El Instituto Montoya recuerda a Mons. Kemerer
Martes 25 Jun 2019 | 10:55 am
Posadas (Misiones) (AICA):
Con la celebración de dos misas, el Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya recordará este miércoles 26 de junio a su fundador, monseñor Jorge Kemerer, al cumplirse un nuevo aniversario de su fallecimiento.
Al conmemorarse un nuevo aniversario de su fallecimiento, el Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya rezará por su fundador, monseñor Jorge Kemerer.

Las misas en honor del fundador serán el miércoles 26 de junio. A las 18, en el Aula Magna (Ayacucho 1962) de la ciudad de Posadas, y a las 19, en la Extensión Áulica de Eldorado.

Sobre monseñor Kemerer
Jorge Kemerer nació el 13 de septiembre de 1908 en San Rafael (Entre Ríos), en el seno de una familia de 14 hijos, varios de los cuales se consagraron a la vida religiosa. A los 12 años ingresó al Colegio de los Misioneros del Verbo Divino en Buenos Aires. Cursó estudios de Humanidades y Filosofía. Fue enviado a Roma, donde estudió en la Pontificia Universidad Gregoriana de la Compañía de Jesús, en la que se doctoró en Teología.

Fue ordenado sacerdote en Roma el 30 de octubre de 1932. Inició su tarea pastoral en la provincia de Santa Fe. En marzo de 1934 es designado vicario parroquial de San José, de Posadas. Era el año de la beatificación de los misioneros jesuitas Roque González de Santa Cruz, Alonso Rodríguez y Juan del Castillo. Este hecho, y la lectura de la vida de los beatos le inspiraron a proponer el cambio de nombre del Colegio San Miguel por el de Roque González, en 1937, año en que fue nombrado director de esa institución educativa.

Durante 3 años estuvo alejado de Misiones, primero en Villa Calzada (Buenos Aires) y luego como colaborador en la Nunciatura de Honduras. A su regreso, en 1940, es nombrado párroco de la iglesia matriz de Posadas y vicario foráneo de Misiones. En este cargo le toca organizar el primer Congreso Eucarístico Diocesano en Misiones (1942).

Entre 1947 y 1957 cumplió su misión en el Seminario de Corrientes y como párroco de Nuestra Señora de Guadalupe en Buenos Aires. En 1957, año en que se crea la diócesis, es designado primer obispo de Posadas. Tomá posesión el 6 de julio de ese mismo año y le correspondió la tarea de organizar la Iglesia diocesana en una provincia también nueva (creada en 1953).

Recorrió la diócesis en visitas pastorales en varias ocasiones y utilizando todos los medios de transporte a su alcance: barco, automóvil, avioneta, carro polaco, tractor, etc. Se interesó por los problemas económicos y sociales de cada comunidad, propiciando soluciones que estuvieran a su alcance. Participó activamente del Concilio Vaticano II y desde entonces, su misión evangélica se inspiró en sus postulados, que puso en práctica a través de la reforma litúrgica y de la acción ecuménica.

El tema de la educación constituyó una de sus preocupaciones fundamentales en la nueva diócesis. El 4 de abril de 1960 fundó el Instituto Superior del Profesorado que bautizó con el nombre de un insigne misionero jesuita: Antonio Ruiz de Montoya y que constituye la primera institución de estudios superiores de Misiones, y otras instituciones nacieron por su iniciativa, de distintos niveles y modalidades, respondiendo a las necesidades de la comunidad misionera. En 1970 creó la Junta Diocesana de Educación Católica. Ese mismo año asumió el rectorado del Instituto Montoya.

Por iniciativa suya Juan Pablo II dividió la diócesis de Posadas en dos. Así, el 17 de agosto de 1986 Monseñor Kemerer consagró obispo de Puerto Iguazú a monseñor Joaquín Piña Batllevell SJ y al día siguiente entregó su ministerio episcopal a monseñor Carmelo Juan Giaquinta, segundo obispo de Posadas.

Sus últimos años los pasó en esa ciudad, ejerciendo el rectorado del Instituto hasta 1994, cuando el obispo, monseñor Alfonso Delgado, lo designó rector emérito. Falleció el 26 de junio de 1998 a los 89 años.+