Pesar del Instituto del Diálogo Interreligioso por la muerte del cardenal Tauran
Miercoles 11 Jul 2018 | 12:11 pm
Buenos Aires (AICA):
El Instituto de Diálogo Interreligioso (IDI) expresó su ¨duelo¨ por la muerte del cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso y destacó la paciencia y sabiduría del purpurado al servicio del entendimiento entre culturas, pueblos y creencias.
El Instituto de Diálogo Interreligioso (IDI) expresó su "duelo" por la muerte del cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.

El purpurado francés, que falleció a los 75 años por el Mal de Parkinson, "hizo del sentido de la diplomacia de la paz el objetivo para el acercamiento entre culturas, pueblos y creencias", afirmaron en un comunicado el presbítero Guillermo Marcó, el referente islámico Omar Abboud y el rabino Daniel Goldman, copresidentes del IDI.

Texto del comunicado
La familia que conformamos todos aquellos que nos sentimos comprometidos con la promoción del diálogo interreligioso nos encontramos de duelo. Falleció el cardenal Jean-Louis Tauran. Aquel hombre de estatura pequeña, recordado por anunciar desde el balcón del Vaticano una nueva esperanza para el mundo, acaba de fallecer después de luchar durante un prolongado período contra una dolencia incurable.

Dueño de la paciencia que solo otorga la fe profunda, poseedor de una sabiduría plena, refinado lector, y gran melómano, hizo del sentido de la diplomacia de la paz el objetivo para el acercamiento entre culturas, pueblos y creencias.

Desde hace más de una década cardenal Tauran ocupó la titularidad del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.

Quienes lo frecuentamos con sumo respeto y gran cariño, reconocemos que si el papa Francisco es nuestra guía e inspiración, Jean-Louis Tauran fue nuestro tutor. Hombre de profundas convicciones, expresó su voz tenue y firme de manera infatigable para dar el sentido intrínseco de la buena voluntad que permita hallar la sensatez en la construcción del reino de Dios en la tierra.

Asumimos su inmenso legado y elevamos nuestra humilde oración en su memoria.+