Denuncian actos de intimidación contra comunidades cristianas
Viernes 26 Jul 2019 | 09:10 am
Jerusalén (Tierra Santa) (AICA):
Numerosos actos de intimidación perpetrados contra las comunidades cristianas locales por parte de grupos extremistas judíos considerados cercanos al movimiento de colonos, fueron denunciados por la asamblea de los Ordinarios Católicos en Tierra Santa.
Numerosos actos de intimidación perpetrados contra las comunidades cristianas locales por parte de grupos extremistas judíos considerados cercanos al movimiento de colonos, fueron denunciados por la asamblea de los Ordinarios Católicos en Tierra Santa.

Numerosos actos de intimidación perpetrados contra las comunidades cristianas locales por parte de grupos extremistas judíos considerados cercanos al movimiento de colonos, fueron denunciados por la asamblea de los Ordinarios Católicos en Tierra Santa.

En horas de la mañana del 19 de julio, en Jish, Galilea, asaltantes desconocidos dañaron autos y escribieron en las paredes eslóganes ofensivos en hebreo dirigidos a los cristianos. Días antes, el 12 de julio, a los participantes en una celebración parroquial organizada en la iglesia de Santiago en Beit Hanina, suburbio de Jerusalén Este, les lanzaron tomates y otros objetos como forma de provocación de los residentes en el cercano asentamiento judío de Naveh Yaacov. Al menos en el primer caso, el acto de intimidación fue atribuido a grupos que en los últimos años causaron daños a mezquitas y templos (Tabgha, Beit Jamal, Latrun, la Dormición), firmando sus actos violentos y sus profanaciones con la fórmula “Price Tag” (el precio a pagar).

El 19 de julio los obispos católicos de Tierra Santa emitieron un comunicado en el que, entre otras cosas, expresaron su consternación ante la repetición de actos criminales que no son sancionados, a pesar de las numerosas denuncias efectuadas.

Los ataques y profanaciones contra monasterios, iglesias y cementerios cristianos perpetrados por grupos extremistas identificados con el eslogan “Price Tag” comenzaron en febrero de 2012. Desde entonces, militantes extremistas de grupos cercanos al movimiento de colonos también llevaron a cabo ataques contra mezquitas frecuentadas por árabes palestinos de religión islámica.

Los crímenes cometidos por “Price Tag” expresan el odio racial de la ultranacionalista derecha judía, y a menudo quedan impunes. En mayo de 2016, informó oportunamente la Agencia Fides, la Asociación de Rabinos por los Derechos Humanos, con sede en Israel, lanzó una campaña para sensibilizar a las fuerzas políticas israelíes en torno a la emergencia representada por los ataques contra objetivos religiosos cristianos y musulmanes cometidos por bandas extremistas.+