Mons. Mestre: La Santísima Trinidad como modelo de Familia
Miercoles 19 Jun 2019 | 08:07 am
Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA):
En la Solemnidad de la santísima Trinidad, el domingo 16 de junio, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, reflexionó en torno al camino sinodal que recorre la diócesis y los puntos tratados en la última carta pastoral. En este contexto, predicó sobre la fe en el misterio de la Santísima Trinidad, con la relación dinámica entre sus tres Personas Divinas y la familia de Dios.
En la solemnidad de la Santísima Trinidad, el domingo 16 de junio, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, reflexionó en torno al camino sinodal que recorre la diócesis y los puntos tratados en la última carta pastoral.

En este contexto, predicó sobre la fe en el misterio de la Santísima Trinidad, con la relación dinámica entre sus tres personas divinas y la familia de Dios.

Contemplar desde la fe el misterio de la Santísima Trinidad
El prelado marplatense comenzó citando el Catecismo de la Iglesia Católica cuando afirma que “El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida cristiana” y, a su vez que “la intimidad de su Ser como Trinidad Santa constituye un misterio inaccesible a la sola razón”. De este modo, convocó a dar centralidad al misterio de la Santísima Trinidad, “a la vez que tenemos que dejar de querer entenderlo o explicarlo con las solas categorías humanas”. “No perdamos tiempo ni energía en explicarla fuera de la fe”, repitió.

Relación dinámica de las tres personas divinas
En el segundo punto, el obispo de Mar del Plata se refirió la “relación dinámica” que se da entre las tres personas: “El Padre, el Hijo y el Espíritu, están en relación dinámica el uno con respecto al otro en la unidad de ser un solo Dios y en la diversidad de las tres personas divinas”. “Así es nuestro Dios. En su unidad soberana Dios no es estático sino dinámico, dialógico y circular”, explicó monseñor Mestre, “un Dios que nos invita a renovar nuestras relaciones humanas y vinculares en esta misma línea de unidad”.



Santísima Trinidad: Dios familia
“Dando un paso más en nuestra profundización del Dios Uno y Trino, descubrimos que en su dinamismo es realmente un Dios familia”, mencionó el prelado. De hecho, “no habría unidad en la Trinidad si las Personas Divinas no estuvieran íntimamente relacionadas unas con otras”. Sin embargo, “con la misma energía afirmamos la diversidad de las tres personas divinas”, manifestó. “La Santísima Trinidad es modelo acabado de la forma concreta de vivir la diversidad en la gran familia humana, en la Iglesia y en cada una de nuestras familias particulares”.+