El Papa viajará a Nápoles para fortalecer la acogida en el Mediterráneo
Martes 18 Jun 2019 | 12:14 pm
Nápoles (Italia) (AICA):
El próximo viernes 21 de junio, el papa Francisco clausurará los trabajos del congreso “La teología después de la Veritatis gaudium en el contexto del Mediterráneo”, organizada por la Facultad de Teología de Italia Meridional (Sección San Luis) con sede en Nápoles.
El próximo viernes 21 de junio, el papa Francisco clausurará los trabajos del congreso “La teología después de la Veritatis gaudium en el contexto del Mediterráneo”, organizada por la Facultad de Teología de Italia Meridional (Sección San Luis) con sede en Nápoles.

El congreso, del 20 al 21 de junio, reunirá a teólogos y profesores de diversas universidades, Nápoles, Bolonia, Comillas (Madrid), Jerusalén, abordando temas como las migraciones, la interculturalidad, el arte como lugar de encuentro y diálogo, el diálogo con las otras religiones o el discernimiento como método de resolución de las tensiones antitéticas.

El programa

La llegada del papa Francisco a la capital de la Región Campania, se prevé alrededor de las 9. El Santo Padre será recibido, entre otros, por el cardenal Crescenzio Sepe, arzobispo de Nápoles y gran canciller de la Facultad, el obispo de Nola, monseñor Francesco Marino, y el prepósito general de la Compañía de Jesús, padre Arturo Sosa Abascal.

La sesión pública del encuentro tendrá lugar en la plaza frente a la Facultad. El pontífice pronunciará un discurso centrado en el tema del encuentro y luego, después del almuerzo, regresará a Roma a primera hora de la tarde.

Card. Sepe: Construir una sociedad fundada en el diálogo y la acogida
El arzobispo de Nápoles, reflexionando sobre el tema del congreso y la visita del pontífice señaló que se trata de una oportunidad dictada por la “necesidad de una teología que, como enseña el papa Francisco, esté en diálogo con todos los que se preocupan por la casa común, por nuestro planeta y, en particular, por el Mediterráneo”, en la perspectiva de “construir una sociedad fundada en la aceptación, es decir, con respeto a las diferencias, mirando a los demás sin prejuicios”.

Se trata de la segunda visita del Papa a Nápoles, después de la del 21 de marzo de 2015, durante la cual el Papa exhortó a los napolitanos a no permitirse “robar la esperanza”, reaccionando “firmemente” a las organizaciones que “explotan y corrompen a los jóvenes, los pobres y los débiles, con el cínico narcotráfico y otros delitos”.

Para el cardenal Sepe, la presencia de Francisco nuevamente en Nápoles también puede interpretarse como “una reafirmación de esta voluntad del Papa y de la Iglesia para superar el mal con el bien”. Recibir para no rechazar; recibir para evitar los aspectos de las organizaciones criminales que tienden a esclavizar al otro y que tienden a usarlo de alguna manera”. Una respuesta “muy fuerte, muy activa” para vencer a “esta camorra que aún hace estragos”. +