Indicaciones del arzobispo de La Plata a un sacerdote investigado por supuestos abusos
Lunes 5 Ago 2019 | 12:52 pm
La Plata (Buenos Aires) (AICA):
El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, en una misiva fechada el 15 de julio, le dio una serie de indicaciones al presbítero Eduardo Lorenzo, párroco en la Inmaculada Madre de Dios de la localidad bonaerense de Gonnet, a raíz de una investigación que lleva adelante la fiscal Ana Medina por supuesto abuso sexual.
El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, le dio una serie de indicaciones al presbítero Eduardo Lorenzo, párroco en la Inmaculada Madre de Dios de la localidad bonaerense de Gonnet, a raíz de una investigación que lleva adelante la fiscal Ana Medina por supuesto abuso sexual.

“Dado que estás expuesto a una permanente sospecha y a personas que están muy atentas a tu actividad, y ya que esto termina provocando perplejidad en algunos fieles, parece conveniente evitar todo lo que pueda dar lugar a malas interpretaciones”, le expresó el prelado en una carta.

Por esto, monseñor Fernández le indicó tres cosas al padre Lorenzo en la misiva fechada el 15 de julio:

"Te pido que pongas especial cuidado en cumplir estrictamente mis normas sobre prevención de abusos de diciembre del año pasado, que prohíben a todos los sacerdotes de la arquidiócesis compartir habitaciones con menores de edad, viajar con ellos en autos, estar a solas con menores en cualquier lugar no visible, etc.

“Recogiendo lo que acordamos ayer a partir de una sugerencia que vos mismo me hiciste, te pido que evites realizar cualquier actividad pastoral con menores de 18 años y que delegues todas estas tareas, tanto de la parroquia como del colegio cercano, en el sacerdote vicario.

“Puesto que no cabe anticipar conclusiones, ni tampoco aplicarte sanciones que no corresponden, esto no implica ahora un juicio hacia tu persona ni adelantar resoluciones que competen a la justicia penal. Por lo tanto, tampoco supone que pierdas la fecundidad del ejercicio del ministerio sacerdotal. En consecuencia, te exhorto a entregarte generosamente al servicio de los más pobres, ancianos, presos, enfermos, sin excluir a los jóvenes mayores de edad que valoran tu ministerio. Que en esas tareas encuentres alegría y paz.




Texto de la carta