosa. Fue consagrado obispo y tomó posesión de la sede el 19 de marzo de 1992 en la iglesia catedral Santa Rosa de Lima. Fue obispo consagrante monseñor Rómulo García, arzobispo de Bahía Blanca, y co-consagrantes: monseñor Jorge Manuel López, arzobispo de Rosario, y monseñor Ubaldo Calabresi, arzobispo titular de Fondi y nuncio apostólico en la Argentina. Su lema episcopal Cristo ayer, hoy y siempre.

Durante su gobierno episcopal se celebró en Santa Rosa el I Congreso Misionero Nacional, con el lema "Argentina, con Cristo sal de tu tierra", durante los días 10-12 de octubre de 1997.

Fue presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud y subdelegado suplente de la Región Pastoral Platense para el período noviembre de 2002–noviembre de 2005.

El 18 de marzo de 2005, junto con el aniversario de su ordenación presbiteral y de su consagración episcopal, celebró en la catedral de Santa Rosa su misa número 25.000.

El 11 de junio de 2007 presentó la renuncia al cargo de obispo diocesano, la que el papa Benedicto XVI se la aceptó el 24 de junio de 2008 y lo designó administrador apostólico de Santa Rosa hasta la elección del nuevo obispo.

Tras su retiro fijó su residencia primero en Rosario, luego en Cañada de Gómez y finalmente en el convento Inmaculada Concepción, de los Frailes Capuchinos Recoletos de la ciudad de Intendente Alvear, provincia de La Pampa.+