Mons. Zordán al nuevo diácono: "No te canses de servir"
Viernes 14 Dic 2018 | 08:31 am
Gualeguaychú (Entre Ríos) (AICA):
El obispo de Gualeguaychú, monseñor Héctor Luis Zordán, ordenó diácono al seminarista Milton Albano Senestrari. La celebración tuvo lugar en la noche del miércoles 12 de diciembre en la basílica Inmaculada Concepción, de Concepción del Uruguay.
En una ceremonia presidida por el obispo de Gualeguaychú, monseñor Héctor Luis Zordán, en la basílica Inmaculada Concepción, de Concepción del Uruguay, en la noche del 12 de diciembre fue ordenado diácono el seminarista Milton Albano Senestrari.

El nuevo diácono nació en 1992. Realizó su formación en el Seminario Diocesano "María Madre de la Iglesia" de Gualeguaychú, ingresando en el año 2010 por la comunidad de la parroquia San Francisco de Asís de esa ciudad. Es profesor de Filosofía y se encuentra realizando su experiencia pastoral en la parroquia María Auxiliadora de Concepción del Uruguay.



Durante la homilía, monseñor Zordán hizo hincapié en la dimensión de servicio de la Virgen María, en el marco del día de Nuestra Señora de Guadalupe. “A la luz del testimonio de María, podemos redescubrir algunos rasgos de nuestra identidad eclesial: debemos ser Iglesia evangelizada para poder ser Iglesia evangelizadora; y no podremos serlo si no expresamos nuestra conciencia misionera en el servicio. No podemos entendernos, como Iglesia, de otro modo”, dijo el obispo.

“Y al estilo de María, ese anuncio será más claro y contundente cuando lo hacemos desde el servicio: el estar junto al otro, a los otros; el compartir, la disponibilidad, la atención, la ayuda, la compañía, el arremangarse y agacharse para consolar y curar heridas” agregó Zordán.

Dirigiéndose al nuevo diácono, le dijo: “María, tu tierna madre del cielo, y la Iglesia, que siempre te cobijó en su seno maternal, serán modelo para vos en tu vida cristiana, en tu consagración ministerial y en tu servicio diaconal. Dejate encontrar por el Señor, porque ser diácono te exige más todavía permanecer siendo discípulo que experimente la presencia y la cercanía de Jesús y se deje enseñar por Él. Dejate envolver por el entusiasmo arrollador del Evangelio que el Espíritu siempre despierta y alienta en los discípulos de Jesús y los impulsa a salir al encuentro de los hermanos para anunciarles esa Buena Noticia”.

“Anunciá el Evangelio que ha transformado tu vida; hacelo accesible a los pequeños y los sencillos. Ellos estarán siempre más dispuestos a recibirlo y a acogerlo como Buena Noticia salvadora. Sé constructor de comunidad, porque los discípulos del Señor no podemos vivir nuestra fe aislados y sin vínculo fraterno”, agregó.



“Y sobre todo, ¡serví! ¡No te canses de servir...! Hacé honor a la condición diaconal desde la que hoy vivirás tu vida creyente. Hacé que la actitud del servicio cale tan profundamente en tu vida y en tu persona que no corra el riesgo de perderse o de aguarse, sino que se plenifique y despliegue aún más su potencialidad cuando un día –si Dios quiere– dejes de ser diácono y pases a ser presbítero en la ordenación sacerdotal”, animó.

Milton Senestrari participará ejerciendo su ministerio diaconal en distintas misas de acción de gracias: El jueves 13 de diciembre en la parroquia San Francisco de Gualeguaychú a las 19.30; el domingo 16 de diciembre en la parroquia Nuestra Señora de las Islas, de Villa Paranacito, a las 10; y el jueves 20 de diciembre en el Seminario de Gualeguaychú, a las 20.+