Los Madrugadores se reunieron en Córdoba
Miercoles 29 Ago 2018 | 10:57 am
Córdoba (AICA):
Con el objetivo de vincularse, rezar y crecer en el camino hacia la santidad, 161 Madrugadores provenientes de siete provincias se congregaron el fin de semana en la ciudad de Córdoba acompañados por seis sacerdotes. La Eucaristía central estuvo presidida por el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez.
Provenientes de siete provincias argentinas, el fin de semana se reunieron en Córdoba 161 Madrugadores para compartir un encuentro con el objetivo de vincularse, rezar y crecer en el camino hacia la santidad: una llamada que a todo cristiano debe interpelar en su corazón.

Acompañaron el encuentro seis sacerdotes, y dieron su testimonio tres empresarios católicos. La misa central fue presidida por el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez.

Hermanados por el amor a María y la práctica constante de la oración, los participantes del encuentro compartieron experiencias de cada comunidad.

Tres empresarios católicos relataron sus experiencias partiendo desde la “fe práctica en la divina providencia”, postulado fundamental de Schoenstatt, legado de su fundador. En ese sentido, compartieron sus caminos de aceptación de muchos riesgos, “aunque un salto mortal siga a otro”, otro imperativo heredado del padre José Kentenich. La conclusión a la que arribaron luego de escuchar los relatos fue la importancia de agradecer cotidianamente la fe.

El sacerdote Juan José Riba brindó la conferencia “San José, modelo de padre en un mundo sin padres”, que permitió a los asistentes reflexionar sobre su presente y disponer de herramientas hacia el futuro para ejercer la paternidad en todas las áreas.

Los participantes compartieron la celebración de la Eucaristía presidida por monseñor Ñáñez, quien en su homilía instó a los presentes a continuar en esta senda de oración masculina que incluye centralmente el santo rosario como una forma de incrementar la esperanza y la fuerza por construir un país cada día mejor, más cercano a Jesucristo y a su Madre. Concelebraron los seis sacerdotes presentes, y la animación de la misa estuvo a cargo del coro del Colegio Nuestra Señora del Carmen, con piezas de la Misa Criolla y de la Cantata Brocheriana.

La Misa de clausura fue celebrada en el santuario de la Solidaridad de Villa Warcalde, próximo a cumplir 50 años y “primero en el mundo en ser bendecido por el padre Kentenich desde el cielo”, y contó con la compañía de distintos integrantes de la Familia de Schoenstatt.

En 2019, el encuentro se llevará a cabo en Mar del Plata.+