Mons. Aguer consideró al Papa un pedagogo de la liturgia
Lunes 5 Nov 2012 | 11:44 am
La Plata (Buenos Aires) (AICA):
“Una cosa que me gustaría destacar es la celebración del Año de la Fe y la liturgia papal que realmente es una cosa bella. El Papa habla frecuentemente del camino de la belleza para llegar a Dios. La liturgia no es solamente la realización del misterio, de la presencia de Cristo muerto y resucitado por nosotros sino que es también un camino para barruntar lo que es la belleza de Dios, lo que es la belleza de la fe. En ese sentido la liturgia es pedagogía. El Papa en ese sentido es un maestro. Y uno lo percibe inmediatamente”, dijo el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, al dar detalles de su reciente participación, por elección de Benedicto XVI, en la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”. El prelado estimó que el Pontífice hará “una exhortación a vivir en serio la vida cristiana” al recoger las conclusiones y propuestas finales de los padres sinodales.
En una entrevista al programa “Claves para un mundo mejor”, el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, dio detalles de su reciente participación, por elección del papa Benedicto XVI, en la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”.

El prelado platense explicó los temas centrales propuestos, comentó cómo fue esta primera experiencia como participante de un Sínodo internacional, detalló cómo era la cotidianeidad de la tarea diaria, compartió anécdotas y señaló la mirada sinodal sobre los medios de comunicación.

También ofreció su punto de vista sobre Benedicto XVI, a quien tuvo durante la Asamblea Sinodal a escasos metros de donde estaba ubicado y con quien compartió diversas concelebraciones.

Monseñor Aguer dijo que se puntualizó que “la conversión no es un cambio de estructuras pastorales o de métodos” y que hubo “una valoración altamente positiva de la parroquia” como un verdadero “centro misionero y por tanto articulada orgánicamente en su interior, con gente preparada para eso”.

Al referirse a las conclusiones y propuestas finales de los padres sinodales, explicó que “se habló mucho de los nuevos medios, de las nuevas tecnologías” y del hecho de que los jóvenes “vivan en el mundo virtual”.

Tras afirmar que “el Papa es un hombre de Dios, evidentemente”, indicó que ahora “probablemente preparará una exhortación apostólica en la que no solamente recogerá las proposiciones, si le parecen bien, sino que, y esto me parece lo más interesante a mí, nos brindará su pensamiento acerca de esto” que supone será “una exhortación a vivir en serio la vida cristiana”.

“Una cosa que me gustaría destacar es la celebración del Año de la Fe y la liturgia papal que realmente es una cosa bella. El Papa habla frecuentemente del camino de la belleza para llegar a Dios. La Liturgia no es solamente la realización del misterio, de la presencia de Cristo muerto y resucitado por nosotros sino que es también un camino para barruntar lo que es la belleza de Dios, lo que es la belleza de la fe. En ese sentido la Liturgia es pedagogía. El Papa en ese sentido es un maestro. Y uno lo percibe inmediatamente”, concluyó.+

Texto completo de la entrevista