Francisco: Alabanza, Eucaristía y ascetismo por un nuevo estilo de vida
Sabado 6 Jul 2019 | 12:34 pm
Ciudad del Vaticano (AICA):
El papa Francisco envió este sábado un mensaje al II Foro de las comunidades Laudato si, comprometidas este año sobre el tema de la Amazonía y su explotación: ¨El hombre no puede seguir siendo un espectador indiferente ante esta destrucción, ni la Iglesia puede permanecer en silencio: El llanto de los pobres debe resonar en su boca”.
El papa Francisco envió este sábado un mensaje al II Foro de las comunidades Laudato si, comprometidas este año sobre el tema de la Amazonía y su explotación: "El hombre no puede seguir siendo un espectador indiferente ante esta destrucción, ni la Iglesia puede permanecer en silencio: El llanto de los pobres debe resonar en su boca”.

La reunión tiene lugar en Amatrice: "Un territorio devastado por el terremoto que sacudió el centro de Italia en agosto de 2016 y que más que otros pagó un precio muy alto en número de víctimas. Es un signo de esperanza que nos encontremos en Amatrice, cuya memoria está siempre presente en mi corazón, centrándonos en los desequilibrios que devastan nuestro 'hogar común' ”, expresó el pontífice.

“No solo, escribe el Papa, es un signo de cercanía a tantos hermanos y hermanas que aún viven en el vado entre el recuerdo de una tragedia terrible y la reconstrucción que tarda en despegar, pero también expresa el deseo de hacer que suene fuerte y claro que son los pobres quienes pagan el precio más alto de la devastación ambiental. Las heridas infligidas al medio ambiente son heridas inexorables para la humanidad más indefensa.

La reunión, agrega Francisco, se centra en "la grave y ya no sustentable situación de la Amazonía y los pueblos que la habitan. La situación en el Amazonas es un triste paradigma de lo que está sucediendo en muchas partes del planeta: una mentalidad ciega y destructiva que prefiere el beneficio a la justicia; Destaca la actitud depredadora con que el hombre se relaciona con la naturaleza. Por favor, no olvide que la justicia social y la ecología están profundamente interconectadas ".

Lo que está sucediendo en la Amazonía, de hecho, "tendrá repercusiones a nivel planetario, pero ya se ha postrado miles de hombres y mujeres despojados de su territorio, que se han convertido en extranjeros en su propia tierra, agotados de su propia cultura y tradiciones, rompiendo el equilibrio". Milenaria que unió a esas personas a su tierra. El hombre no puede permanecer como un espectador indiferente ante esta destrucción, ni la Iglesia puede permanecer en silencio: el clamor de los pobres debe resonar en su boca, como ya lo señaló san Pablo VI en su encíclica Populorum progressio ”.

Para fomentar estilos de vida nuevos y sostenibles, Francisco dio a los participantes tres palabras: Doxología, eucaristía y ascesis, indicadas por el pontífice como una receta para un nuevo y sostenible estilo de vida del hombre.

Para el Papa, una de las cosas más necesarias es la capacidad de alabar a Dios o la también llamada “doxología”: “Ante tanta belleza, con admiración renovada, con ojos infantiles, debemos ser capaces de apreciar la belleza que nos rodea y de la cual está tejido también el hombre” explica Francisco en el mensaje. También pide una actitud eucarística ante el mundo y sus habitantes: “Todo se nos da de forma gratuita, no para ser depredado y fagocitado, sino para que se convierta a su vez en don para compartir, don para entregar para que la alegría sea para todos y sea, por ello, más grande”. Por último, pide una actitud ascética, asegurando que toda forma de respeto surge “de la capacidad de saber renunciar a algo por un bien mayor, por el bien de los demás”.

Las Comunidades Laudato si'
Son un movimiento de personas y asociaciones comprometidas en la difusión del pensamiento de esta encíclica del Santo Padre. Originalmente fueron concebidos por la Iglesia de Rieti y por Slow Food, y adoptan y promueven estilos de vida coherentes con los valores y propuestas del documento firmado del papa Francisco, tanto a nivel personal y colectivo, como a través de encuentros y conferencias, o llevando a cabo acciones concretas e iniciativas prácticas.

En Italia hay algunas decenas de comunidades activas, mientras otras se encuentran en proceso de creación. Están presentes en todo el país y tienen bases en veinte localidades, en las provincias de Turín, Cuneo, Asti, Novara, Mantua, Milán, Varese, Pavía, Treviso, Vicenza, Padua, Rieti, Roma, Foggia, Ragusa, Agrigento, Trapani y Caltanissetta.

También comienzan a formarse en otros países, como en el caso de la ciudad de Brasilia en Brasil. Con su compromiso, estas Comunidades contribuyen al movimiento ambiental desde el punto de vista de la "ecología integral", es decir, siempre teniendo en cuenta la estrecha relación que existe entre el respeto a la Casa Común y la justicia social. +