La ordenación episcopal del obispo auxiliar de San Juan será el 29 de junio
Jueves 30 May 2019 | 07:47 am
San Juan (AICA):
Fray Carlos María Domínguez OAR, nombrado por el papa Francisco obispo auxiliar de San Juan de Cuyo, recibirá su ordenación episcopal el sábado 29 de junio a las 18 en el estadio cubierto del Parque de Mayo, de la capital sanjuanina. Explicación del lema y el escudo del futuro prelado.
Fray Carlos María Domínguez OAR, nombrado por el papa Francisco obispo auxiliar de San Juan de Cuyo, recibirá su ordenación episcopal el sábado 29 de junio a las 18 en el estadio cubierto del Parque de Mayo, de la capital sanjuanina.

El consagrante principal será monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo, y los coconsagrantes serán monseñor Carlos Humberto Malfa, obispo de Chascomús y secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina; monseñor José Luis Azcona Hermoso OAR, obispo prelado emérito de Marajó (Brasil); monseñor Jesús María Cizaurre Berdonces OAR, obispo de Braganca do Pará; y monseñor Raúl Martín, obispo de Santa Rosa.



Monseñor Domínguez, quien asistirá al arzobispo en el gobierno pastoral de la arquidiócesis de San Juan de Cuyo, eligió como lema episcopal el pasaje evangélico de San Pablo a los romanos: “Alegres en la esperanza”.



Explicación del lema y el escudo episcopal
“Alegres en la esperanza”. El lema episcopal de fray Carlos María Domínguez está tomado de la carta de San Pablo a los Romanos 12, 12. Dentro de una serie de recomendaciones que tienen como fundamento el amor en la comunidad cristiana, San Pablo exhorta a los Romanos a estar alegres en la esperanza, constantes en la tribulación y perseverantes en la oración.

“Para ser alegres en la esperanza se necesita cultivar aquella que no defrauda y que tiene su motivación más profunda en Cristo muerto y resucitado. Esta alegre esperanza no podría subsistir sin la perseverante oración que invita a afrontar todas las difíciles situaciones de prueba”, explica el futuro prelado.

El religioso reconoce que su espiritualidad sacerdotal se inspiró en la “figura marcante, el testimonio y la palabra del Siervo de Dios el Cardenal Eduardo F. Pironio quien, en su ministerio episcopal, se esforzó por ser un alegre servidor de la esperanza y predicarla constantemente”.



El escudo episcopal está formado por un campo de color verde que es el color propio de la esperanza.

Dentro del campo del escudo se encuentran tres símbolos muy significativos en la vida del religioso: En la parte superior se encuentra un corazón flechado y en llamas, y un libro, que es el emblema de la Orden de Agustinos Recoletos, familia religiosa de la que proviene el nuevo obispo.

En la parte inferior derecha se encuentra una estrella de ocho puntas que es el símbolo tradicional de la Virgen María, a quien la Iglesia invoca con el título “Estrella de la Mañana”. En la parte inferior izquierda un lirio en flor, símbolo tradicional de San José a quien Fr. Carlos María tiene una especial devoción.

Por último, el báculo detrás del campo, simboliza el ministerio pastoral que se le encomienda al obispo de cuidar a todo el rebaño que el Espíritu Santo le confía.

Informes: www.iglesiasanjuancuyo.org.ar.+