El Card. Sandri celebra en Jerusalén los 800 años de la peregrinación de san Francisco
Viernes 4 Oct 2019 | 08:08 am
Jerusalén (Tierra Santa) (AICA):
Invitado por la Custodia Franciscana, el cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, se encuentra en Tierra Santa, con motivo de la celebración del 800 aniversario de la Peregrinación de la Paz de San Francisco de Asís.
Invitado por la Custodia Franciscana, el cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, se encuentra en Tierra Santa, con motivo de la celebración del 800 aniversario de la Peregrinación de la Paz de San Francisco de Asís.

Durante su estadía, del 30 de septiembre al 4 de octubre, el purpurado argentino realizó una serie de visitas a institutos e iglesias cristianas en Tierra Santa, comenzando en el pueblo de Ain Karem, que conmemora el encuentro entre María y su prima Isabel, en ese "santuario vivo" que representa la Casa de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Tres religiosas, junto con algunos voluntarios, dieron la bienvenida al prefecto quien celebró la Eucaristía de Santa Teresa de Lisieux en la Capilla de la Casa.

Posteriormente, el cardenal visitó los departamentos y salas del Instituto, que alberga a 52 niños y jóvenes con graves discapacidades físicas y cognitivas, así como la escuela contigua que recibe diariamente estudiantes externos.



Se trata de jóvenes huéspedes, judíos, cristianos y musulmanes, que son atendidos cada día gracias al trabajo en equipo de las monjas, el personal, los voluntarios y los colaboradores puestos a disposición por las autoridades locales. Cuentan además, con la atención de los más modernos medios de rehabilitación funcional, pero sobre todo con un compromiso cristiano que tal como ha dicho el Prefecto: "aquí ustedes hacen vivo y visible el Evangelio de Jesús".

Otra de las visitas fue al Colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (Lasallanos) en la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde el cardenal Sandri pudo permanecer con los tres religiosos presentes, siendo informado de las actividades escolares y de algunas dificultades encontradas por el personal procedente de los Territorios para estar presente en su trabajo diario.

Un espacio especial fue dedicado al diálogo con una clase de estudiantes de bachillerato, a quienes el prefecto lanzó el desafío de lograr un crecimiento global de la persona humana, libre de los condicionamientos impuestos por una mentalidad común que parece triunfar sólo sobre el individuo aislado en lugar de sobre toda la sociedad, y propuso como alternativa el camino que indica el papa Francisco "de abrirse a los demás como un rasgo calificativo del propio camino".

En la Ciudad Vieja, el cardenal Sandri se reunió con el personal en las oficinas de la "Pontifical Mission" y escuchó la historia y las actividades de esta agencia, con los proyectos realizados, los vínculos con donantes de todo el mundo, la atención particular prestada a la promoción de actividades pastorales como el concurso bíblico y la reformulación de algunos libros de texto que explican la historia de la presencia cristiana en Tierra Santa, que desgraciadamente y de manera errónea, es vista como una realidad que viene de fuera y no como originaria de la zona.

Continuando con el "peregrinaje" el cardenal argentino visitó la catedral del Exarcado Griego-Melkita, donde fue recibido por monseñor Yasser Ayyash, y por su predecesor monseñor Zerey, por los sacerdotes, por algunos religiosos y por un grupo de fieles. Después de la oración en la Iglesia, hubo una oportunidad para encontrarse primero con el clero y luego brevemente con algunos laicos. +