La diócesis de San Roque homenajeó a las mujeres
Jueves 14 Mar 2019 | 10:44 am
Presidencia Roque Sáenz Peña (Chaco) (AICA):
La diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña homenajeó este 8 de marzo a las mujeres con la celebración de la Eucaristía en todas las localidades. En sus homilías, los sacerdotes destacaron el papel fundamental de la mujer en la sociedad y en la familia.
Con misas en las distintas localidades, la diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña homenajeó a las mujeres este 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Las distintas comunidades se congregaron para rezar especialmente por las mujeres, y pedir la protección al más grande modelo de mujer: la Virgen María. En sus homilías, los sacerdotes mencionaron el papel único y fundamental de la mujer en la sociedad y en la familia.

También compartieron las Palabras del Papa Francisco que, en repetidas ocasiones, destacó el rol que tiene la mujer, distinto del varón con características peculiares que son necesarias para la armonía del mundo y en la Iglesia.

Las celebraciones contaron con una gran concurrencia de mujeres, tanto en la catedral San Roque como en los templos del interior de la diócesis.




Encuentro de Mujeres
En coincidencia con este día, en el Centro de Espiritualidad de Sáenz Peña, tuvo lugar un curso de retiro de dos días, dirigido a mujeres jóvenes de las distintas parroquias de la diócesis. Cerca de 60 chicas participaron del retiro, predicado y atendido por distintos sacerdotes y consagradas, y promovido por la Pastoral Juvenil Diocesana.

El obispo de la diócesis, monseñor Hugo Barbaro, compartió con ellas una larga conversación, en la que destacó el papel de las mujeres en la sociedad y el desafío de la cultura actual.

Además, el prelado respondió a diversas inquietudes: la mayoría de las mujeres hicieron preguntas en relación a cuestionamientos del ambiente para la fe y la vocación cristiana, y situaciones difíciles por las que pasan tantas mujeres jóvenes.

En ese sentido, las alentó a sentir la responsabilidad de ser luz y estímulo para tantas chicas que sufren por diversas causas, que viven sin alegría y necesitan que otras chicas las orienten desde una mirada integral, explicando el sentido de la vida y la importancia de la fe que ilumina las circunstancias adversas.+