El diálogo judío católico es cada vez más valorado, afirmó Francisco
Miercoles 15 May 2019 | 11:04 am
Ciudad del Vaticano (AICA):
“Compartimos una rica herencia espiritual, que puede y debe ser cada vez más valorada, creciendo en el redescubrimiento mutuo, en la fraternidad y en el compromiso común en favor de los demás”, se lee en el mensaje del papa Francisco a los participantes en la Conferencia del International Catholic-Jewish Liaison Committee” (Comité Internacional de Enlace Católico-Judío), entregado esta mañana al final de la audiencia general.
“Compartimos una rica herencia espiritual, que puede y debe ser cada vez más valorada, creciendo en el redescubrimiento mutuo, en la fraternidad y en el compromiso común en favor de los demás”, se lee en el mensaje del papa Francisco a los participantes en la Conferencia del International Catholic-Jewish Liaison Committee” (Comité Internacional de Enlace Católico-Judío), entregado esta mañana al final de la audiencia general.

El Santo Padre les dio las gracias por lo que hacen, teniendo en cuenta que su encuentro es un poco como la asamblea general de cuántos están comprometidos profesionalmente en el diálogo judío-católico. El pontífice agradece al Comité Internacional Judío para las Consultas Interreligiosas, junto a la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo y a la Conferencia Episcopal Italiana por hacer posible esta 24ª edición de su Conferencia.

El Papa recuerda en su mensaje que desde la promulgación de Nostra aetate hasta hoy, el diálogo judío católico ha dado buenos frutos. Sí, porque como escribe “compartimos una rica herencia espiritual, que puede y debe ser cada vez más valorada, creciendo en el redescubrimiento mutuo, en la fraternidad y en el compromiso común en favor de los demás”.

En este sentido, el pontífice destaca que su reunión tiene por objeto “contribuir al desarrollo de convergencias y promover una cooperación más intensa”. De ahí que escriba que “es bueno que también aborden cuestiones de actualidad, como la actitud hacia los refugiados y la búsqueda de formas para ayudarlos”, sin olvidar “la lucha contra el preocupante resurgimiento del antisemitismo, la reflexión sobre la persecución de los cristianos en diferentes partes del mundo, la situación del diálogo judío católico en Italia e Israel y sus perspectivas a una escala más amplia”.+