Mañana se celebra la fiesta del Santo Cura Brochero
Viernes 15 Mar 2019 | 11:34 am
Buenos Aires (AICA):
Mañana, sábado 16 de marzo, se celebrará la fiesta del Santo Cura Brochero, al cumplirse 179 años de su nacimiento. A lo largo y a lo ancho del país honraran al santo durante el fin de semana. La fiesta principal será en la plaza Centenario desde las 18, frente el santuario de la ciudad de Villa Cura Brochero, presidida por monseñor Ricardo Araya, obispo de Cruz del Eje.
Mañana, sábado 16 de marzo, se conmemora un nuevo aniversario del natalicio de San José Gabriel del Rosario Brochero, conocido como “el cura gaucho”, el primer santo argentino que nació, vivió y murió en el país.

La fiesta principal será en la plaza Centenario desde las 18, frente el santuario de la ciudad de Villa Cura Brochero, presidida por monseñor Ricardo Araya, obispo de Cruz del Eje. Luego habrá una procesión con la imagen del santo, con velas y antorchas “para vivir el signo de ser misioneros y luz del mundo”, según anunciaron desde la organización.

Un pastor con olor a oveja
José Gabriel del Rosario Brochero nació en los aledaños de Santa Rosa de Río Primero (Córdoba) el 16 de marzo de 1840. Era el cuarto de diez hermanos, que vivían de las tareas rurales de su padre. Creció en el seno de una familia de profunda vida cristiana. Dos de sus hermanas fueron religiosas del Huerto.

Ingresó al seminario Nuestra Señora de Loreto el 5 de marzo de 1856 y fue ordenado sacerdote el 4 de noviembre de 1866. Como ayudante de las tareas pastorales de la catedral de Córdoba, desempeñó su ministerio sacerdotal durante la epidemia de cólera que desbastó a la ciudad.



Siendo prefecto de estudios del Seminario Mayor, obtuvo el título de maestro en filosofía por la Universidad de Córdoba. El 19 de noviembre de 1869 fue elegido vicario del departamento San Alberto, conocido hoy como el valle de Traslasierra, con sede en la localidad de Villa del Tránsito que a partir de 1916 llevaría su nombre.

El valle de Traslasierra contaba entonces con unos 10 mil habitantes. El 24 de diciembre de 1869 partió de la ciudad de Córdoba para hacerse cargo del curato. Allí, asumió como propias las necesidades de la gente. Con sus manos construyó iglesias y capillas, levantó escuelas y abrió caminos entre las montañas, animando a los pobladores a acompañarlo.

En su vejez el padre Brochero enfermó de lepra como resultado de convivir con enfermos que padecían esa enfermedad, compartiendo inclusive el mate con ellos. Por esa razón quedó sordo y ciego antes de morir, en 1914.

El proceso de canonización se inició en la década de 1960. Brochero fue declarado venerable por el papa Juan Pablo II en 2004, y beatificado en una ceremonia presidida por el cardenal Angelo Amato en la pequeña localidad cordobesa de Villa Cura Brochero el 14 de septiembre de 2013, durante el pontificado del papa Francisco.

Fue canonizado el 16 de octubre de 2016, en una celebración presidida por papa Francisco en la ciudad del Vaticano.+